Millicom y Telefónica se enfrentan por la venta de la operación de Costa Rica: peligra el acuerdo

El reloj corre y la tensión aumenta. El mundo no es el mismo que cuando Millicom y Telefónica firmaron en febrero de 2019 la venta de algunas operaciones en Centroamérica, incluyendo Costa Rica. Pasó un año, Telefónica fue vendiendo algunas operaciones y el nuevo coronavirus irrumpió para poner en jaque la salud, la economía y la sociedad.

Millicom ya integró las operaciones de Panamá y Nicaragua pero para Costa Rica faltaban superar algunas condiciones regulatorias. La Subsecretaría de Telecomunicaciones (Sutel) aprobó la transacción en agosto pasado, pero todavía Millicom asegura que no están dadas las condiciones para completar la operación. El cierre está previsto para el 1 de mayo, fecha en la que, de no cumplirse la transacción, se dará por finalizado el acuerdo.

A pocas horas de que se cumpla la fecha límite, Telefónica lanza un comunicado a la Comisión Nacional de Valores de España en la que indica que va a interponer las “correspondientes acciones legales ante los Tribunales del Estado de Nueva York (USA) en defensa de sus derechos para exigir el cumplimiento de lo pactado”. La demanda, no obstante, deberá esperar la apertura de los Tribunales, que hoy, debido al nuevo coronavirus, están cerrados para los casos que no son considerados de emergencia.

Telefónica informa que una vez obtenidas las pertinentes autorizaciones regulatorias y completadas todas las restantes condiciones establecidas en el referido acuerdo para la ejecución de dicha compraventa, solicitó formalmente a Millicom International Cellular, S.A. llevar a cabo la ejecución del contrato y el cierre de la transacción, habiendo manifestado dicha sociedad su decisión negativa a proceder con el cierre, constituyendo un incumplimiento de los términos y condiciones establecidos en el referido contrato”, indica la española en el comunicado. Sin embargo, Millicom contradice esa afirmación y apunta que hay aprobaciones regulatorias que no se han cumplido —aunque no especifica cuáles—. Y señala que, si no se cumplen para el 1 de mayo, su intención es dar por finalizado el acuerdo en los términos previstos.

Con la aprobación de Sutel en agosto de 2019, todo parecía indicar que la operación sería cerrada pero el tiempo pasó y no hubo más novedades. Lo cierto es que Telefónica y Millicom parecen disentir en qué tipo de condiciones regulatorias debían esperar para poder cerrar el acuerdo. Mientras que Telefónica asegura que ya se han cumplido, Millicom sigue esperando la opinión de organismos que, del otro lado, aseguran no tienen capacidad de decisión sobre la transacción.

La filial de Costa Rica era la más importante del acuerdo con Millicom. Por ella, el operador debería pagar 570 millones de dólares (sujeto a ajustes), aproximadamente 503 millones de euros al tipo de cambio aplicable a la fecha del acuerdo.

Telefónica de Costa Rica alcanzó ingresos operativos hasta 235 millones de euros en 2019 (+7,0 por ciento interanual orgánico) y el Oibda hasta 88 millones de euros (+21,3 por ciento interanual orgánico) de acuerdo con Telefónica. Los accesos totalizaron 2,3 millones, un cinco por ciento más que en 2019. Aun así, Millicom prefiere perder el acuerdo antes de desembolsar dinero por ella. El problema es que, a un año de la firma del acuerdo, la situación por la pandemia no parece ser la más favorable para realizar compras.

Leticia Pautasio
Leticia Pautasio es periodista y Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Quilmes (Buenos Aires, Argentina). Durante su carrera profesional se desempeñó en gráfica, radio y medios de comunicación en línea. Desde 2009 se especializa en tecnología, telecomunicaciones y negocios; cubriendo la realidad del sector en América latina. En 2013 obtuvo el diplomado "El Periodista Latinoamericano como agente y líder en el desarrollo social" del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (México). Contacto: [email protected]

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.