Declaración Digital: el cartel inspiracional de la industria

El cuadro recuerda a los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Unas metas en las que todos parecen coincidir, elaboradas con las mejores intenciones pero que, en la práctica, tienen tantas aristas que resulta una figura compleja.

La Declaración Digital firmada en el Foro Económico Mundial de Davos por 40 líderes empresariales, e impulsada por la GSMA, se muestra como una guía para actuar de forma ética en la era digital. Según sus propios impulsores, la iniciativa surge a partir de los cambios que afectan a empresas y consumidores en el mundo digital. “La llegada inminente de las redes 5G acelerará todavía más este cambio. Los consumidores exigen –con razón- cada vez más prestaciones de los servicios digitales, al tiempo que ponen a prueba su confianza en las empresas”, afirman en un comunicado. El documento, entonces, se muestra como un compromiso de responsabilidad por parte de los principales líderes de la industria para alcanzar “un futuro mejor” —ese slogan que GSMA utiliza en todas sus piezas de marketing y que, esperamos, se haga realidad—.

Lo primero que sorprende es su longitud: se trata de un PDF de una sola carilla dónde se desprenden algunos de los hitos que deberían regir cualquier compañía que quiera participar en el mundo digital —y el analógico, deberíamos decir, que también—. Al fin y al cabo, Internet no ha hecho más que potenciar y visibilizar los problemas que la humanidad tenía ya en el mundo “real”.

La declaración consta de tres principios y ocho puntos que se podrían resumir en llevar las tecnologías digitales a todas las personas del planeta Tierra, sin distinciones; asegurar un ecosistema de innovación; garantizar que Internet continúe como una plataforma abierta para la expresión y un motor de innovación y, principalmente, respetar la privacidad de los ciudadanos digitales, manejar los datos personales de forma segura y transparente, mitigar las amenazas cibernéticas y combatir el acoso virtual.

El documento firmado en Davos funciona, de esta manera, como uno de esos carteles inspiracionales: buenos para colgar en la oficina para recordarte todo el tiempo a dónde esperas llegar, aunque difíciles de implementar. Con esto no queremos decir que haya sido negativo firmar la declaración. Por el contrario, siempre es bueno tener en línea de vista cuáles son los objetivos y los compromisos que se asumen. Y más si la declaración es firmada por 40 líderes de compañías que tienen un papel no sólo importante, sino fundamental, en la construcción del mundo digital. Un mundo digital, que, además, cargará con el 60 por ciento del PBI mundial para 2022, de acuerdo con un informe del Foro Económico Mundial.

Quizás aquí es donde reside la segunda parte del problema de esta declaración: las compañías que hoy están en el ojo de la tormenta por sus practicas con datos personales, no aparecen en la lista de firmantes.

La lista incluye compañías más cercanas al territorio de GSMA, como operadores o proveedores de tecnología, equipamiento, software y dispositivos, pero falla en abrir el juego a operadores over the top (OTT), hoy los más criticados en cuanto al uso que hacen de los datos de sus usuarios. Quizás no es que sea una falla, sino una forma de diferenciarse frente a la otra parte del ecosistema.

La realidad es que, falla o no, podríamos esperar que un compromiso de este tipo pueda abarcar todavía más actores que son los que hoy ayudan a construir y desarrollar Internet. Claro que no se trata de un problema que no pueda ser subsanado en el futuro. En su página web, GSMA alienta a otras compañías a sumarse a este compromiso. Mientras tanto, y sólo por ahora, los primeros firmantes son los líderes de Bharti Airtel, China Mobile, China Telecom, Deutsche Telekom, Ericsson, IBM, KDDI, KT, LG Electronics, Mobile World Capital Barcelona, Nokia, NTT Docomo, Orange, Samsung, Sharp, SK Telecom, Sony, STC Group, Telefónica, Turkcell, Verizon, Vodafone y Xiaomi, entre otros.

La Declaración Digital funciona como un manual de consulta sobre los principios básicos en el nuevo ecosistema digital. Y, cómo tal, esperamos que todos los firmantes lo hayan impreso y encuadrado para tenerlo siempre presente. Ahora falta trabajar en cómo implementarlo. Los principios generales están claros, pero el diablo está en los detalles.

Leticia Pautasio
Leticia Pautasio es periodista y Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Quilmes (Buenos Aires, Argentina). Durante su carrera profesional se desempeñó en gráfica, radio y medios de comunicación en línea. Desde 2009 se especializa en tecnología, telecomunicaciones y negocios; cubriendo la realidad del sector en América latina. En 2013 obtuvo el diplomado "El Periodista Latinoamericano como agente y líder en el desarrollo social" del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (México). Contacto: [email protected]

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.