Facebook podría sufrir más el runrún que las multas por fallas de seguridad

Facebook ha recibido una nueva multa millonaria que no es la primera ni será la última que alterará el humor de sus autoridades y que pondrá a trabajar en su defensa a quién sabe cuántos abogados especializados en el tema. A los operadores también les imponen sanciones pecuniarias constantemente y eso no ha servido para romper con prácticas por fuera de lo permitido, quizás por el tiempo que transcurre entre los hechos y las sanciones, tal vez por montos que no generan el miedo suficiente o porque les resulta más redituable hacer y pagar que no hacer y evitar las multas.

Para la red social más grande del mundo la situación parece ir en el mismo sentido. Deberá pagar 10 millones de euros en Italia por suministrar los datos de sus usuarios con fines comerciales sin informarlo e implementar una práctica agresiva sin consentimiento previo. Así lo determinó la Autoridad de Competencia y Garantía de Mercado en lo que es la sanción más alta impuesta hasta ahora en Europa a Facebook tras el escándalo Cambridge Analytica, dijo el medio ABC. Aunque el monto asustaría a cualquiera, la empresa de Marc Zuckerberg tiene la ventaja de tener sustento económico para sobrellevarla y el hecho de que se le aplique en solo un país de los cientos en que tiene presencia parece disminuir un poco más el impacto.

TeleSemana.com ya había analizado que el escándalo de Facebook con los datos personales de sus usuarios podría convertir a la seguridad en el caballo de batalla de los operadores en sus estrategias de negocios, casi como modo de diferenciarse de las dificultades que había presentado la red social para protegerla. Sin embargo, en los últimos tiempos no ha habido suficientes casos para responder si esta situación trajo consigo ventajas para las empresas tradicionales, más allá de algunas situaciones particulares como el compromiso de transparencia en el tratamiento de datos personales que firmaron Claro, Movistar y Personal con GSMA en Argentina la semana pasada.

En este contexto, la red social azul seguramente prepara argumentos para considerar infundada la nueva sanción impuesta en Italia. Los 2.500 millones de usuarios que tiene en el mundo le generarán ingresos suficientes para sobrellevar esta u otras multas en cualquiera de los sitios en los que participa. Sin embargo, no le será tan sencillo volver a ganar la confianza de sus usuarios preocupados por su seguridad, que han visto a Facebook más en las noticias por las denuncias que se presentaron en su contra que por mejoras en su plataforma. El runrún, entonces, podrá afectarla más que las multas al gigante de los likes.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.