México: otra vez hay polémica por el presupuesto anual asignado al IFT

La polémica otra vez toca las puertas de México al tratarse el presupuesto anual que se le otorgará al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) para el cumplimiento de sus funciones. El plan de austeridad que lleva a cabo el presidente Andrés Manuel López Obrador generará una baja en el dinero que pidió el regulador para 2020 y, tal como ocurrió el año pasado, sus autoridades advierten que evaluarán qué proyectos deberá posponer o cancelar para adecuarse.

El IFT había pedido para el año próximo que se le destinaran 1.730 millones de pesos (89,2 millones de dólares). Ese monto ya contemplaba una baja respecto a la necesidad real teniendo en cuenta el pedido del gobierno de reducir al mínimo indispensable los gastos de las distintas carteras, indicaron desde el regulador. Sin embargo, la Cámara de Diputados acaba de aprobarle un presupuesto de 1.541,2 millones de pesos (79,4 millones de dólares), casi un 11 por ciento menos que lo pedido.

El presupuesto autorizado (para 2020) representa una reducción de 0,3 por ciento en términos reales respecto de 2019 y una disminución de 38,2 por ciento también en términos reales acumulados desde 2014”, se quejó la cartera en un comunicado en el que consideró importante destacar que “IFT ha contribuido a la recaudación de ingresos públicos del Gobierno Federal con 106.000 millones de pesos (5.466 millones de dólares) mientras que el costo de operación del Instituto ha sido de una décima parte de lo generado”.

Esta situación es historia conocida pues sucedió exactamente lo mismo en la discusión del presupuesto 2019. IFT había solicitado el año pasado 1.780 millones de pesos (91,8 millones de dólares) pero se le otorgaron 1.500 millones de pesos (77,3 millones de dólares), un 15,7 por ciento menos. Esa cantidad era, además, 37,5 por ciento menos en términos reales frente a lo obtenido para 2018. También se habían aplicado cambios a la baja en los salarios pero ese punto fue anulado por la Corte Suprema.

La reasignación presupuestaria afecta negativamente las intenciones del regulador mexicano en sus intenciones de cumplir con el mandato constitucional de promover el desarrollo eficiente de las telecomunicaciones y la radiodifusión; la promoción, supervisión y regulación del uso, aprovechamiento y explotación del espectro, las redes y la prestación de servicios y las tareas como autoridad en materia de competencia económica en los sectores que regula, indicó en su descargo.

El próximo año estará repleto de desafíos en el sector pues se espera, solo por mencionar algunos puntos, la asignación de espectro para servicios móviles, la creación de un sistema de información de infraestructura y la segunda revisión de las medidas asimétricas que corren para los agentes preponderantes, un ítem que promete ardua lucha entre los operadores. Con los números sobre la mesa, quedará luego analizar cuáles de los desafíos pasará a pendiente por problemas de presupuesto.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.