La telco cloud alcanzará su masa crítica después de 2020 impulsada por la 5G

Una vez más estamos viendo un claro fenómeno en el sector que debería ponernos en alerta. Resulta que todos los problemas y necesidades de los operadores van a quedar resueltos con la 5G, cuando desde TeleSemana.com nos parece que la 5G va a traer un grado inicial de complejidad y costo que la puede convertir en una pesadilla.

Dejando las premoniciones negativas al margen, ABI Research predice que los despliegues de cloud computing a gran escala alcanzarán su masa crítica global después de 2020, en paralelo con los despliegues de la 5G —no puede crecer la Telco Cloud en 4G? ¿Por qué no?—. Es probable que esta generación de red requiera un nuevo core para permitir el despliegue de “conceptos avanzados”, como por ejemplo network slicing y servicios dirigidos a diferentes verticales de negocios. Los primeros despliegues de 5G, durante los cuales no habrá una necesidad inmediata de un nuevo core, probablemente se concentrarán en ofrecer banda ancha móvil mejorada.

Es decir, más velocidades y menor latencia pero sin alterar el modelo de negocio actual, el cual debería transformarse con la llegada de la Telco Cloud —¿Entienden ahora el pesimismo de esta redacción?—.

“Aunque las empresas de telecomunicaciones están transformando su tecnología y sus plataformas empresariales para volverse más ágiles y evolucionar más allá de sus modelos empresariales monolíticos basados ​​en acceso, encuentran que es mucho más difícil de lo previsto”, concuerda Dimitris Mavrakis, director de investigación de ABI Research. “El software, el cloud computing y el código abierto son prometedores y simplificarán las operaciones, pero en el corto plazo, las empresas de telecomunicaciones están prefiriendo confiar en sus proveedores de confianza para continuar este camino”.

Este último comentario, de ser cierto, estaría mostrando que los operadores son más reticentes a cambiar de lo que parecen argumentar en público y esto, sí es un problema porque pareciera haber quedado demostrado lo obsoleto que es el modelo actual.

AT&T, DT, Telefónica y Verizon planean sus redes como plataformas compartidas, en lugar de una mezcla de dispositivos de red individuales, dice Abi Research. Esto significa que los recursos de la red serán virtualizados, distribuidos y controlados por software, lo que redundará en una red mucho más ágil. Esto permitirá la implementación de una estrategia “Untelco”, la venta de recursos de red adaptados a diferentes verticales.

Sin embargo, existen indicios de que los sistemas extremo a extremo siguen siendo el objetivo final —lo que contradice el mantra de que los operadores irán contratando a los mejores en cada componente de red gracias a la virtualización de funciones—. Por ejemplo, Telefónica O2 en el Reino Unido adjudicó un contrato extremo a extremo a Nokia para un packet core nativo en la nube, algo que sería un desafío considerable si el operador quisiera implementarlo por su cuenta creando una red agnóstica de proveedores. ABI Research espera que este tendencia continúe con más operadores contratando a un proveedor que les cree redes de extremo a extremo.

“Aunque algunos proyectos de código abierto están aportando insumos valiosos para la evolución de las redes de telecomunicaciones, también hay competencia entre proyectos de código abierto, y el concepto también está siendo mal entendido y en algunos casos mal utilizado por varios actores de la industria”, concluye Mavrakis.

Rafael A. Junquera
Cuenta con más de 16 años de experiencia cubriendo el sector de las telecomunicaciones para América Latina. El Sr. Junquera ha viajado constantemente alrededor del mundo cubriendo los eventos de mayor relevancia para la industria en América, Europa y Asia. Su experiencia académica incluye un BA en periodismo escrito por la Universidad de Suffolk en Boston, MA, y un Master en Economía Internacional en la misma institución.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.