Foxconn le pidió a Brasil un gran edificio y Rousseff ya piensa en entregarle uno sin ventanas

La presidenta de Brasil hizo un sugestivo acuse de recibo de los requisitos que la compañía taiwanesa envió para instalar su planta de producción en la tierra de la samba y el carnaval. El fabricante del iPhone y el iPad exigió, entre otras cosas, una gran propiedad para alojar a más de una división de Foxconn. Ante el entusiasmo de que se concrete la inversión de 12.000 millones de dólares, Dilma Rousseff aseguró rápidamente que se cumplirán todas las condiciones pero también pidió de manera diplomática que haya un “respeto básico a los derechos laborales brasileños y a sus leyes”.

El pedido tan básico podría resultar descabellado si no se lo toma en el contexto debido: el gobierno de Brasil está especialmente interesado en que Foxconn contrate mano de obra local pero a la vez le preocupan los suicidios que hubo en la planta de China, donde una docena de empleados se tiró al vacío luego de ensamblar productos durante largas jornadas de trabajo.

La gran duda es qué pasará cuando el gigante taiwanes suba la cortina ¿la alegría seguirá siendo brasileña?

Avatar
César Salvucci es un periodista argentino egresado del instituto Taller Escuela Agencia (TEA) y actualmente cursa la carrera de Ciencias Políticas en la Universidad de Buenos Aires. Sus primeros pasos en el periodismo fueron en el área cultural, dentro de la Fundación Proa. Más tarde trabajó en la redacción del diario Clarín y luego se destacó como cronista televisivo para el portal Prensa Política, donde siguió de cerca la agenda nacional e internacional entrevistando a las figuras más relevantes de la esfera política. Ahora forma parte del canal de noticias CN23 y desde mayo de 2011 escribe para TeleSemana.com haciendo foco en los sucesos más importantes del sector de las telecomunicaciones en América Latina y el Caribe.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.