Consumerización: en 2015, el 60% de dispositivos usados en empresas será propiedad de los usuarios

Durante una buena parte de la historia, la tecnología desembarcó primero en las empresas y luego en los hogares. Los principales avances estaban antes al servicio del mundo de los negocios y luego se incorporaron a los llamados “consumidores” o “usuarios finales”. Así fue, por ejemplo, la historia de las computadoras. Sin embargo, en el último tiempo esta tendencia está cambiando. Esto se conoce como consumerización. Y la parte de esto que más preocupa a los expertos es la que involucra a los móviles, ya que con la proliferación de dispositivos inteligentes como teléfonos y tabletas de usuarios está llegando a las empresas, algo que se dio en llamar bring your own device (BYOD).

Romina Adduci, directora de investigación y consultoría en telecomunicaciones IDC, explica que la consumerización de IT “es una tendencia tecnológica, más que una tecnología en sí. Lo que resume es que la tecnología empieza primero en el hogar, o mercado de consumo y luego se expande dentro de las organizaciones, se torna un mundo regido por el consumidor”.

Según explicó la consultora durante el XForum organizado por Cisco en Buenos Aires, “esto se da especialmente por la popularidad de los dispositivos móviles. Para entender este fenómeno, valen citar algunas cifras. Durante 2011 se desarrollaron 1,3 millones de aplicaciones para móviles, mientras que para PC, se desarrollaron tan sólo 75.000 aplicaciones. En venta de dispositivos, durante 2011 smartphones y tabletas combinados superaron en 120 millones de unidades la venta de computadoras (PC) a nivel global. En Argentina, la venta de dispositivos móviles presenta una combinación. El segmento de smartphones va creciendo en forma acelerada; pero el feature phone va a resistir por algún tiempo”.

Para Adduci, este desarrollo de dispositivos móviles inteligentes pensados para el usuario final tiene correlato en el mundo corporativo, donde está ganando espacio. “Más del 60 por ciento de smartphones en las empresas en 2015 pertenecerán a los empleados —es decir, no pertenecerán a la empresa— en América Latina”.

Ello conlleva una nueva problemática para las compañías, que antes tenían total control sobre los equipos —preferentemente, computadoras— que accedían a información sensible del negocio. “No se trata sólo de traer el dispositivo a la empresa, sino también de que los usuarios llevan sus preferencias como a todo: la nube, los accesos, servicios, aplicaciones, etcétera.

Aquí surge otra variable, que tiene que ver con la computación en la nube: al uso de nubes privadas y públicas en la empresa, una tendencia que viene creciendo, se suma la nube personal del usuario. De acuerdo con cifras de IDC, en Enero de 2010 tan sólo el 3,5 de las organizaciones privadas consideraba utilizar cloud computing, mientras que en enero de 2012, el 34 por ciento de las empresas lo estaba considerando.

Por su parte, Gabriel Sakata, gerente de arquitectura tecnológica de Cisco, considera que la situación puede abordarse desde el concepto de trabajo sin fronteras. “Se expandió la oficina. Podemos trabajar en forma virtual, no estamos físicamente en un lugar. A eso se suma la movilidad. Con el trabajo remoto, además, se pierde la comunicación visual. El video pasa a ser un elemento que reconstituye esa comunicación que es muy importante para la comunicación humana”, explica. Para el ejecutivo, los cuatro vectores que atraviesan este paradigma son: BYOD, la movilidad, las redes sociales y la computación en la nube.

“Esto conlleva un cambio en la estructura de red de la empresa, por ejemplo, en temas de seguridad. Es el usuario el que pasa a tomar decisiones como desde donde conectarse, los servicios a los que accede, etcétera. Estamos viendo que la virtualización de escritorios es una tendencia que crece no tanto por el ahorro de costos, sino por la protección de la información. La importancia de tener ese reservorio de información valiosa para la empresa, centralizado”.

Para ello, el fabricante está impulsando su motor de servicios de identidad (Identity Services Engine), una solución que identifica el dispositivo y el usuario, así como desde dónde accede, y en base a ello sugiere acciones y establece zonas seguras o de cuarentena. Es decir, determina a qué niveles de información o aplicaciones de la empresa puede acceder el usuario. “Estamos en fase piloto de esto. En Argentina tenemos actualmente alrededor de 10 pilotos. Algunos son clientes que ya compraron la solución para probarla”, explica Sakata.

Lucas Ledesma es un periodista que cubre el sector de telecomunicaciones y tecnologías de la información desde 2004. Ha trabajado y colaborado en diversos medios digitales e impresos relacionados con estos sectores. En abril de 2007, se unió a Tele-Medios como editor de TeleSemana.com. Su formación académica incluye la licenciatura en Comunicación Social de la Universidad Nacional de Quilmes (Buenos Aires, Argentina) y un posgrado en Gestión Estratégica de las Comunicaciones en la Universidad de Belgrano (Ciudad de Buenos Aires, Argentina).

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.