La pandemia modifica las tendencias: tráfico internacional de voz crece 30%

El 2020 podría ser recordado como el año que no fue, el año que no cuenta. La broma es usual entre quienes cumplen años en cuarentena pero, como toda broma, tiene algo de verdad. Especialmente cierto es que el 2020 no cuenta para quienes tienen que conformar reportes de resultados comparativos. Tampoco será un año a tener en cuenta para quienes se dedican a proyectar cómo se comportarán los servicios o la economía hacia el futuro.

En épocas extraordinarias, como la de la pandemia por el covid-19, los parámetros tradicionales tienden a comportarse de forma extraña y las cifras se vuelven extraordinarias.

En las primeras semanas de la pandemia pudimos observar un crecimiento exponencial en el uso de datos, especialmente fijos. Los diferentes mercados advirtieron un incremento entre el 20 y 30 por ciento en las redes fijas, poniendo presión a la infraestructura Wi-Fi —las redes móviles no sufrieron un crecimiento tan extraordinario—. En Argentina, dónde todavía no se ha pasado a la etapa de desconfinamiento, el incremento del tráfico alcanza ya el 50 por ciento desde que inició la cuarentena obligatoria, de acuerdo con información de la empresa estatal de comunicaciones Arsat publicada por la agencia de noticias Télam. ¿Habría crecido lo mismo el tráfico si no hubiésemos tenido covid-19? Todo indica que no porque a medida que se va produciendo el desconfinamiento, el tráfico tiende a bajar.

Pero quizás más sorprendente que el crecimiento en el tráfico fijo es el resurgimiento de los servicios de voz que, a pesar del incremento exponencial de la videollamada, también se vieron revitalizados por la pandemia. Algunos operadores ya habían alertado incremento en el tráfico de voz —tanto móvil como fija— en sus mercados y ahora es una organización que nuclea a proveedores mayoristas y de servicios de roaming, 13forum, la que trae novedades sobre cómo repercutió el covid-19 en servicios internacionales.

La organización indicó que el tráfico de llamadas de voz internacional recibió un empuje del 20 por ciento comparado con el mismo mes de 2019, en un contexto en el que el tráfico por servicios de roaming —que venía creciendo de la mano del descenso de los precios y las nuevas ofertas de roaming a tarifa local— descendió un 30 por ciento anual. De hecho, las primeras estimaciones indicaban que, si las restricciones a los viajes se mantenían por un período de nueve meses, el impacto negativo en los ingresos de los operadores por roaming alcanzaría 25.000 millones de dólares en 2020.

Los servicios de voz en la pandemia cobraron relevancia a pesar que en términos de cantidad de usuarios, las cifras parecen demostrar que la tendencia a la baja se mantiene. Lo que se observa, no obstante, es un crecimiento en el uso de las líneas aún activas. I3forum detecta que el promedio de duración de llamadas creció más del 30 por ciento en marzo y cerca del 60 por ciento en abril del 2020 en comparación con los mismos meses del año anterior.

Antes del covid-19, Telegeography, con información de BICS, BTS, iBasis, Orange, PCCW Global, Tata Communications, Sparkle, Telefonica Internation Wholesale Services y Telstra —los mismos que participan del informe de i3forum—, indicaba que desde el 2015 el tráfico internacional se mantenía en decrecimiento, con una caída del nueve por ciento en 2017 y del cuatro por ciento en 2018. Al cierre de 2019, la consultora estimaba una baja en el tráfico de voz hasta cerca de 432.000 millones de minutos internacionales a medida que la voz OTT se expandía hasta sobrepasar el billón de minutos.

El cambio en el comportamiento de los usuarios por el incremento del teletrabajo, el cierre de locales comerciales y las fronteras internacionales llevó a potenciar algunos servicios que, en otro contexto, no hubiesen registrado un salto. Incluso el incremento en la duración de las llamadas compensa el decrecimiento en la cantidad de ellas, porque muchas personas migraron hacia soluciones de voz IP o videollamadas para comunicarse.

Para i3forum la primera mitad del 2020 ha demostrado el “valor de los servicios tradicionales de voz en tiempos desafiantes”. Incluso, asegura que se han vuelto servicios críticos para negocios y consumidores. Sin embargo, cabe alertar que los servicios de voz crecen porque la situación es excepcional. Así como las videollamadas tuvieron un incremento exponencial durante la cuarentena, eso no parece significar que el crecimiento continuará al mismo ritmo una vez que ésta acabe. En realidad, lo que parece demostrar estas cifras es que en situaciones excepcionales, las cifras son también excepcionales. Finalmente, el 2020 no servirá para entender cuál es la tendencia de uso de las telecomunicaciones sino para entender que, ante una situación de crisis, estar conectados, a través de cualquier medio, se vuelve una necesidad básica.

Este contenido es parte de

COVID-19

Y SU IMPACTO EN EL SECTOR DE LAS TELECOMUNICACIONES
DE LATINOAMÉRICA

Leticia Pautasio
Leticia Pautasio es periodista y Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Quilmes (Buenos Aires, Argentina). Durante su carrera profesional se desempeñó en gráfica, radio y medios de comunicación en línea. Desde 2009 se especializa en tecnología, telecomunicaciones y negocios; cubriendo la realidad del sector en América latina. En 2013 obtuvo el diplomado "El Periodista Latinoamericano como agente y líder en el desarrollo social" del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (México). Contacto: [email protected]

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.