La recaudación de la rueda de inversión de OneWeb demuestra confianza en los satélites LEO

OneWeb acaba de lanzar los primeros satélites en el marco de su proyecto para poner en órbita cerca de 700 microsatélites de órbita baja (LEO) y ofrecer servicios satelitales “similares a la fibra”. Poco después de esa noticia, anuncia haber captado 1.250 millones de dólares de nuevo capital en una ronda de inversión, sumando así un total de 3.400 millones de dólares recaudados.

El nuevo capital fue aportado por inversionistas existentes como Softbank Group, Grupo Salinas y Qualcomm, además del gobierno de Ruanda. Con este dinero, la compañía asegura que será capaz de acelerar el desarrollo de su red de comunicaciones, que está prevista para entrar en operaciones en 2021.

El anuncio de OneWeb es la mayor recaudación realizada por parte de la compañía en una ronda de inversión. Los fondos le servirán para moverse de un plano de planeación a uno de desarrollo y despliegue de la constelación.

La noticia se conoce luego de que se publicara en diciembre que SpaceX, que tiene un proyecto similar, podría captar cerca de 500 millones de dólares para su proyecto de banda ancha utilizando también satélites de órbita baja. Si bien no se conoció más que el rumor, ésto demostraría que existe cierto interés de los accionistas por cómo se está desarrollando el mercado de satélites LEO.

Los inversores parecen confiados en que los satélites LEO tendrán un lugar prioritario en el mercado, luego del éxito de una propuesta similar, la de O3B, aunque con satélites colocados en una órbita algo más alta —pero no tan alta como los tradicionales geoestacionarios—. Sin embargo, también O3B contaba con limitaciones, especialmente en cuanto a latencia, y fue entonces cuando la industria espacial comenzó a mirar hacia órbitas más bajas para desarrollar servicios.

La promesa de los satélites LEO es su bajo costo, capacidad de ofrecer servicios de alta velocidad, baja latencia y de forma global. Estas características ponen a los microsatélites en una ventaja frente a los tradicionales geoestacionarios.

Los satélites de órbita baja se aseguran la capacidad de reducir la brecha digital, además de ofrecer servicios a los diferentes verticales de una form económica, con servicios similares a fibra y cobertura global. De hecho, según Softbank, OneWeb podría convertirse en la primera red amplia y global de comunicaciones —si es que SpaceX no logra acelerar su paso con su constelación Starlink y le gana la carrera—.

Los inversores ven en esta tecnología una posibilidad de negocio y, por ello, deciden capitalizar la compañía con cifras récord, ¿podrán monetizar estas inversiones o se convertirán en una nueva burbuja?

Leticia Pautasio
Leticia Pautasio es periodista y Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Quilmes (Buenos Aires, Argentina). Durante su carrera profesional se desempeñó en gráfica, radio y medios de comunicación en línea. Desde 2009 se especializa en tecnología, telecomunicaciones y negocios; cubriendo la realidad del sector en América latina. En 2013 obtuvo el diplomado "El Periodista Latinoamericano como agente y líder en el desarrollo social" del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (México). Contacto: [email protected]

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.