“Para 2014 puede haber LTE en Argentina”

El mercado argentino de telecomunicaciones, al igual que otros de la región —como por ejemplo, Brasil— y del mundo, está observando en los últimos tiempos una mayor presencia del Estado, luego de varios años marcados por una participación mínima. Para Edmundo Poggio, director de Marco Regulatorio de Telecom Argentina, esta mayor intervención del Estado es una tendencia que se está dando en el mundo, y responde a un ciclo histórico. El ejecutivo considera además que la tendencia global de las inversiones por parte de los operadores está cayendo. En el plano local, Poggio reclama que los operadores de telefonía tengan la posibilidad de ofrecer todos los servicios y espera asignación de nuevas bandas de espectro para este año. También considera que podría haber LTE en Argentina para el año 2014. De estos y otros temas dialogó con TeleSemana.com.

¿Cuál es su percepción actual acerca del mercado argentino? Es un mercado muy desarrollado para la región. Para el PIB que tenemos, que es más o menos el tercero de la región, estamos compitiendo con Uruguay en penetración móvil, con un 130 por ciento aproximadamente; con un nivel de 35 por ciento de penetración de banda ancha (NdR, en términos de hogares) que es el más alto de América latina, creo incluso que es más alto que Chile, y ni hablar de las redes de televisión paga, que tenemos una penetración muy alta, con una cobertura de un 90 por ciento aproximadamente.

El mercado está bien, está siendo muy empujado por el servicio móvil, y la banda ancha está un poco rezagada por el tema de que no es posible brindar todos los servicios. Entonces, ¿para qué dar más banda ancha si no se pueden ofrecer los servicios? Leí recientemente en los diarios, que la banda ancha en Argentina es menos que en Europa; sí, claro, pero allí hay otros servicios posibles. El problema del mercado de banda ancha es ése, la demanda está estancada porque no hay oferta, no de banda ancha sino de servicios que alienten esa demanda. Pero bueno, el mercado móvil está muy bien.

A diferencia de otros años, hay mayor dinamismo del Estado en el sector… Totalmente. Siempre conviene no olvidarse de que las redes las construyó el Estado, hace 100 años. No sólo acá, en todos los países. Y las construyó el Estado porque, diciéndolo en términos modernos, no había un plan de negocios que las soporte. Entonces, imagino que en aquella época dijeron “hay que hacerlo” por el crecimiento, para que la gente se comunique, la seguridad, etcétera. Y ahora está volviendo a pasar lo mismo. O sea, en un mercado en el que durante muchos años se alentó la competencia, se alentó la eficiencia de las empresas, y esto se ha logrado, la contracara es que, si la empresa quiere ser eficiente no puede invertir en zonas que no son rentables, porque perdería la eficiencia que le requiere el mercado. Esto se resuelve con la intervención del Estado. Esto pasa acá, en Australia, en Francia, en Italia…

Y en Estados Unidos… Estados Unidos tiene una diferencia que es que la red no la hizo el Estado, la hizo un monopolio privado. Y la nueva red la están haciendo otros monopolios privados. Es la única diferencia. Pero la historia también se repite. Lo que antes era AT&T, que tenía el monopolio de un servicio —que era el telefónico— después de un proceso de transformaciones que duró 25 años, que fue la aparición del servicio de larga distancia, el servicio local, después aparecieron las compañías que daban servicios móviles, compañías que daban Internet… pasó todo eso y ahora volvimos al principio, en vez de ser dos compañía son tres… Estamos igual, la única diferencia es que apareció el cable. Y Estados Unidos está en un esquema de competencia por infraestructura que es bastante claro. No están en una competencia de servicios, sino que está compitiendo la infraestructura del cable versus la infraestructura de las empresas telefónicas. Donde las telefónicas ahora ya están integradas verticalmente, es decir, son proveedores de servicios fijos, móviles, local, larga distancia… O sea, volvieron al principio. Nada más que antes era una y ahora son dos, y una o dos grandes en el cable. Estados Unidos se dio cuenta hace unos años y también suspendió el unbundling, para favorecer la competencia en infraestructura. Si no se da el unbundling, aquél que invierte tiene la seguridad de que va a quedarse con la renta de la infraestructura. Obviamente nadie le prohíbe alquilarla, pero no tiene obligación ni condiciones.

En cambio en Europa, que habían avanzado mucho con el unbundling, ahora tienen el problema de resolver, cuando hacen la infraestructura de fibra óptica,  cómo la comparten. Por eso han inventado todo eso de la separación estructural, pero ése es un tema que da para mucho. En definitiva, la intervención de los Estados es algo que existe, que se está produciendo, y en la próxima década va a continuar. Hay que ver cómo se adapta en cada país y se inserta el Gobierno en la operación, competencia o lo que fuere.

Se estima que las inversiones del sector privado y el Gobierno van a ser en conjunto, superiores a las de los últimos 10 años… Sí, seguramente. Si se cuenta lo que va invertir el Estado, sí. El mercado crece, las empresas siguen invirtiendo con aumentos de alrededor del 15 por ciento. Aunque la tendencia global de las inversiones está cayendo. Y esto está causando un problema en los vendors. Pero las inversiones de las empresas móviles, fijas, de los últimos cinco o seis años vienen cayendo. Despacio, pero vienen cayendo a nivel mundial. Y eso es también lo que ha producido también la consolidación que vemos a nivel de los vendors.

Pero volviendo a la pregunta, la inversión que va a hacer el Gobierno acá, y en otros países, va a ser muy importante, con lo cual esto se va a multiplicar por un factor importante.

Pero al margen de la inversión estatal, las inyecciones de las empresas privadas vienen aumentando entre 10 y 15 por ciento frente al año anterior. ¿Cree que hay crecimiento en las inversiones, está el Estado dinamizando la inversión privada? Yo creo que hay un crecimiento en la facturación y consecuentemente hay un aumento en las inversiones. Sobre todo, si hablamos de Argentina. Acá una buena parte de las inversiones se hace por competencia y no por demanda. Supongamos que alguien sale a ofrecer un servicio de 10 MB, entonces otro dice “bueno, salgamos nosotros con 20 MB”. No es que viene la gente y dice “déme 20 MB”. Lo que está pasando es eso. Hay una buena parte de las inversiones que está movida por la competencia, lo cual es muy sano, pero no responde tanto a la teoría económica de que la demanda es la que mueve la oferta. Telecom está incrementando sus inversiones en ese orden, y he escuchado algunos anuncios de otras empresas que van a invertir mucho. O sea que sí, va a haber inversiones importantes acá.

¿Cuál es su opinión acerca del proyecto de la Red Federal de Fibra Óptica? Estamos participando activamente del proyecto, al igual que otros operadores, desde el principio. Hemos tenido varias reuniones, el Gobierno nos ha escuchado y consultado. Esto lleva casi un año, y hemos estado trabajando con las autoridades. Es una tendencia que se da en el mundo. Lo veo bien y útil, siempre que sea complementario y no suplementario. Esto se va a complementar también con los proyectos de Servicio Universal que se están abriendo ahora.

¿Cree que la licitación de espectro prometida por el Gobierno hace algún tiempo ya, va a llegar este año? No creo. Espero. En realidad son dos licitaciones las que están prometidas. Una es la de “saldos y retazos”, lo que devolvió Telefónica, más lo que estaba vacante de la banda de 800 MHz y 1900 MHz. Entiendo que ésa va a ser un licitación orientada a los operadores que están acá en el mercado para que completen sus bandas al estilo de lo que se hizo algunos años atrás en Brasil. Y la banda AWS, 1700 MHz – 2100 MHz. Supongo que las dos se van a hacer en los próximos meses.

¿Espera que estas últimas sean abiertas a nuevos operadores? Sí, seguramente van a ser abiertas. Sin duda.

¿Hay expectativas de licitaciones en 2,5 GHz como en otros mercados de la región? No. Esa banda no está libre en Argentina. Está repartida a nivel de áreas. Pero en esa banda no se está pensando. La otra banda en la que se está trabajando es en la banda del dividendo digital, la banda de 700 MHz. Esa es para más adelante, obviamente, no va a ser este año, pero es la banda en la que se desplegaría LTE.

¿En 1700 MHz – 2100 MHz no cree que pueda haber LTE? Sí, puede ser.

¿Cuándo cree que se podría ver LTE comercialmente disponible en Argentina? Para mí, LTE es algo que sigue siendo todavía una idea, un concepto, aunque dicen que hay operadores que ya lo tienen. Pero todavía los estándares de LTE no están finalizados, y ya se habla de LTE Advanced… Yo pienso que Argentina, si el año que viene atribuye la banda y para el otro la licite, para 2014 puede haber LTE en Argentina. Tal vez antes, porque es posible que alguien diga “voy a hacer LTE en 1700 MHz – 2100 MHz”, pero me parece que hoy mucho sentido no tiene todavía. Siendo un mercado que todavía estamos desarrollando 3G. Hay un camino evolutivo también en 3G. Todos estamos más o menos ahí.

Ahora que Telecom Argentina alcanzó un acuerdo entre los accionistas, ¿hay una nueva etapa para la empresa? Seguramente. Ahora la etapa está claramente manejada por Telecom Italia, y los socios locales acompañan. También se ha llegado a un acuerdo con el Gobierno por el tema del gobierno de la compañía, así que en ese sentido somos más que optimistas.

Esto va a desatar más proyectos. Sí, obviamente. Seguramente proyectos de más largo plazo. Pero bueno, la empresa está muy bien, como se ve. Así que supongo que estará mejor. Yo creo que para nosotros esto internamente fue un alivio para la empresa. No es que acá dentro se hayan notado los efectos. La empresa funcionó igual, le fue bien igual. Pero creo que para todos los que estamos acá es un alivio saber que los accionistas están bien y se aclararon todos los problemas.

¿Qué se puede esperar del mercado argentino y de Telecom a futuro? Hay varias decisiones regulatorias importantes que se van a encarar seguramente con el nuevo Gobierno. Mucho más si continúa esta línea, pero también si cambia. Hay temas que son muy importantes y que van decidir el futuro de las cosas acá es la historia de la unificación de los servicios —tampoco me gusta llamarlo más triple play porque es un término un poco viejo— pero que todos puedan ofrecer todos los servicios. E inmediatamente después de eso, es el tema de las frecuencias, de la atribución de las bandas. Pienso que dentro de un tiempo toda esta vorágine de lanzamientos del Gobierno que todos los días anuncia algo distinto, bueno, creo que en algún momento se sentarán y van a ordenar un poco esto. Y el tercer ítem es aclarar cómo va a ser el rol del Gobierno. Son las tres cosas que a mí me parece que van a cambiar este mercado o operar sobre este mercado.

El problema del espectro es un problema muy grande, que está deteniendo las inversiones y encareciendo los servicios. Nosotros somos el país que tiene menos frecuencias, y más clientes. El tope de espectro es de 50 MHz para cada operador. Argentina tiene asignado 170 MHz para servicios móviles, entre todos los operadores. Estados Unidos tiene 500 MHz y está buscando 500 MHz más. Europa tiene más de 300 MHz. Por eso la urgencia de estas dos bandas para descomprimir la situación.

Teniendo en cuenta que éste es un año electoral, si cambia el signo político en las elecciones, ¿podría haber algún riesgo para el mercado? Lo ignoro, porque no es que hayamos visto un programa de Gobierno la oposición, porque tampoco sabemos muy bien quién es la oposición. Yo pienso que el mercado argentino tiene obviamente ritmo propio, los privados son todos muy importantes. El impacto que tenga esta intervención del Gobierno se va a ver recién en un par de años. Va a haber un impacto en las inversiones, va a haber mucho movimiento pero a nivel de los vendors. A nivel de servicio, eso no va a influir mucho en los primeros tiempos. Por eso es importante que en algún momento, el Gobierno diga “vamos para allá, hagamos esto, priorizamos aquello”. Hoy yo veo que no están priorizando nada, están haciendo todo. Pero aunque venga otro Gobierno, algún rol va a tener. Porque esto está pasando en todo el mundo.

TeleSemana
TeleSemana es la publicación online de telecomunicaciones líder de America Latina, ofreciendo información estratégica a más de 16.000 profesionales de la industria. Más de 200 operadores móviles, fijos, satelitales y cable operadores, y más de 60 agencias reguladoras y gubernamentales de 23 países diferentes de la región acceden a TeleSemana.com diariamente. TeleSemana.com es reconocida por la calidad de sus contenidos, sus análisis y su valor estratégico.

70 Comentarios

  1. I think this is a real great article. Want more.

  2. Major thanks for the article.Much thanks again. Really Cool.

  3. I appreciate you sharing this article post.Really looking forward to read more. Awesome.

  4. Hey, thanks for the article post.Much thanks again. Keep writing.

  5. I really enjoy the article post.Thanks Again. Much obliged.

  6. Wow, great article post.Really looking forward to read more. Great.

  7. Muchos Gracias for your article post.Really thank you!

  8. Im obliged for the blog post.Much thanks again. Will read on…

  9. Really informative blog article.Much thanks again. Really Great.

  10. Thanks so much for the post. Want more.

  11. wow, awesome blog post.Really thank you! Fantastic.

  12. Hey, thanks for the blog article.Really thank you! Will read on…

  13. Thanks for the post. Want more.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.