FCC propone revertir las decisiones de 2015 y eliminar la clasificación de banda ancha como servicio público

La nueva autoridad de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) de los Estados Unidos cumplió la promesa que le había realizado a la industria: propuso una vuelta al modelo anterior a 2015, en el cual la banda ancha no estaba definida bajo el Título II de la Ley de Comunicaciones, es decir, no era considerada como servicio público. Además, propuso retomar a la clasificación del acceso a Internet móvil como un servicio privado móvil.

La proposición de la FCC implica, además, eliminar los estándares de conducta en Internet, que establecían que el regulador podía revisar los modelos de negocio y prohibir planes que, en palabras de la actual administración, “podían beneficiar a los usuarios” —como es el caso de zero rating—. “Eliminando los estándares de conducta en Internet se espera promover la innovación y la inversión en redes al eliminar dudas regulatorias”, afirma la FCC en un comunicado. De acuerdo con el organismo, los estándares contemplados bajo el Título II son “vagos”, por lo que los proveedores de servicios de Internet “deben adivinar qué está permitido” y qué no.

La declaración del acceso a Internet como servicio público había cosechado críticas en la industria que aducían que ponía en riesgo la innovación en el sector.

El propio titular de la FCC, Ajit Pai, se hizo eco de estas críticas y señaló que la burocracia y el control de tarifas puso en pausa las inversiones de los operadores en redes de próxima generación. Los números ofrecidos por Pai señalan que entre 2014 y 2016 las inversiones realizadas por los 12 operadores de Internet más grandes del país cayeron un 5,6 por ciento o un total de 3.600 millones de dólares. En la misma fecha, no obstante, hubo grandes anuncios por parte de los operadores móviles invirtiendo en 4G y realizando pruebas de la futura red 5G. 

La FCC considera que durante los 20 años anteriores a la decisión de 2015, la industria de telecomunicaciones —bajo el Título I de la Ley de Comunicaciones— supo preservar un Internet abierto, sin necesidad de intervención estatal. Esta condición histórica parece ser suficiente razón para volver atrás toda la normativa que garantizaba un Internet abierto.

La medida, en caso de concretarse, podría poner en juego algunos aspectos de la neutralidad de red, ya que el cambio del Título I al Título II en 2015 implicaba algunas restricciones como la de no priorizar contenidos o bajar las velocidades de Internet. Con la propuesta de la actual administración de la FCC, el mercado deberá autorregularse.

“Este es el primer paso en la discusión pública sobre cómo mantener un Internet abierto y libre mientras garantizamos que los ISPs tengan incentivos para seguir trayendo redes de próxima generación al pueblo americano”, señaló Pai.

La propuesta de la FCC estará en consulta pública por 90 días, como una forma de generar transparencia y consenso, dos de las principales deficiencias que la actual administración encuentra en la decisión tomada por el regulador en 2015.

Leticia Pautasio
Leticia Pautasio es periodista y Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Quilmes (Buenos Aires, Argentina). Durante su carrera profesional se desempeñó en gráfica, radio y medios de comunicación en línea. Desde 2009 se especializa en tecnología, telecomunicaciones y negocios; cubriendo la realidad del sector en América latina. En 2013 obtuvo el diplomado "El Periodista Latinoamericano como agente y líder en el desarrollo social" del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (México). Contacto: [email protected]

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.