Solo los operadores ponen la MANO en el fuego por NFV

Resulta que en el sector de las telecomunicaciones no paramos de hablar de NFV como la respuesta a todos los males bíblicos de los operadores: menores costos, mayor agilidad, eficiencia, mejor respuesta a las necesidades del mercado, mejor atención al cliente, y una lista casi infinita de atributos. El sector tiene una gran enfermedad y hemos simplificado su curación a la virtualuzación. Pocas veces hemos analizado si el propio ecosistema NFV está enfermo. Muchos pueden tildar esta aseveración de exagerada, pues al fin y al cabo, el sector, tarde o temprano, se ha repuesto, de mejor o peor manera, de todos sus males.

Pero cuando aparece un operador del calibre de SK Telecom con una fórmula propia para resolver el problema de la capa MANO, solo podemos concluir que el sector en lo que a NFV se refiere está, como mínimo, anémico. Y gracias a Dios, o al ARPU de Corea del Sur, que SK Telecom es un operador que suele ser parte de la solución y no tanto del problema porque, en muchas ocasiones, lanza cosas fuera de estándar, las prueba y las valida, y por eso suele estar a la cabeza del lanzamiento de las nuevas tecnologías.

Esta semana, sin nosotros verlo venir, hipnotizados por las batallitas en el campo del código abierto entre ONAP (combo entre OPEN-O bajo Linux Foundation y ECOMP de AT&T) y Open Source MANO (OSA), del cual es miembro SK Telecom, este operador lanza T-MANO, una plataforma NFV MANO que realiza la gestión integrada y orquestación de equipos y software de redes virtualizadas. T-MANO ha sido optimizado para el entorno de red de SK Telecom basado en las especificaciones establecidas por ETSI ISG NFV, dice el operador en un comunicado.

Y aquí viene la parte interesante de su anuncio: “antes del desarrollo de T-MANO, la compañía tuvo que desarrollar, construir y operar una plataforma de gestión de NFV separada para cada proveedor de equipo de red debido al hecho de que sus equipos NFV se construyeron con especificaciones diferentes dependiendo del fabricante”. Como lo oyen, aquella promesa de los fabricantes de equipos de crear un esquema abierto carrier grade para los operadores pudieran lanzar NFV sin quedar bloqueados en las redes de sus proveedores parece ser, lamentablemente falso. Resulta que SK Telecom acusa directamente a los proveedores de obligarle a crear un ambiente NFV aislado dependiendo del proveedor, complicando el despliegue NFV y eliminando parte del motivo por el cual se está desarrollando este esquema de desarrollo de redes.

Pero no es nuevo que el problema de NFV parecen ser los proveedores de soluciones de telecomunicaciones tradicionales. Este anuncio de SK Telecom debe hacer reflexionar a muchas empresas que trabajan con los operadores. El inicio de NFV lo forzaron un grupo de operadores que bajo ETSI crearon el marco de referencia para poder llevar la virtualización a sus redes. Si bien el esquema de ETSI y de los operadores era ambicioso, y hasta cierto punto utópico, fueron ellos los que se pusieron al frente de esta revolución. Uno de los primeros operadores en lanzar una solución propia en código abierto fue Telefónica con OpenMANO, primer indicativo de que la capa MANO no avanzaba con la velocidad deseada por parte de los proveedores.

AT&T lanzó ECOMP, su propia plataforma MANO, la cual también liberó al mercado en formato de código abierto para acelerar su desarrollo hasta que se fusionó con OPEN-O para crear ONAP. Operadores como Bell Canada y Orange en Francia probaron la plataforma de AT&T y anunciaron no haber visto nada que se le pareciera en cuanto a robustez y desempeño. Segundo aviso.

Y el tercero lo tenemos esta semana con SK Telecom y su T-MANO. El operador dice que a través de T-MANO puede utilizar de forma más eficiente sus equipos de red virtualizados administrando la calidad del servicio y el tráfico de datos de manera integrada sin importar el fabricante de los equipos, mejorando al mismo tiempo la calidad global del servicio respondiendo con flexibilidad a fallos y errores. La empresa también aduce poder reducir significativamente el tiempo necesario para configurar nuevos equipos para proporcionar un nuevo servicio, ya que puede actualizar todo el sistema a la vez en comparación con el pasado, donde tenía que actualizar cada sistema por separado —un despropósito—.

Además, SK Telecom espera que T-MANO ayude a expandir el ecosistema de las infraestructuras de telecomunicaciones abriendo las interfaces de programación de aplicaciones (API) de T-MANO para que cualquiera pueda usarlo para construir equipos o software de red virtualizados.

La compañía aplicará primero T-MANO a sus enrutadores virtualizados VoLTE (HD Voice) y luego ampliará su aplicación al Evolved Packet Core (EPC). Según SK Telecom, a partir de 2019 la empresa solo implementará el EPC virtualizado.

El mercado NFV vuelve a mostrar señales de que algo aún no acaba de encajar. Los proveedores tradicionales parecen avanzar con el freno de marcha puesto para ralentizar la perdida de su negocio de hardware, mientras los programas de código abierto ofrecen resultados que no parecen llegar a la velocidad ni a los objetivos deseados, obligando a algunos operadores a tomar ellos mismos un liderazgo que quizá no les corresponda. Alguien, más allá de SK Telecom, tendrá que poner la MANO en el fuego por NFV.

Rafael A. Junquera
Cuenta con más de 16 años de experiencia cubriendo el sector de las telecomunicaciones para América Latina. El Sr. Junquera ha viajado constantemente alrededor del mundo cubriendo los eventos de mayor relevancia para la industria en América, Europa y Asia. Su experiencia académica incluye un BA en periodismo escrito por la Universidad de Suffolk en Boston, MA, y un Master en Economía Internacional en la misma institución.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.