Antel tiene ventajas únicas para dar el salto y ofrecer verificación de identidad

Son 120.000 millones de dólares los que los operadores pueden capturar para 2024 con servicios de valor por sobre la conectividad. De éstos, un 60 por ciento corresponderá a servicios de mensajería aplicación a persona (A2P). El 40 por ciento restante corresponde a un grupo de servicios que involucra comercio móvil y conectividad M2M —los dos más importantes— y, casi cerrando, Big Data & Analytics, carrier billing e identidad móvil.

Las cifras que se presentan en este primer párrafo son de un reporte de Juniper Research que tiene algunos meses. Y son pertinentes porque esta misma semana un operador intenta captar parte de este pequeño negocio que tiene como protagonista a los servicios de identidad digital

La uruguaya Antel acaba de lanzar al mercado TuID, un servicio en la nube que permite la identificación segura y confiable de una persona de forma digital para que pueda hacer operaciones remotas de forma simple y segura, igual que si el titular estuviera presente. Para ello, el operador se rige por las normas internacionales de identidad verificadas por los organismos uruguayos como la Agencia de Gobierno Electrónico y Sociedad de la Información y del Conocimiento (Agesic) y la Unidad de Certificación Electrónica (UCE). El sistema, advierten, tiene la misma validez que la firma presencial de la persona.

El proyecto de Antel nació de una necesidad de la compañía por verificar la identidad de sus clientes para que tramiten sus servicios con el operador de forma remota. La presentación de esta semana busca extender el ecosistema de forma que el servicio pueda ser utilizado no solo por el operador sino también por compañías que requieren una verificación del usuario de mayor nivel que la que pueden ofrecer los servicios OTT con un mail, usuario o contraseña. “Son empresas que necesitan una solución de confianza, y eso podemos ofrecerles”, señaló a TeleSemana.com Daniel Fuentes, vicepresidente de Antel. El funcionario planteó que la compañía “comparte los clientes con empresas financieras y de salud, entre otras” por lo que poder extender el servicio hacia otras empresas y generar la escala era el camino más natural. “Es algo que, si lo hacemos todos por separado, cuesta mucho y no tiene sentido. En cambio, si lo hace Antel, lo puede ofrecer a las empresas como servicio y ahí sí tiene sentido”, añadió Fuentes.

El plan de Antel es poder ofrecer la verificación de identidad como un servicio más dentro de su propuesta de nube, que comercializa junto con los servicios de telecomunicaciones tradicionales.

El servicio de identificación digital cuenta con varias partes. Por un lado, es necesario tener el software y el hardware disponible para verificar la información y almacenar los datos personales con un nivel de máxima seguridad. En segundo paso es contar con la certificación de las agencias de identidad y, el tercero, contar con un volumen de datos que permita verificar a los ciudadanos.

Antel cuenta con casi el 50 por ciento del mercado móvil uruguayo y casi el 100 por ciento de los hogares de Uruguay gracias a su red fija. “Casi todos los clientes de servicios de telecomunicaciones de Uruguay son también clientes de Antel”, afirma Fuentes. Esto es lo que le permite a la compañía tener el respaldo suficiente para embarcarse en un servicio de identidad digital que, para que sea útil, debe de poder tener volumen.

Ahora bien, contar con un número de teléfono o un acceso de banda ancha no es suficiente para verificar una identidad —la plataforma es abierta a usuarios de otros operadores móviles— por lo que se solicita un paso previo, por única vez, para poder comenzar a verificar la identidad el usuario con el documento físico. Este es el primer escollo que debe sortear el sistema, ya que, al ser un paso voluntario, la compañía debe empezar por convencer a los usuarios para que se presenten en las tiendas de Antel y se enrolen, aportando datos e información personal. La estrategia de Antel es empezar brindando beneficios y servicios relacionados a los eventos que ocurren en el Antel Arena como una forma de captar la atención de sus clientes.

Por ahora, el servicio de TuID está en su etapa inicial y en los próximos meses Antel espera empezar la campaña de enrolamiento. Quizás con descuentos y la provisión de beneficios tangibles, Antel logre ser exitoso. Ser una empresa estatal y tener integración con los servicios que provee el Estado Nacional es un lujo que Antel se puede dar y que permitirá, quizás, una mayor aceptación del servicio. Para otros operadores de la región, los requisitos probablemente sean demasiado altos como para poder ofrecer un servicio atractivo para usuarios y empresas.

Leticia Pautasio
Leticia Pautasio es periodista y Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Quilmes (Buenos Aires, Argentina). Durante su carrera profesional se desempeñó en gráfica, radio y medios de comunicación en línea. Desde 2009 se especializa en tecnología, telecomunicaciones y negocios; cubriendo la realidad del sector en América latina. En 2013 obtuvo el diplomado "El Periodista Latinoamericano como agente y líder en el desarrollo social" del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (México). Contacto: [email protected]

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.