La brecha digital en el mundo se está convirtiendo en un “abismo” digital

A pesar de los esfuerzos por reducir la brecha digital en el mundo, esta no deja de crecer hasta tal punto que, según Huawei y su Global Connectivity Index 2017 (GCI 2017), la distancia en el desarrollo digital entre naciones es definida como “abismal”.

Las economías digitalmente desarrolladas continúan avanzando en su digitalización debido a las mayores inversiones y adopción en tecnologías de la información y comunicación. Al mismo tiempo, las economías en desarrollo digital también han comenzado a acelerar su crecimiento mediante la inversión estratégica en las capacidades TIC y su transformación digital; a pesar de que ambos avanzan, la brecha sigue creciendo, concluye el reporte.

Según GCI 2017, el progreso global hacia una economía digital se está acelerando. El puntaje mundial del GCI subió cuatro puntos porcentuales desde 2015. El informe muestra que las TIC se han convertido en un motor del crecimiento económico, no parece que este último punto genere ningún debate o duda.

De los 50 países analizados por el GCI 2017, 16 se consideran Frontrunners, 21 Adopters, mientras que los 13 restantes son Starters. Estos grupos reflejan el progreso de las naciones en la transformación digital. Los Frontrunners (PIB promedio per cápita de 50.000 dólares) son en su mayoría economías desarrolladas que continuamente incrementan la experiencia digital de los usuarios, utilizando grandes volúmenes de datos y IoT para desarrollar sociedades más inteligentes y eficientes. Los Adopters (PIB promedio per cápita de 15.000 dólares) se enfocan en aumentar la demanda de TIC para facilitar la digitalización de la industria y el crecimiento económico de calidad. Los Starters (PIB promedio de 3.000 dólares) están en la primera etapa de la construcción de infraestructura TIC y se enfocan en aumentar el suministro de TIC para ofrecer mayor acceso a las personas al mundo digital.

El informe asegura que los Adopters económicos deben prestar atención a la creciente desigualdad, señalando que “la brecha digital se convierte en un abismo digital”.

“Al examinar tres años de datos GCI, vemos una creciente desigualdad, una versión TIC del ‘Efecto Mateo’, la teoría de la sociología que dice: los ricos se hacen más ricos y los pobres se hacen más pobres”, dice el reporte. “Esto sugiere que los grupos o individuos que tienen una ventaja acumulada con el tiempo no sólo triunfan, sino que aprovechan su ventaja inicial para alejarse cada vez más de los competidores. Los legisladores deben entender que esta creciente brecha digital afectará a todos los sectores de la economía y la sociedad. Las naciones que no pueden construir un crecimiento económico sostenible también pueden tener dificultades para alimentar, educar y proporcionar oportunidades de trabajo para su gente”, concluye el informe.

Los países Frontrunners lograron un aumento de 4,7 puntos en el GCI de 2015 a 2017 aprovechando las capacidades de Cloud, Big Data e IoT. Los Adopters experimentaron una subida de 4,5 puntos en promedio. Mientras, los Starters, más lentos en su adopción, cayeron más abajo en su capacidad para competir en la economía digital, con solamente una mejora de 2,4 puntos.

Las áreas clave en las que la desigualdad entre los clusters es un problema incluyen las suscripciones a la banda ancha móvil, la mano de obra de TI per cápita, la inversión en TIC en relación al PIB, la descarga de aplicaciones por habitante y la base instalada de IoT per cápita. Cabe señalar que un aumento de un punto en el puntaje de GCI es equivalente a: un aumento de la competitividad del 2,1 por ciento, un aumento de 2,2 por ciento en la innovación nacional y un aumento de 2,3 por ciento en la productividad, asegura el informe.

GCI 2017 parece confirmar que la relación entre la inversión TIC y el crecimiento del PIB es generalmente aceptado por los gobiernos y las industrias. Examinando los datos del GCI 2017 con numerosos modelos de pronóstico económico, el informe concluye que una nación que aumente su inversión en infraestructura TIC en un 10 por ciento adicional anual entre 2017 y 2025 puede beneficiarse de un efecto multiplicador. “Usando este modelo de impacto económico encontramos que cada dólar adicional en inversión en infraestructura TIC podría traer un retorno de tres dólares en el PIB en la actualidad, 3,70 dólares en 2020 y hasta cinco dólares en 2025”.

Los 50 países evaluados por el GCI 2017 representan el 90 por ciento del PIB mundial y el 78 por ciento de la población mundial.

TeleSemana
TeleSemana es la publicación online de telecomunicaciones líder de America Latina, ofreciendo información estratégica a más de 16.000 profesionales de la industria. Más de 200 operadores móviles, fijos, satelitales y cable operadores, y más de 60 agencias reguladoras y gubernamentales de 23 países diferentes de la región acceden a TeleSemana.com diariamente.TeleSemana.com es reconocida por la calidad de sus contenidos, sus análisis y su valor estratégico.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.