“En IoT estamos viendo una reducción de precios significativa”

“En IoT estamos viendo una reducción de precios significativa”
Guillermo Freund, presidente de Cadieel 4.0. Imagen: Cadieel

La Cámara Argentina de Internet (Cabase) y la Cámara Argentina de Industrias Electrónicas, Electromecánicas y Luminotécnicas (Cadieel) firmaron un convenio de cooperación y articulación para impulsar el desarrollo de proyectos de Internet de las Cosas (IoT). El plan es trabajar en conjunto para impulsar iniciativas, proyectos y acciones que potencien el desarrollo del ecosistema local de dispositivos, redes, servicios y soluciones IoT con foco en las cooperativas, empresas pymes y start-ups de todo el país.

“Hace un año y medio se tomó la iniciativa de propiciar que las empresas puedan añadir valor al hardware que desarrollan y producen. Queremos que nuestros socios desarrollen soluciones digitales sobre las tecnologías y buscamos incorporar a la cámara nuevos socios de empresas de tecnología y desarrolladores”, explica Guillermo Freund, presidente de Cadieel 4.0, de la Comisión de Electrónica de la cámara que reúne a las empresas industriales. Este proyecto aparece como puntapié inicial del acuerdo con Cabase.

¿Cuáles son los alcances del acuerdo entre ambas cámaras?

Creemos que hay varias capas que conforman el universo de soluciones digitales. La primera es la conectividad y, en este sentido, Cabase es el representante natural porque ellos proveen la conectividad a Internet. Cadieel, en tanto, representa a las empresas que se encuentran en la segunda capa porque son las que desarrollan las aplicaciones, el software y el hardware que se necesita para IoT. Luego, hay una tercera capa que es todo lo que se refiere a Big Data o inteligencia artificial que es todo lo que conlleva el procesamiento de la información que generan todos estos sistemas.

En Cadieel nos dimos cuenta que lo que hacemos es una tarea muy complementaria a la de Cabase. El acuerdo, básicamente, nos va a permitir que cuando se necesiten soluciones específicas o presentaciones se pueda colaborar y convocar a las empresas del portafolio de Cadieel.

Internet de las Cosas lleva ya algunos años de desarrollo pero, todavía, no se ha visto un impacto fuerte en el mercado, ¿por qué cree que estamos en esta situación?

Creo que hay varias razones. En Argentina, por ejemplo, la crisis económica hace que muchos de los proyectos que están en proceso de evaluación no se estén ejecutando. No están cancelados, pero sí demorados. Hay hospitales o empresas que querrían invertir en soluciones pero actualmente cuentan con restricciones presupuestarias.

Por otro lado, creo que existe un primer impulso entusiasta sobre las tecnologías que lo amplifica todo pero, luego, en el análisis más concreto en el que las empresas comienzan a revisar cuál es el resultado de la inversión, cómo se financia o cómo se va a poder incorporar la tecnología, bueno, allí es dónde se encuentran más dificultades.

En ciudades inteligentes hay cosas que empiezan a hacerse pero, por ejemplo, la Ciudad de Buenos Aires —que es la jurisdicción con mayor presupuesto del país— recién ahora está implementado paradas de transporte público inteligentes. También hay algunas implementaciones a nivel piloto en otras áreas. Son todas cosas que, en algún momento, van a madurar.

Del entusiasmo inicial a la implementación hay muchos pasos.

Lo importante y lo que yo valoro es que se está trabajando mucho en soluciones locales. Si bien hay muchas soluciones que pueden implementarse a paquete cerrado y pueden provenir de empresas internacionales, hay muchas otras que pueden y se están desarrollando localmente.

En temas de conectividad se están barajando diferentes alternativas desde LPWA, Sigfox, LoRa hasta las redes celulares, ¿cómo ven desde Cadieel este ecosistema?

Cadieel no propicia ninguna tecnología en particular pero sí acompaña. Nosotros tenemos cerca de 100 empresas y ninguna de ellas se casa tampoco con ninguna tecnología. Hay algunas cosas hechas con LoRa o Sigfox y, las celulares, en tanto, están todavía preparándose, entiendo que pronto estarán por realizar algún que otro lanzamiento.

En realidad, lo que creo es que hay que ser pragmático y ver la mejor solución para cada caso. La misma aplicación puede funcionar con Sigfox en algunos ámbitos y con LoRa en otras ciudades por temas de cobertura. Lo más probable es que la mayoría de los desarrolladores se adapten a cualquier tecnología.

En algunas conversaciones surgió que el costo de los módulos de conectividad —fundamentalmente celular— es todavía alto y, por consiguiente, de dispositivos para IoT también lo es, ¿cómo está ahora?

Siempre vamos a querer que los componentes sean mucho más baratos para que el despliegue sea más accesible. Sin embargo, mi sensación es que no me parece que los costos sean demasiado altos, ni siquiera los precios de la conectividad como LoRa o Sigfox. En general, lo que pude ver son costos bastante razonables.

Ahora bien, todos sabemos que los módulos se van a ir abaratándose con el tiempo y eso es bueno. El costo de cada dispositivo, en tanto, varía mucho dependiendo de algunas características como el grado de confiabilidad, la autonomía que necesita, la capacidad de almacenamiento y lo crítico que éste sea. Todo depende mucho del tipo de dispositivo pero, en general, lo que vemos es que se está viendo una reducción de precios significativa.

Leticia Pautasio
Leticia Pautasio es periodista y Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Quilmes (Buenos Aires, Argentina). Durante su carrera profesional se desempeñó en gráfica, radio y medios de comunicación en línea. Desde 2009 se especializa en tecnología, telecomunicaciones y negocios; cubriendo la realidad del sector en América latina. En 2013 obtuvo el diplomado "El Periodista Latinoamericano como agente y líder en el desarrollo social" del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (México). Contacto: [email protected]

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.