Argentina: FSU, regulador y cooperativas forman un triángulo favorable para achicar la brecha digital

Argentina presenta, como toda la región, el desafío de encontrar alternativas al objetivo de bajar la brecha digital. El objetivo se vuelve más difícil en sitios que resultan poco rentables para los privados. Nacieron en esto contexto los concursos de aportes no reembolsables, parte de los cuales fueron aprovechados recientemente por una cooperativa para dotar de Internet a sitios aislados en la localidad de Morteros, en Córdoba.

La Cooperativa de Servicios Públicos de Morteros fue la firma que se involucró en el proyecto por el cual se dota de  banda ancha a 13 escuelas rurales, 40 hogares, tres clubes sociales y un destacamento policial de la ciudad del departamento de San Justo, ubicado al noroeste de la provincia. “Los centros educativos podrán disponer de un servicio de Internet que superarán en 30 veces la velocidad que tenían antes”, indicó el regulador en un comunicado.

“Seguimos poniendo foco en pequeñas y medianas localidades, lo que permite acercarnos más al objetivo de conectar a todos los argentinos”, agregó el vicejefe de Gabinete, Andrés Ibarra. El proyecto es parte del Plan Nacional de Conectividad, que tiene como foco central la reducción de la brecha digital. Fue presentado hace tres años y relanzado hace cinco meses con objetivos agresivos, como cubrir a 2.800 localidades o lo equivalente al 93 por ciento de la población local con 4G.

Argentina transita la segunda etapa del Concurso de Aportes No Reembolsables. La primera inicio en 2016 y Enacom aportó subsidios por 350 millones de pesos (8,7 millones de dólares). En la ahora vigente se destinarán hasta 900 millones de pesos (22,3 millones de dólares), también para promover el acceso a Internet en localidades de hasta 5.000 habitantes. El aporte del regulador es de hasta el 80 por ciento de la iniciativa. En el proyecto en Morteros, el aporte de Enacom fue de 1,8 millones de pesos (44.777 dólares), quedando el 20 por ciento restante a cargo de la cooperativa.

Las cooperativas, entonces, aparecen como pata necesaria del triángulo para llegar a sitios no atendidos por los operadores tradicionales. A esta novedad se suma la pronta incorporación de la Cámara de Cooperativas de Telecomunicaciones (Catel) como MVNO en Argentina, entidad que también anuncia entre sus premisas la llegada de servicios 4G a sitios aislados. Su lanzamiento será primero en ciudades del interior que aparecen entre los pendientes de las empresas privadas.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.