Chile presenta una latencia de 52,2 ms, la mejor de Latinoamérica pero 70% más alta que Singapur

Un estudio reciente de Open Signal vuelve a poner a Chile como lo mejor de Latinoamérica en mediciones relacionadas al servicio celular. El país, que antes había sido destacado como el mejor en la relación precio/calidad de datos móviles, ahora obtuvo el primer premio en latencia. Su métrica de 52,2 milisegundos resalta por sobre el resto de la región pero todavía da amplio margen para crecer si se contempla que el podio mundial lo comparten Singapur (30,7 milisegundos), Hungría (33,4 milisegundos) y República Checa (33,7 milisegundos). La diferencia ente Chile y el primero de los 84 países sondeados es de 70 por ciento.

El informe, que analizó 44 millones de dispositivos, tomó 14 mercados de Latinoamérica, con ausencia de Uruguay, Venezuela, Cuba, Honduras y Nicaragua. Después de Chile, se ubica segundo en latencia Argentina (58,9 milisegundos), luego Bolivia (60,6 milisegundos) y más tarde Perú (62,1 Mbps). Del otro lado, el peor posicionado fue Ecuador, con 97,3 milisegundos. Cierran el listado mundial, en tanto, Ghana (157,1 milisegundos) y Costa de Marfil (156,5 milisegundos).

La velocidad de bajada en Chile es de 12 Mbps frente a los 14,9 Mbps de México, que lidera la región en este aspecto pero también presenta un precio por GB bastante mayor al promedio en Latinoamérica —7,3 dólares y 5,3 dólares respectivamente—. El Salvador es el último del listado, con 5,4 Mbps. En velocidad de subida, de nuevo México se ubica primero con 7,0 Mbps y Chile es escolta con 5,8 Mbps, muy por encima de los 3,2 Mbps de República Dominicana, el peor de la región. El mejor rankeado del mundo, en ambos casos, es Corea del Sur, que presenta velocidad de bajada de 52,4 Mbps y de subida de 15,1 Mbps.

En disponibilidad 4G, en la que se hace referencia a la cantidad de tiempo que el usuario permanece conectado a una red de esa tecnología, Perú es el mejor de todos en Latinoamérica con un 83,3 por ciento, seguido de cerca por Panamá, con 81,5 por ciento. Un poco después figura México (79,8 por ciento), Paraguay (79,1 por ciento) y Argentina (79 por ciento). Después aparece Bolivia, Chile y República Dominicana. Cierran el listado, en tanto, Ecuador (57,1 por ciento) y El Salvador (62,8 por ciento). En el mundo el mejor posicionado es Corea del Sur (97,5 por ciento) y el peor Uzbekistán (49,9 por ciento).

Por último, el informe mide la experiencia de video de los usuarios de cada país con puntajes del uno al 100. El peor ubicado en el ranking es Irak, con apenas 18,8 por ciento, y el mejor es Noruega, con 74,7 por ciento. En Latinoamérica solo seis países superan el 50 por ciento: Bolivia, Argentina, México, Paraguay, Brasil y Guatemala. Entre los 84 mercados sondeados, 25 presentan una experiencia considerada “muy buena”, 26 “buena”, otros 26 “razonable” y 10 “pobre”. Los resultados surgen de casi 140.000 millones de mediciones realizadas entre enero y marzo de 2019.

Las enormes diferencias entre países más y menos desarrollados dan más sustento a la idea de que si bien en muchos mercados se ha logrado reducir la brecha en materia de acceso, con por ejemplo una penetración móvil superior al 100 por ciento y la mitad del planeta conectado a Internet, parte central de los nuevos retos es mejorar la calidad de servicios, tal como esgrimió en el BCN2019 Latam Summit el ejecutivo de  la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), José María Díaz Batanero. En Latinoamérica Chile aparece como el más apto en el plano móvil pero aún con serias diferencias con países líderes.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.