Una de cal y otra de arena para la concentración AT&T-Time Warner

Con solo un día de diferencia, como si se hubieran puesto de acuerdo, los entes de competencia de América Latina se pronunciaron sobre la concentración entre AT&T y Time Warner, anunciada en octubre de 2016 y aprobada por los accionistas de ambas compañías en febrero de este año.

En este primer round —todavía falta la decisión del Departamento de Justicia de los Estados Unidos— el operador norteamericano recibió una buena noticia desde tierras mexicanas y una mala desde el sur del continente. Es que mientras México dio vía libre a la integración —fue aprobada tanto por la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) como por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT)—, Brasil consideró que la concentración de ambas compañías, tal como está presentada, sería contraproducente para el mercado. La decisión de la Superintendencia General del Consejo Administrativo de Defensa Económica (Cade) de Brasil, no obstante, no es definitiva y deberá ser analizada por el tribunal del organismo.

En Brasil, la mayor preocupación está en el futuro del mercado de TV Paga, donde AT&T participa bajo la marca Sky. En México, el mercado es algo diferente ya que el operador norteamericano, además de participar en el mercado de servicios móviles, también ofrece servicios DTH a través de Sky, pero en este caso en alianza con Grupo Televisa. Las decisiones de Cade y el IFT parecen contradecirse, aunque en el análisis detallado no son tan distintas.

El regulador de telecomunicaciones de México —organismo encargado de analizar los efectos de la concentración en los mercados de telecomunicaciones y radiodifusión— consideró que en el segmento de telecomunicaciones móviles “no se identificaron riesgos al proceso de competencia económica y libre concurrencia” pero alertó sobre posibles efectos contrarios en el mercado de TV paga. Por este motivo, la decisión es aprobar la fusión con ciertos condicionamientos.

En Brasil, la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) de Brasil ya se había pronunciado en contra de la integración y hasta había impuesto medidas cautelares para que ambas compañías se abstengan de compartir información relevante o celebrar acuerdos hasta tanto se conozca la decisión de las autoridades sobre su concentración.

Ahora, en una sugerencia al plenario, la Superintendencia General de Cade indicó que la integración vertical propuesta permite alinear los intereses entre la programadora Time Warner y el proveedor de TV paga Sky, dos compañías que poseen un poder relevante en el mercado —Sky contaba con unos 5,2 millones de suscriptores, de acuerdo con cifras de la Anatel a finales de 2016—. De esta manera, se crearían incentivos para el cierre de los mercados de licenciamiento/programación y operación de TV paga.

Según Cade, la estructura resultante de la operación permitirá a Time Warner acceder a información sensible de todos sus competidores a través de Sky. De la misma forma, AT&T tendrá acceso a información sobre condiciones negociadas por sus rivales con Time Warner.

Cade afirmó que la empresa también podría adoptar diversas formas de discriminación contra sus competidores, tanto en el mercado de contenidos como de TV por suscripción. La misma preocupación es compartida por el IFT de México, que advirtió que, una vez realizada la concentración, AT&T y Time Warner estarían en condiciones de “impedir el acceso a la provisión y licenciamiento de canales y paquetes de canales de TV paga a terceros” y establecer barreras de entrada.

Asimismo, y debido a la composición del mercado brasileño, Cade alertó que la operación podría habilitar una coordinación entre los dos mayores programadores (Globosat y Time Warner) y los dos mayores operadores de TV paga (Net/Claro y Sky), situación que, obviamente, perjudicaría a los consumidores. En México, IFT también se mostró preocupado por esta posibilidad y resaltó que la empresa fusionada podría coordinarse o intercambiar información con Grupo Televisa en la provisión de canales para TV paga. Grupo Televisa es, además, agente dominante en el mercado de TV paga mexicano.

Ahora, el órgano colegiado de Cade podrá aprobar la fusión con restricciones o celebrar un acuerdo de control de concentración (ACC) que permita evitar las preocupaciones identificadas por el regulador de competencia. Existe un antecedente, y es precisamente el mexicano, para esta última alternativa: allí la concentración fue aprobada con las condiciones de separación de Sky México respecto de la provisión de canales para proveedores de Star por parte de Time Warner y AT&T a nivel de consejeros y personal relevante; separación de HBO LAG de las operaciones de Time Warner en la provisión de canales para TV paga; obligación de atender todas las solicitudes de acceso a canales que Time Warner reciba de los proveedores de la TV paga y a negociar en condiciones competitivas; y mantener mecanismos de reporte y verificación.

En un comunicado envíado a sus accionistas, AT&T celebró la victoria en México y destacó que espera completar la operación antes del cierre de 2017.

Leticia Pautasio
Leticia Pautasio es periodista y Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Quilmes (Buenos Aires, Argentina). Durante su carrera profesional se desempeñó en gráfica, radio y medios de comunicación en línea. Desde 2009 se especializa en tecnología, telecomunicaciones y negocios; cubriendo la realidad del sector en América latina. En 2013 obtuvo el diplomado "El Periodista Latinoamericano como agente y líder en el desarrollo social" del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (México). Contacto: leticia.pautasio@telesemana.com

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.