Google tiene debilidades y comete errores ¿sabrán los operadores como capitalizarlos?

Fuente: ABI Research

No hace falta recordarle a nadie que la relación entre Google y los operadores de telecomunicaciones es como el de una pareja torturada por un amor convulso, donde odio y amor conviven como pueden para mantener la relación a flote. Pero en toda relación, dicen, siempre hay uno que quiere más al otro, o uno que quiere menos, y ese desbalance genera una situación de poder a favor del menos generoso. Y siguiendo con la analogía, Google es quien quiere menos, pero los operadores no se atreven a dejarlo ir como pareja.

Debido a la analogía antes descrita, los operadores móviles enfrentan teorías sobre cómo pueden darle la vuelta a la tortilla y que sea Google la que venga suplicando por dosis de amor. La principal es que los operadores tienen algo que Google no tiene: la red. Un factor que, por ahora, parece que los operadores no han sido capaces de capitalizar.

Para salir de la teoría de que la red sí es un factor importante y que Google no siempre acierta por no tenerla, nos encontramos con que el gigante de Internet ha tenido que suspender temporalmente su servicios de Near Field Communications (NFC) Google Wallet  a través de tarjetas prepago por haberse encontrado un agujero de seguridad, nada más y nada menos.

Google ofrece este servicio de billetera móvil a través de dispositivos Android comercializados por el operador Sprint, ya que AT&T, Verizon Wireless y T-Mobile decidieron crear un Joint Venture (JV) llamado ISIS para desarrollar el mercado de NFC en Estados Unidos, dejando a Sprint fuera de la jugada.

Además, a finales de diciembre de 2011, la blogsfera de Estados Unidos se incendió al conocerse la noticia de que Verizon Wireless bloquearía el servicio Google Wallet en los dispositivos NFC con Android, como el Galaxy Nexus de Samsung. Verizon Wireless emitió un comunicado asegurando que no estaba bloqueando el servicio sino que estaba evaluando sus implicaciones de “seguridad”.

Así pues, ahora, le tocará a Google llevar a cabo una costosa campaña para volver a generar confianza con sus servicios NFC y dinero móvil. Por si fuera poco deja a Sprint, un operador móvil importante, un tanto desprotegido ante las posibles reclamaciones que algunos usuarios, sin duda, dirijan contra el operador por ser quien les vendió los dispositivos con NFC y la billetera móvil de Google. Quizá Sprint ya no quiera tanto a Google y sea éste el que venga a llamar a su puerta pidiendo clemencia.

Este agujero en el servicio demuestra que Google también tiene fisuras. Jugar a ser un proveedor de servicios de telecomunicaciones donde además se involucran las finanzas de los usuarios es algo que los operadores sí saben hacer, y bastante bien. Llegar a la experiencia de los operadores en manejar sistemas prepago, por ejemplo, es algo que a estos les ha llevado años.

Cómo aprovechar estas debilidades reales de los over-the-top (OTT) como Google es también otro reto para los operadores para poder reconquistar parte del terreno perdido contras estos nuevos proveedores. Este problema de Google demuestra que los operadores sí tienen armas y que su red es un activo clave.

Rafael A. Junquera
Cuenta con más de 16 años de experiencia cubriendo el sector de las telecomunicaciones para América Latina. El Sr. Junquera ha viajado constantemente alrededor del mundo cubriendo los eventos de mayor relevancia para la industria en América, Europa y Asia. Su experiencia académica incluye un BA en periodismo escrito por la Universidad de Suffolk en Boston, MA, y un Master en Economía Internacional en la misma institución.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.