Nokia le compra a Siemens su mitad de NSN por US$ 2.200 millones

NSNNokia Corporation y Siemens AG anunciaron la firma de un acuerdo definitivo por el cual la primera adquirirá el 50 por ciento de la segunda en su joint venture (JV) Nokia Siemens Networks (NSN) por 2.200 millones de dólares (1.700 millones de euros). Se espera que la operación esté completa en el tercer trimestre de 2013. La adquisición ha sido aprobada por el Consejo de Administración de Nokia y por el de Siemens, y está sujeta al proceso de aprobación regulatoria habitual.

El precio del 50 por ciento implica que ambas empresas le otorgan a su JV un precio de mercado de 4.400 millones de dólares, considerado como una “ganga” por algunos analistas que le otorgaban un valor cercano a los 6.500 millones de dólares. Este valor se sustenta en los positivos resultados financieros de NSN en los últimos trimestres después de años con cifras decepcionantes. Números que han ido mejorando a medida que NSN se ha reestructurado para enfocarse en su negocio de banda ancha móvil. Para centrarse en el mercado móvil, NSN se ha ido desprendiendo de sus negocios de fibra óptica, su negocios de activos microondas y su negocio de banda ancha fija, entre otros.

Pero en estos seis años de aventura, no todo han sido ventas, y en 2010 NSN se hacía por 1.200 millones de dólares con los activos de infraestructura de red para las tecnologías GSM, CDMA, LTE y WiMAX de Motorola, aunque después vendió la parte de WiMAX a la empresa NewNet. Con la compra de los activos, NSN pasó a ser el segundo proveedor en volumen de negocio del mundo en el mercado móvil, distinción que le duraría tan sólo unos meses, pues al final de ese año se anunciaba que el honor de la segunda posición lo ocupaba Huawei. El fabricante asiático, junto con la segunda posición en el mercado móvil por detrás de Ericsson, pasó también a ser el mayor proveedor mundial de infraestructura de telecomunicaciones.

Así pues, NSN tenía —y sigue teniendo— como objetivo volver a recuperar la segunda posición en el mercado, objetivo que la empresa se había marcado para el año en curso. Según datos de Dell’Oro Group de mayo de este año, NSN seguiría ocupando la tercera posición por detrás de Huawei y Ericsson que habría incrementado su participación en el negocio de infraestructura RAN WCDMA/LTE hasta el 40 por ciento —hace un año Ericsson tenía el 36 por ciento del negocio, según esta consultora—.

Curiosamente las múltiples consultoras que han lanzado una nota con su visión de esta maniobra, destacan que el momento no es el idoneo, debido a que NSN se está aún reestructurando —parece que desde que se fundó la empresa están en ese proceso junto con Alcatel-Lucent— pero la consideran en general positiva porque en estos momentos el negocio de infraestructura es más estable para Nokia que el de dispositivos —me han temblado los dedos al escribir esta última afirmación—.

“Con su clara orientación estratégica y fuerte equipo de liderazgo, NSN ha mejorado estructuralmente su desempeño operativo y financiero Además, NSN ha establecido una clara posición de liderazgo en LTE, que proporciona una atractiva oportunidad de crecimiento. Nokia está contento con esta situación y espera con interés continuar apoyando estos esfuerzos para crear más valor para los accionistas del grupo Nokia”, dice Stephen Elop, presidente y CEO de Nokia.

El ejecutivo no descarta que entre un socio a la empresa en sustitución de Siemens, lo que podría explicar por qué la nueva división aún no tiene nombre —¿qué tal Nokia Networks?—.

NSN fue fundada el 1 de abril de 2007 como una empresa conjunta que intentaba ser competitiva combinando sus ofertas de infraestructura de redes de Nokia y Siemens, junto con las operaciones relacionadas con el soporte para redes fijas y móviles. Desde entonces NSN se ha convertido en un proveedor global de infraestructura de telecomunicaciones, con implementaciones en más de 150 países de todo el mundo.

La sede operativa NSN se mantendrá en Espoo, Finlandia, y la empresa seguirá teniendo una fuerte presencia regional en Alemania, incluyendo su principal hub en Munich. Nokia apoya el plan de gestión actual, incluyendo los planes de reestructuración anunciados recientemente.

Rafael A. Junquera
Cuenta con más de 16 años de experiencia cubriendo el sector de las telecomunicaciones para América Latina. El Sr. Junquera ha viajado constantemente alrededor del mundo cubriendo los eventos de mayor relevancia para la industria en América, Europa y Asia. Su experiencia académica incluye un BA en periodismo escrito por la Universidad de Suffolk en Boston, MA, y un Master en Economía Internacional en la misma institución.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.