Bolivia busca en la fibra submarina de Perú un remedio para los males que aquejan a su Internet

El gobierno de Perú ofreció a Bolivia acceso a su fibra óptica submarina con el objetivo de optimizar la oferta nacional de servicios de telecomunicaciones y reducir los costos de estas prestaciones. El acuerdo fue anunciado el cuatro de noviembre pasado durante la reunión del II Gabinete Binacional, que tuvo lugar en la ciudad boliviana de Sucre.

“En nuestra agenda esta obviamente integración, sobre todo en el transporte, el acceso al océano y al transporte y ahí Perú tiene las puertas abiertas y también está el acceso a través de la banda ancha para la informática, que es el nuevo pergamino del siglo XXI”, dijo el presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, citado por la Agencia Boliviana de Información (ABI).

En este contexto, Perú se comprometió a identificar y verificar los “aspectos que deben cumplir los operadores bolivianos de servicio de Internet, para acceder a la Red Dorsal” y a evaluar “la consulta que realice Bolivia sobre el despliegue de infraestructura de fibra óptica desde Bolivia hasta el litoral peruano”.

El presidente boliviano, Evo Morales, agradeció el gesto, que a su juicio ayudará a mejorar la calidad de las telecomunicaciones y a abaratar las tarifas. Cabe recordar que Bolivia emplea en la actualidad la fibra óptica de Chile, país a manos del cual perdió la salida al mar a causa de la Guerra del Pacífico, librada entre 1879 y 1883. El conflicto es todavía una herida abierta para Bolivia, que presentó una demanda contra Chile ante la Corte Internacional de Justicia en 2013.

Según la Autoridad de Regulación y Fiscalización de Telecomunicaciones y Trasportes de Bolivia (ATT), existen 6,7 millones de accesos de Internet en el país, de los cuales el 75 por ciento corresponde a conexiones móviles. Para Akamai, la velocidad de navegación llega a 2,4 Mbps, la tercera más baja de Latinoamérica luego de Venezuela —1,9 Mbps— y Paraguay —2,2 Mbps—. Y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) dice que se encuentra entre los países de la región donde el servicio es menos asequible.

Ya en abril, el gerente general de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel), Oscar Coca, reveló que Bolivia invertirá 50 millones de dólares para unir sus tendidos ópticos con los cables submarinos de Perú en el Pacífico. De acuerdo al ejecutivo, la iniciativa podría redundar en una caída del 50 por ciento en el precio de Internet.

La baja de las tarifas y la mejora en la velocidad de este servicio sigue siendo una deuda. El gobierno boliviano intentó subsanarla parcialmente con el lanzamiento del satélite Túpac Katari (TKSAT-1) y la implementación de un punto de intercambio de tráfico (IXP) en La Paz. Falta.

Andrés Krom
Andrés Krom se graduó en la Tecnicatura de Periodismo de TEA (Buenos Aires). Durante su carrera trabajó en varios medios de comunicación online en el sector de tecnología y telecomunicaciones. Sus artículos han sido replicados por importantes medios gráficos en países como Argentina, Bolivia, Nicaragua, Panamá, Venezuela y publicaciones regionales.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.