Los operadores españoles se interconectan con Joyn

Por fin ha llegado el día que Rich Communication Suite (RCS) sale de la cueva para ser una solución que permita las comunicaciones avanzadas entre operadores sin fisuras. Llegar a este punto era fundamental para empezar a cerrar debates que rellenan el corto plazo de forma magistral. Y es que la llegada de los proveedores over the top (OTT) se considera un desastre para los operadores porque ofrecen servicio gratuitos, cuando en realidad, la situación es bastante peor: ofrecen mejores servicios aún sin ser dueños de la red.

La unión de la gratuidad, o semi gratuidad, con un servicio innovador es lo que finalmente ha dejado a los operadores en fuera de juego y RCS viene a ser la ruta que debería devolverlos a su lugar de liderazgo en uso e ingresos. Por ello, el anuncio esta semana de que RCS ya no está confinado a Telefónica, Vodafone u Orange en España, sino que ahora permite las comunicaciones entre usuarios de estos tres operadores, ayuda a afianzar la idea de que no hay vuelta atrás: los operadores morirán con RCS puesto o ganarán la batalla a los OTT.

En cuanto al debate del corto plazo al que hacía mención, se refiere al mensaje oportunista de algunos proveedores, que viendo el retraso en el lanzamiento de RCS —es caro y requiere una integración importante— han empezado a promover el uso de lo que vendría a ser un “OTT Carrier Grade”. Es decir, dejar de lado a RCS y crear servicios OTT para las diferentes plataformas de smartphones, pero que aprovechen el uso de la red como diferenciador.

Por si fuera poco, los propios operadores también han optado por esta ruta. En España, Telefónica lanzó su OTT TU Me y Orange el suyo llamado Libon. Cómo ya había alertado TeleSemana.com en anteriores ocasiones, los proveedores de gran tamaño no tienen nada claro cuál es el camino a seguir y por eso le tiran a todo, como demuestran las recientes declaraciones de Jamie Finn, director de comunicación de productos de Telefónica Digital: “Si los OTT son una tendencia, seremos parte de ella, y si RCS se convierte en una tendencia, también seremos parte de ella”.

Pero quizá el problema fundamental no sea ser un OTT o utilizar RCS, sino entender de dónde va a salir el ingreso. No hay que tener un ojo de halcón para entender que el usuario ya no quiere pagar por ciertos servicios, porque asume que éstos deben estar disponible con su pago por el acceso a la red. ¿Se puede competir contra WhatsApp por ingresos que no genera?

Al final el sector se ha vuelto a enroscar en la discusión que no soluciona el problema de raíz, pues ser OTT o utilizar RCS, aún siendo un matiz importante, no resuelve el dilema del ingreso. Es por ello que muchos proveedores intentan convencer, y con éxito, a los operadores para que opten por la ruta OTT; la inversión es menor que con RCS y el retorno en ambos casos es incierto.

Ya sea OTT o RCS, los operadores siguen teniendo la asignatura pendiente de ofrecer un servicio avanzado de comunicación por el que se pueda cobrar. El problema es que los operadores en muchos casos siguen mirando al sector del consumidor final, cuando puede ser que ese sector ya esté fundido y se requiera ir a sectores donde las capacidades de la red sí se valoren, generando el ingreso para sostener a los usuarios RCS que no tienen incentivo por pagar.

Por último, comentar que RCS u OTT es un parche a una situación de transición mucho más profunda. Repito la frase que más me ha impactado este año de un operador, y que va en relación al problema general que éstos enfrentan. Von McConnell, director de desarrollo tecnológico y estrategia de Sprint, dijo en octubre: “nosotros (los operadores) podríamos ganarnos la vida simplemente con el análisis de datos de las redes”. Y añadió que lo que hacen es vender minutos de voz y megas. “Esto es lo que hacemos. No tenemos científicos de análisis de datos”.

Espero que este comentario les haga reflexionar.

Rafael A. Junquera
Cuenta con más de 16 años de experiencia cubriendo el sector de las telecomunicaciones para América Latina. El Sr. Junquera ha viajado constantemente alrededor del mundo cubriendo los eventos de mayor relevancia para la industria en América, Europa y Asia. Su experiencia académica incluye un BA en periodismo escrito por la Universidad de Suffolk en Boston, MA, y un Master en Economía Internacional en la misma institución.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.