Desregularizar el mercado MVNO: un logro en España, un ensueño en Latinoamérica

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) aprobó la desregularización del mercado mayorista de acceso a redes móviles. Cuando la medida se apruebe de forma definitiva y se publique en el Boletín Oficial, el plazo máximo para la liberación del mercado de MVNOs será de seis meses.

Once años atrás la CNMC consideró necesario aplicar una regulación para imponer obligaciones a Telefónica, Vodafone y Orange, para que dieran acceso a su infraestructura para los servicios móviles virtuales. El objetivo no era otro que propiciar un terreno fértil donde pudieran crecer los MVNOs y dinamizar un mercado estanco en manos de tres operadores.

En la actualidad, el mercado español ya está maduro en cuestiones de MVNOs como demuestra la cifra de 30 jugadores de este tipo para una población de 40 millones de habitantes. La suma de ellos junto a Yoigo, cuarto operador con red en el mercado español, supera el 15 por ciento en términos de participación de mercado.

En este contexto, la Comisión argumentó su decisión indicando que ahora “el mercado de acceso a redes tiende a la competencia efectiva y, en consecuencia, deben retirarse las obligaciones regulatorias vigentes (…) Durante este tiempo los precios mayoristas que los MVNO pagan a los operadores con red se han ido reduciendo (…) y esto ha permitido que los MVNO puedan mejorar los precios ofrecidos a sus clientes”.

También señaló que más de 10 operadores alcanzaron un acuerdo mayorista de acceso a los servicios 4G de sus operadores anfitriones y que, tras analizarse la situación del mercado, se determinó que la desregularización no traerá como consecuencia un aumento de prácticas anticompetitivas. En caso de que las hubiera, la CMCN podrá intervenir nuevamente, concluyó.

Así las cosas, no quedan dudas que la decisión se desprende de la convicción de que España logró una madurez tal en el mercado que ya no es necesario poner filtros regulatorios, quizás por el tiempo transcurrido, tal vez por los actores involucrados o una mezcla de ambos. El por qué es debatible pero la introspección obligatoria: ¿Cuándo Latinoamérica podrá siquiera hablar de desregular el mercado MVNO?

La pregunta admite respuestas y argumentos variados pero está claro que la situación actual no permite ser muy optimistas. La mayoría de los países de la región presenta un mercado dividido entre tres o cuatro operadores con red y un porcentaje mínimo de “otros” entre los que se encuentran los virtuales. Si a esto se suma la alta penetración que ya alcanzó el servicio, el ingreso exitoso de nuevos actores parece utópico a menos que la regulación sea muy propicia.

México aparece como el mejor caso a escala regional, por la cantidad de empresas que funcionan bajo esta modalidad y la cantidad de suscriptores que acapara y, aún así, los MVNO en conjunto no superan el dos por ciento de participación de mercado. En Chile la situación es similar y, de hecho, los virtuales piden al regulador mejores condiciones para poder competir.

Argentina, Brasil, Colombia, Perú siguen la lista en expectativas pero la realidad marca que Latinoamérica aún está lejos de España y hay más quejas por falta de regulación que ganas de quitarla.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.