Oi redujo su pérdida a US$ 1.878 millones en 2017 en medio de su recuperación judicial

Oi prefirió no dejar dudas en sus resultados para 2017 y aclaró desde el primer momento que las prioridades de su gestión en el año fueron el control de gastos, la gestión de caja y la reestructuración de la deuda en el marco del proceso de recuperación judicial que atraviesa. También mencionó la transformación digital de la firma y mejorar la calidad de servicio, pero primero hay que pararse y luego caminar.

La empresa redujo su pérdida un 20,7 por ciento hasta 6.365 millones de reales (1.878 millones de dólares). En el mismo período la caja disponible cayó 10 por ciento y la deuda líquida creció 18 por ciento. El Ebitda, en tanto, se redujo 6,8 por ciento interanual hasta 6.244 millones de reales (1.843 millones de dólares), con un margen de 26,2 por ciento.

Los ingresos también cayeron. La facturación anual del operador en Brasil se ubicó en 23.557 millones de reales (6.954 millones de dólares), 6,4 por ciento menos que hace un año. Del total, 9.171 millones de reales (2.707 millones de dólares) provinieron del segmento residencial y 7.645 millones de reales (2.256 millones de dólares) de movilidad mientras que 6.486 millones de reales (1.914 millones de dólares) correspondieron al apartado B2B, entre otros.

Las inversiones de la compañía en Brasil fueron de 5.629 millones de reales (1.661 millones de dólares) en el año, 18,3 por ciento más que lo registrado en igual período anterior. El dinero fue destinado a aumentar la robustez, la calidad y capacidad del core de la red, asegurando un desempeño operativo más eficiente y mejorando la calidad de servicio, dijo la compañía.

Oi cerró el año con 36,6 millones de unidades generadoras de ingresos (UGIs) móviles, un 8,1 por ciento menos en la comparación interanual, y cuatro de cada cinco eran prepagos. En tanto, contabilizó 9,2 millones de líneas de telefonía fija en servicio, 5,1 millones de abonados a banda ancha fija y 1,4 millones de suscriptores a televisión, único servicio en el que obtuvo mejora en el año.

La cobertura 4G del operador llegó a 813 municipios brasileños o el 73 por ciento de la población urbana local. El alcance de 3G fue de 1.603 ciudades y llegó con 2G a 3.407 municipios. “Oi trabaja en alianzas con otros operadores en la compartición de 3G/4G, con el objetivo de potenciar las inversiones y reducir costos”, agregó la compañía y destacó un acuerdo con TIM en este sentido. También apuntará a mejorar la calidad de servicios y la capacidad de sus redes para estar a tono con el aumento del tráfico. 

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.