La ruta del roaming fraudulento se concentra en el triángulo entre Estados Unidos, México y Cuba

Los operadores lejos están de controlar el fraude, una problemática que alcanza cerca del 1,7 por ciento de los ingresos anuales de la industria, de acuerdo al último reporte de la Asociación de Control de Fraude en Comunicaciones (CFCA, por sus siglas en inglés). El roaming es uno de los servicios más afectados y, por su composición, su control parecería ser una misión imposible—excepto que algún operador contrate a Tom Cruise—.

Un informe de Syniverse, basado en los datos acumulados de sus sistemas de administración de riesgo en 120 países, revela que el comportamiento del fraude es muy disímil a lo largo del año —e incluso en la comparación con años anteriores— lo que lleva a la necesidad de mantener un control mensual, durante todo el año. La única certeza que pueden tener los operadores es que el tráfico fraudulento aumenta los sábados y domingos por lo que sería necesario afinar los controles durante el fin de semana.

En el continente americano aparecen dos países en el ranking mundial de países más afectados por fraude: Brasil y México. Pero quizás lo más interesante es que el triángulo entre México, Estados Unidos y Cuba que parece ser el foco del tráfico ilícito en nuestra región.

Cuba, debido al alto costo que tiene la terminación de llamadas en el país, se ha convertido en el principal destino de terminación de comunicaciones fraudulentas —hace algunos meses, el propio operador estatal Etecsa afirmaba estar perdiendo unos seis millones de dólares anuales por fraude—. Y no parece casual que un país tan cercano como los Estados Unidos se consolide como el principal sitio de origen del fraude, con el 35 por ciento del volumen mundial —aunque en este país, afirma el reporte, los datos sugieren que los delincuentes explotan el roaming nacional para cometer fraude sin necesidad de cruzar una frontera internacional—.

El triángulo se completa con México que aporta el 80 por ciento de las SIM cards utilizadas para realizar fraude en los Estados Unidos. Cerca del 75 por ciento del tráfico originado desde estas mismas tarjetas SIM terminan —como podíamos esperar— en Cuba.

Los datos demuestran que no parece casualidad que estos tres países, que apenas los separan unos kilómetros, sean el foco del tráfico ilegal en América. Entre México y Estados Unidos se concentra gran parte de la población del continente y el alto porcentaje de mexicanos y cubanos viviendo en territorio estadounidense aparece como un mercado más que atractivo para quienes quieran realizar fraude con servicios de itinerancia.

De acuerdo al informe, Cuba como Norteamérica aparecen atados a un único país de origen de fraude: Pakistán.

En América del Sur la ruta del fraude no es tan clara como al norte del continente. El tráfico ilegal por roaming tiene su origen en una gran cantidad de países, aunque lleva la delantera —por amplia diferencia—  Perú. “Brasil y Colombia comparten frontera con Perú y contribuyen con la gran proporción del fraude que se origina allí”, afirma el reporte.

Otros países desde donde se origina el fraude que afecta a la región incluyen Luxemburgo, Italia, República Dominicana, Colombia, Paraguay, Bélgica, México y Rusia. “Parece que camuflar fraude en un contexto de roaming, sin tener que viajar lejos, atrae a los delincuentes”, afirma el reporte.

Leticia Pautasio
Leticia Pautasio es periodista y Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Quilmes (Buenos Aires, Argentina). Durante su carrera profesional se desempeñó en gráfica, radio y medios de comunicación en línea. Desde 2009 se especializa en tecnología, telecomunicaciones y negocios; cubriendo la realidad del sector en América latina. En 2013 obtuvo el diplomado "El Periodista Latinoamericano como agente y líder en el desarrollo social" del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (México). Contacto: [email protected]

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.