El éxito de la transformación depende de acomodar todas las piezas que el software sacudió

En la industria de las telecomunicaciones se repite que los operadores deben transformarse para poder mantenerse relevantes en un mercado amenazado por los OTTs y la comoditización de los servicios tradicionales. Y se subraya en numerosas presentaciones que hace falta de mayor flexibilidad y agilidad en la creación de nuevos productos y servicios.

En todo camino de transformación hacia un mundo en el que lo único constante parece ser el cambio los operadores se encuentran con varias dificultades que sortear. Una de las principales es definir qué es lo que se debe transformar —¿es la red o la operación, o son ambas?— y, relacionado con esto, cuáles son los objetivos comunes de la organización en este proceso de transformación. En la infraestructura de red, algunos ya avanzan hacia la virtualización y cloud, aún cuando no sepan bien cómo monetizarlo. En el área de operación, también se avanza —cerca de la mitad está trabajando en la modernización de la operación en paralelo a la transformación de la red—, aunque allí los principales desafíos no son de monetización.

Siguiendo una encuesta realizada por TM Forum, cerca del 60 por ciento de los operadores encuestados señalaron que una de las necesidades de su negocio son nuevos sistemas de OSS/BSS, mucho más ágiles y capaces de aprovechar las oportunidades que ofrece el software. Un 56 por ciento citó al tema de seguridad y un 52 por ciento a la madurez de ciertos estándares.

Los cambios en la red y los sistemas de OSS/BSS obligan a los operadores a adaptar sus modelos de operación a conceptos como DevOps. Llegar a la meta comprende reconfigurar los equipos de trabajo para hacerlo cada vez más pequeños y funcionales. El área de TI tiene más claro este enfoque y metodologías como DevOps ya han sido implementadas —al menos un 77 por ciento de los operadores así se lo reconocen a TM Forum— pero no ocurre lo mismo en el área de red dónde la innovación en la operación se trata de una deuda pendiente. La mayoría de los encuestados, el 67 por ciento, admitió que no ha introducido DevOps en sus equipos de infraestructura de red.

Recientemente los operadores han comenzado a incorporar software de código abierto a sus redes como una forma de poder innovar de forma más rápida. Sin embargo, eso los ha llevado a reconfigurar sus roles de TI y red y a tener nuevas necesidades, incluso en la gestión del talento humano.

Por ejemplo, existe una necesidad cada vez mayor de los operadores de contratar desarrolladores de software y hasta convertirse ellos mismos en proveedores de tecnología —un buen ejemplo de ésto son las iniciativas apoyadas por los operadores para la capa MANO—. “En vez de confiar en proveedores existentes o startups, los operadores están escribiendo su propio código o asociándose con integradores”, indicaba TM Forum. Actualmente, los proveedores de servicios de comunicaciones emplean cerca de 100 y 250 desarrolladores de software pero esta planta podría subir hasta 500 en los próximos dos años.

Lo que ocurre es que, en términos de virtualización, los proveedores de red tradicionales no han sabido aportar una solución que satisfaga a los operadores. Por ahora, los esfuerzos parecen concentrarse en desagregar las funciones de equipos propietarios y llevarlos hacia un ambiente de servidores off-the-shelf. En este sentido, aparecen nuevos jugadores que provienen del ámbito TI a hacerse un lugar en el negocio y hasta los propios operadores se reconvierten para ser autosuficientes a la hora de escribir el software que necesitan para su operación.

La reconversión de los operadores hacia compañías de tecnología y software está comenzando, aunque todavía no parece que este grupo de empresas puedan relegar completamente a los proveedores tradicionales de tecnología. Existe todavía una creencia de que los operadores no tienen experiencia en software por lo que el camino hacia la autosuficiencia será complicado. Esto puede ser cierto para operadores pequeños y medianos pero ya hemos visto como AT&T ha logrado con ECOMP generar un producto que convence a la industria.

Además, no hay que olvidar que existe un creciente trabajo de colaboración que se da en comunidades abiertas y espacios como Telecom Infra Proyect que, de contar con el apoyo necesario, permitiría generar estándares y soluciones con la escala necesaria para reducir los costos y beneficiar a toda la industria. La innovación deja de estar avocada a las áreas de investigación y desarrollo (I+D) de los operadores sino que aparece en la colaboración con otras compañías, incluso si se trata de competidores.

Lo que sí posiblemente habrá en un futuro es una combinación de compañías de mayor tamaño que se volverán autosuficientes para algunas soluciones mientras que para otras elijan acudir a la comunidad y, para otras tantas, utilizar alguna solución propietaria o que les pueda proveer un integrador. Otros operadores dependerán casi exclusivamente de múltiples proveedores para sus necesidades. La industria parece llevarnos a la antesala de una demanda histórica: la eliminación del vendor lock-in. ¿Podrá llegar esto incluso antes que la 5G?

Leticia Pautasio
Leticia Pautasio es periodista y Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Quilmes (Buenos Aires, Argentina). Durante su carrera profesional se desempeñó en gráfica, radio y medios de comunicación en línea. Desde 2009 se especializa en tecnología, telecomunicaciones y negocios; cubriendo la realidad del sector en América latina. En 2013 obtuvo el diplomado "El Periodista Latinoamericano como agente y líder en el desarrollo social" del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (México). Contacto: [email protected]

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.