Migración a planes más altos y permanencia, el lado B de los “gigas compartidos”

“Acompañar los cambios de consumo de los clientes con foco en mayor disponibilidad de datos”, esgrimió como objetivo Telecom Argentina cuando, en noviembre de 2017, lanzó al mercado su propuesta con nombre comercial “Gigas compartidos”. La idea fue replicada por al menos cuatro empresas en Latinoamérica en busca de satisfacer a sus clientes y, en paralelo, provocar la migración a planes más altos y favorecer la permanencia.

La idea de data sharing es similar en todos los casos, aunque con pequeñas diferencias entre quienes los ofrecen. Algunos optan por hacerlo exclusivamente en planes familiares mientras que otros limitan su disponibilidad a quienes contraten planes a partir de un precio determinado. Su funcionamiento es simple: una línea pospago cede parte de su cuota mensual de datos a otra y puede monitorear su uso a través de su cuenta online en el operador.

El punto para las empresas no es muy secreto: la opción está disponible en los planes más costosos, para pospagos y, claro, exclusivamente para líneas de un mismo operador. Si alguna de las líneas que forma parte del circuito deja de ser cliente o, en casos, opta por un plan más económico, perderá el beneficio. Una estrategia positiva para reducir el churn y migrar clientes a planes más altos.

Movistar, que ya había presentado la propuesta en Argentina, lanzó el servicio en Colombia esta semana. Se llama “Pasa gigas, pide gigas” y permite compartir hasta el 50 por ciento de los datos de un plan a terceros. Ambos deben contar con planes iguales o superiores a 57.990 pesos (17,8 dólares). Se permiten hasta tres transferencias por mes en fracciones de entre 1 y 12 GB.

En este caso, como en los otros, el beneficio de intercambiar datos se suma al del uso aplicaciones bajo el concepto de zero rating. Telefónica Colombia indica que los clientes alcanzados por este plan o superiores podrán navegar por Facebook, WhatsApp, Twitter, Waze y ahora también por Rappi sin gastar datos de su plan. Con esto, resume la empresa, “los clientes podrán sacarle más provecho a sus datos”.

La nueva propuesta tal vez le sirva al operador para mantener en crecimiento su base de usuarios móviles. Según el último registro contaba con 15,7 millones, siete por ciento más que cuando terminó 2017. También podrá contribuir a robustecer la modalidad pospago teniendo en cuenta que solo el 24 por ciento de sus líneas corresponden a esta modalidad. El ARPU del operador se ubicó en 3,9 euros, por debajo del promedio de 4,4 euros de hace un año.

Se podría tomar para analizar cómo funcionó para Vivo o Algar Telecom, en Brasil, aunque en esos casos se ofrecen planes familiares con una cantidad determinada de gigas para compartir entre hasta nueve líneas. En el caso de Personal, en Argentina, es la línea “dadora” la que debe tener contratado alguno de los planes autorizados para dar gigas y basta con ser pospago de cualquier plan para recibir esos datos.

El número de usuarios de Personal cayó en el último año. Su base móvil en Argentina se redujo en 700.000 clientes, prácticamente lo mismo que en 2017. Al cierre del año pasado contaba con 18,3 millones de usuarios, de los cuales el 39 por ciento era pospago, contra el 35 por ciento que correspondía a esa modalidad un año atrás. En este caso, por ejemplo, se podría indicar que la iniciativa comercial pudo apalancar la participación pospago, aunque esto parece ser una tendencia mundial.

En este contexto, la presentación del plan de data sharing podrá ser útil a Telefónica Colombia para aportar al segmento pospago, tal como hizo en Argentina, donde esa modalidad se expandió 2,9 por ciento en el último año. También para ayudar a la costumbre, que ya funciona como parte de los argumentos de quienes escogen no cambiar de proveedor de servicios, o para mostrarse atento a las necesidades de sus clientes. Será, en definitiva, una estrategia que ,aunque no parece determinante, funciona a favor de los operadores en su intención de mejorar la cantidad y calidad de sus clientes.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.