Brasil, tierra fértil para los europeos

Como si nos remontáramos algunos siglos atrás, los países europeos (esta vez representados por las empresas de telecomunicaciones) están centrando su atención en América Latina, y más precisamente en el gigante emergente Brasil, como forma de reactivar los negocios que parecen mostrar ya límites de crecimiento en sus países de origen. Como los antiguos navegantes que llegaban buscando riquezas a tierras americanas, españoles, italianos, portugueses, ingleses y franceses de nuevo merodean estas aguas en una historia que parece repetirse. Quienes ya tienen buena presencia en la región, como los españoles con Telefónica, buscan afirmarse y consolidar su poder. Los portugueses, representados por Portugal Telecom, repiten su resistencia a ser “expulsados” del territorio, y el resto de los países europeos buscan ganarse un espacio.

El mercado brasileño de telecomunicaciones vive un importante proceso de consolidación con una tendencia bien marcada: la gestación de mega-operadores con la capacidad de brindar multiservicios, combinando telefonía fija, telefonía celular, banda ancha fija y móvil y televisión paga —que también podría tener en breve su correlato en el mundo móvil, de acuerdo con algunos rumores—. La última gran etapa de este proceso se inició con la compra de Brasil Telecom por parte de Oi, pasando por las más recientes movidas de Telefónica en Vivo, de América Móvil y la consolidación de sus operaciones brasileñas a través de la compra mayoritaria de las acciones de Net Serviços, y la reubicación de Portugal Telecom para no perder terreno.

En este proceso, que aún no muestra signos de estar finalizado, los capitales europeos se muestran muy activos. Telefónica luchó por mucho tiempo (y pagó muchos millones de euros) para quedarse como única dueña de Vivo, empresa que cuenta por sí sola con cerca de 56 millones de clientes. Portugal Telecom no se resigna a abandonar el país, y con el dinero fresco obtenido de Telefónica inició una alianza con Oi, para quedarse con el 22,4 por ciento de la empresa. Mientras tanto, un nuevo jugador, los franceses de Vivendi, tomaron el control de GVT con un objetivo claro: aprovechar la posición del operador y anticiparse a lo que será el próximo escenario de disputa en el mercado de telecomunicaciones local, los servicios de televisión paga.

El caso de los italianos de TIM es muy particular: la compañía quedó en una posición aislada luego de todo el movimiento de consolidación que vivió el mercado brasileño durante el último tiempo. No posee un negocio de telefonía fija tradicional —aunque parece apuntar seriamente con su servicio inalámbrico fijo— y banda ancha que le dé soporte a las ofertas comerciales multiservicio, lo que reduce mucho su campo de acción. Los rumores insisten en una posible asociación con  el operador inglés Vodafone, uno de los mayores grupos de telecomunicaciones del mundo, sin embargo la probabilidad de unir a italianos e ingleses en una empresa en Sudamérica no parece lo más factible. Además, en carta a los empleados y ejecutivos de la compañía, Luca Luciani, presidente de TIM, asegura que los rumores son totalmente infundados y que el operador no está buscando socios externos. Mientras tanto, el mercado espera ver cuál será la movida de los italianos para no perder espacio frente a competidores que ya poseen una oferta integrada de servicios.

Así, la situación de Telecom Italia y sus planes en Latinoamérica presentan varias incógnitas. Vale recordar que en los últimos cinco o seis años, la empresa —con un alto nivel de endeudamiento— vendió sus activos en la mayoría de los países en que estaba presente, quedando únicamente en Brasil y Argentina. Justamente en este último mercado venía sosteniendo un enfrentamiento con su socio local, el grupo Werthein, que parece haber llegado a su fin a través de un acuerdo sellado días pasados. Pero todavía no se sabe cuál es la posición que tomará finalmente el Gobierno, que le seguía un proceso a la firma italiana por riesgo de monopolio debido a la presencia de Telefónica en su control accionario. Pese a las diferencias del tamaño de los mercados, la suerte de Telecom Italia en Argentina podría influir las decisiones del grupo para su subsidiaria brasileña.

Por otro lado, así como los europeos buscan ampliar su presencia en América Latina, algunos operadores de gran porte buscan consolidarse en estas tierras e inclusive ir más allá. Además de América Móvil, grupo siempre predispuesto a aumentar sus negocios en la región, el operador brasileño Oi parece buscar nuevos horizontes. Eduardo Falco, su presidente, admitió en un reciente encuentro con la prensa, que uno de los principales objetivos de la empresa es expandir el foco en América del Sur y África, donde según él hay muchas oportunidades de negocio.

No obstante, la atención está centrada en el mercado brasileño. La sensación es que cualquier empresa multinacional que tenga afán de crecer durante los próximos años debe estar presente en Brasil. Y la disputa en el mercado de telecomunicaciones es una buena prueba de ello. Ahora la expectativa está puesta en la modificación de la “Ley del Cable” (Proyecto de Ley Complementaria PLC 116) que generará un nuevo marco regulatorio para el mercado de TV paga y contenidos audiovisuales en Brasil. Entre las modificaciones esperadas está el permiso para que grupos extranjeros puedan tener control directo sobre operaciones de televisión por suscripción. Y esta modificación podrá desatar otra nueva gran oleada de consolidación, envolviendo a los cientos de operadores de TV paga que existen en el país, de la mano de los operadores multiservicio y capitales extranjeros.

TeleSemana
TeleSemana es la publicación online de telecomunicaciones líder de America Latina, ofreciendo información estratégica a más de 16.000 profesionales de la industria. Más de 200 operadores móviles, fijos, satelitales y cable operadores, y más de 60 agencias reguladoras y gubernamentales de 23 países diferentes de la región acceden a TeleSemana.com diariamente. TeleSemana.com es reconocida por la calidad de sus contenidos, sus análisis y su valor estratégico.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.