La reforma puso a México en el sendero del crecimiento pero aún hay temas pendientes

Los cambios en la industria de telecomunicaciones son constantes y sus protagonistas continúan buscando estrategias para estar preparados para lo que viene, ampliar la cobertura de servicios y mejorar la calidad. Con la reforma del sector, México logró avances significativos para cumplir esos objetivos pero aún hay temas que requieren atención, coincidieron participantes de la industria al considerar avances y necesidades de la industria local.

La Cámara Nacional de la Industria Electrónica, de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (Canieti) organizó la Convención Nacional 2017 y uno de los paneles trató: “Despliegues de infraestructura para reducir la brecha digital y potenciar el México del Futuro”. Participó el Subsecretario de la Secretaria de Comunicaciones y Transportes (SCT), Edgar Olvera Jimenez, la comisionada del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), María Elena Estavillo Flores y representantes de Telefónica, Altan Redes y British Telecom. Además, Ernesto Piedras, de The CIU, fue moderador.

“No hay que atender sólo el presente sino prepararnos para el futuro”, señaló Olvera Jimenez dando inicio al debate que se concentró en “la relación estrecha que tiene la infraestructura con el crecimiento del país” pero que también dio lugar a cuestiones adyacentes. Todas las ideas expuestas pueden resumirse en una de sus frases: “México va en el sentido correcto, pero aún falta”.

México tiene la posición 76 entre 139 países tomados por el Foro Económico Mundial en materia de infraestructura de telecomunicaciones, según la medición de 2016. El país tiene un puntaje de cuatro puntos sobre de siete en el ranking liderado por Singapur y se ubica por debajo del promedio (4,83) y de varios países de la región: fue superado por Chile, Costa Rica, Panamá y Colombia y obtuvo el mismo puntaje que Brasil.

El representante de SCT indicó que el gobierno debe generar condiciones para reducir costos, promover la inversión y apalancar los despliegues con políticas públicas, como la promoción del uso compartido de infraestructura y la incubación de proyectos para impulsar la innovación. Por el lado de la industria, resulta clave que consideren y tengan claras sus necesidades e identifiquen los polos de desarrollo digital.

La comisionada de IFT identificó una serie de problemáticas a resolver, tanto al contemplar el despliegue de infraestructura nueva como el uso y operación de lo ya instalado. Destacó la dificultad para ubicar y obtener reglamentos y trámites, el abultado número de documentos necesarios para desplegar y barreras municipales que evitan o retrasan la puesta en marcha de proyectos. Luego aclaró que “la infraestructura no es lo único y las estrategias para impulsar el desarrollo de las redes y la penetración de las telecomunicaciones no alcanzan por sí solas para reducir la brecha digital”. En este contexto, dijo, el Estado trabajará para “impulsar la demanda mediante la asequibilidad, la alfabetización digital y la inserción de los usuarios potenciando la cadena de valor social, educativa y económica”.

José Ignacio del Barrio, representante de Altan, destacó que “la Red Compartida llega en un momento muy oportuno y abriremos un mercado de competencia. Será un facilitador de las inversiones y mejorará los servicios. En un año esperamos que 40 millones de mexicanos estén cubiertos por esa red” una vez iniciado el proyecto, lo que se espera para abril próximo.

El director General de Telefónica en México, Carlos Morales Paulín, señaló que “las empresas tenemos la obligación de cooperar. Si lo hubiéramos hechos antes, estaríamos mejor”. También vio avances con la reforma pero profundizó en lo pendiente: pidió al regulador “balancear el mercado” y consideró que “las condiciones de asimetría en la interconexión, por la altísima concentración de América Móvil, debe ser de las más altas del mundo”.

Morales Paulín aprovechó su espacio para pedir mayor certidumbre regulatoria y hablar de la necesidad de que se reduzcan los costos que supone para una empresa adquirir espectro. Sus declaraciones se dieron justo en el momento en que México debate los pormenores de la licitación de 2,5 GHz y en paralelo al pedido de los operadores para que Telcel no participe en el proceso.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.