En México hay espacio para mejoras significativas en calidad de servicio

Cuando hablamos sobre pruebas de red, lo primero que se nos viene a la mente son mediciones de velocidad de subida y descarga, ¿verdad? Sin embargo, existen muchos otros indicadores que pueden revelar información más específica sobre el funcionamiento de las redes móviles. Comprender la implementación del espectro es un tema no menor y saber, específicamente, cómo los clientes utilizan dicho espectro, es crucial para entender cómo los operadores administran sus recursos y planifican para el futuro.

En este caso, en Tutela hemos procesado 175 millones de mediciones de crowdsourcing en México para entender cómo cada operador aprovecha el espectro. Las tablas a continuación muestran el volumen de datos LTE transmitidos y recibidos por los suscriptores de los tres operadores nacionales, desglosados ​​por banda:

La primera observación que obtenemos de los gráficos es el grado en que todos los operadores de México confían en las frecuencias de banda media para casi todo su tráfico LTE. Movistar ha implementado LTE únicamente en la banda 1900 MHz PCS mientras que los 1700 MHz AWS transportan la gran mayoría del tráfico LTE para AT&T y Telcel.

Observamos también que Telcel y AT&T han tenido diferentes estrategias en lo que respecta al despliegue de LTE y los desafíos que cada una enfrenta. Telcel ya tiene la mayor huella de LTE en México. A pesar de depender de la banda media (que no es ideal para implementaciones rurales), el mapa de Telcel tiene, sin dudas, la mejor cobertura geográfica de LTE por sobre el resto de los operadores.

Telcel también tiene la mayoría de los suscriptores y representa aproximadamente dos tercios de los suscriptores móviles en el país. Para poder brindarles cobertura, se basa principalmente en los 80 MHz del espectro AWS que compró en 2016. Si bien ese ancho de banda puede ser suficiente para satisfacer la demanda actual, a medida que el consumo aumente (como está pronosticado), depender tan fuertemente de ese espectro le traerá problemas de capacidad.

Recientemente, las mejoras en infraestructura de Telcel se han concentrado en el despliegue de espectro de banda alta adicional en áreas urbanas, lo que les permite agregar más capacidad. Los datos de Tutela muestran que el espectro de 2600 MHz adquirido por Telcel en 2017 comenzó a implementarse a mediados de 2018 y el número de sitios activos aumentó rápidamente entre septiembre y noviembre.



Por otra parte, AT&T también posee un espectro de 2600 MHz (que adquirió en la subasta de 2017), pero aún no ha implementado 4G. En cambio, AT&T parece haberse concentrado en reutilizar el espectro de 850 MHz de banda baja que posee en algunas regiones del país para migrarlo de 3G a 4G.



Los datos de Tutela muestran que AT&T ha incrementado constantemente el número de celdas LTE en 850 MHz; lo cual ha repercutido favorablemente en las velocidades de descarga promedio para estas regiones. Lo mismo sucedió con la implementación de 2600 MHz de Telcel: las regiones que han visto un despliegue significativo de 2600 MHz, también tuvieron un aumento del 10 por ciento en el rendimiento promedio de descarga.



Las inversiones en el espectro por parte de ambos operadores han sido destinadas a superar sus respectivas limitaciones pero de diferentes maneras. Para AT&T, el objetivo es llevar la cobertura LTE a las áreas rurales, por lo que la respuesta es utilizar el espectro de banda baja. Para Telcel, la capacidad es su principal desafío, por lo que la solución vendrá de la mano de implementación del espectro de banda alta junto con soluciones tecnológicas como carrier aggregation y MIMO 4×4, serán la solución.

En algunos aspectos, el desarrollo de las redes inalámbricas de México seguirá un camino predecible a medida que el espectro vaya migrando de 3G a 4G y las nuevas técnicas como LTE-Advanced se vayan implementando de manera más rutinaria. Los tres operadores tienen un espectro de 850 MHz que puede ser migrado de 3G a 4G por ejemplo y a su vez, AT&T y Telefónica compraron recientemente un espectro de 2600 MHz que debería resolver los cuestionamientos sobre capacidad en un futuro cercano.

Pero por otra parte, en lo que respecta al espectro de banda baja, el futuro es un poco nebuloso. El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) de México está actualmente migrando a los operadores de televisión paga fuera del espectro de 600 MHz en la banda 71 de LTE, con el objetivo de conseguir 70 MHz del espectro principal de banda baja para la red móvil, a partir del primer trimestre de 2019.

Si bien 600 MHz de espectro es atractivo por su pontencial de cobertura, el gobierno mexicano también está buscando otra solución para la cobertura rural de banda baja. Altán Redes, una red mayorista respaldada por el gobierno y que opera en el rango de los 700 MHz, se lanzó el año pasado, pero aún está buscando sus primeros clientes importantes.

Se supone que Altán hará que la cobertura de LTE rural sea más viable económicamente mediante la utilización del espectro de banda baja y reduciendo los altos costos fijos que implica la construcción de sitios para cobertura de áreas con baja densidad de población. Sin embargo, incluso con el respaldo del gobierno, los tres operadores nacionales aún no han podido utilizar la red de Altán.

Frente a esta situación, el beneficio a corto plazo que supone el espectro de los 600 MHz parece cuestionable: los tres operadores ya poseen licencias de 850 MHz (en las que unicamente AT&T ha realizado despliegue 4G) y Altan ofrece una forma barata y de bajo riesgo de agregar cobertura rural. Por lo tanto, una nueva inversión en el espectro de 600 MHz para cualquier otra cosa que no sea considerado a futuro, parece poco probable.

En cambio, las recientes inversiones por parte de los operadores y utilización actual del espectro, sugieren que las mejoras a corto plazo vendrán por medio de una ampliación del espectro existente e implementación de tecnologías como LTE-Advanced.

En otro análisis, mirando más de cerca a Movistar en la banda PCS 1900 MHz, descubrimos un exceso de capacidad en su red. Dicha banda transporta todo el tráfico LTE, pero si examinamos los datos de EARFCN recopilados por Tutela, vemos que uno sólo de los tres bloques de 1900 MHz es el que transporta la mayoría de su tráfico.

Si bien Movistar tiene LTE desplegado en los tres bloques en al menos una ubicación en todo el país, apenas se ven un puñado de áreas en la Ciudad de México donde Movistar tiene dos bloques desplegados simultáneamente. Esto muestra que a la red le queda capacidad de espectro adicional que podría aprovecharse para satisfacer la demanda.

Más espectro de banda alta también podría estar disponible para que los operadores agreguen capacidad en zonas urbanas en un futuro próximo. Algunas noticias indican que IFT subastará el espectro de la banda 3300 MHz – 3600 MHz al mismo tiempo que subastará el de 600 MHz este año, lo que sería ideal para los operadores que buscan invertir en infraestructura 5G.

En general, los datos de Tutela muestran que actualmente la mayor parte del tráfico y cobertura en LTE dependen del espectro de banda media. Las recientes inversiones han demostrado que existe un potencial despliegue de LTE en el espectro de banda baja, mientras que la subasta de los 600 MHz junto con la nueva red mayorista de 700 MHz de Altán, abrirán varias opciones para mejorar la cobertura de LTE.

Con respecto a la capacidad de red, el rápido despliegue de 4G en 2600 MHz por parte de Telcel, así como la subutilización de la banda PCS, nos da a entender que existe espacio para mejoras significativas (y eso sin considerar una posible subasta de espectro de banda alta para 5G en 2019). Con una gestión inteligente del espectro existente y el trabajo continuo de IFT para brindar nuevas opciones de espectro, los operadores móviles de México tendrán los recursos que necesiten para expandir y mejorar sus redes 4G y avanzar hacia 5G.

Leandro A. Demarchi
Leandro Demarchi es Ingeniero en Telecomunicaciones graduado por la Univ. Blas Pascal de Córdoba, Argentina. Con más de 10 años de experiencia en la industria de comunicaciones móviles, Leandro se ha especializado en diversas tecnologías para análisis de calidad de redes móviles. Actualmente se desempeña como Director Comercial en Tutela para América Latina y Sur de Europa.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.