Las quejas son desahogo para un Movistar que promete quedarse en Venezuela

Movistar sabe que para quedarse en Venezuela deberá seguir cooperando con lo inevitable: un mal contexto económico, problemas cada vez más graves de vandalismo y fuga de talentos se suma a una tensa relación con el presidente Nicolás Maduro, que en algún momento le dijo a los privados que si no pueden operar en los términos que corren vendan sus operaciones al Estado. En este contexto, la empresa advierte cada tanto que se quedará en el país pero, casi de paso, se queja de todo.

A casi un año de asumir como presidente local de la compañía, José Luis Rodríguez dio una entrevista en la que volvió a hacer lo que ya había hecho. “Nos quedaremos, pero…”, podrían empezar casi todas las frases que expresó en diálogo con El Universal. El sector es “muy complejo, de capital intensivo y permanente, que requiere de grandes inversiones en divisas para mantener un servicio de calidad más que de continuidad”, inició el ejecutivo.

Sobre el problema de las tarifas, consideró que en Venezuela son “económicas en comparación al promedio en Latinoamérica” y aseguró que ha estado en permanente diálogo con las autoridades locales para revisarlas. Insistió en que el sector de las telecomunicaciones es clave para el desarrollo de una nación y “si quieres calidad, hay que pagar”. El precio de los productos y servicios ha colmado de enojo a los proveedores privados del país, que en muchos casos debieron dar marcha atrás a aumentos una vez publicados por decisión de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel).

El robo y vandalismo ha sido un reclamo constante de la filial local de Telefónica. En este caso, Rodríguez denunció 597 eventos de hurto y vandalismo en 348 estaciones. En la actualidad, agregó, unas 100 estaciones están fuera de servicio porque se han llevado “valiosos equipos tecnológicos”, como cables, transformadores y baterías. Tiempo atrás el operador había dicho que los hechos delictivos eran responsables de la mitad de las interrupciones de servicio.

Por último, el ejecutivo se refirió a la migración de personal calificado como un problema asociado a la crisis económica que atraviesa el país. Indicó que esta situación obligó a los trabajadores a “la creatividad o a la reingeniería para la recuperación y mantenimiento de sus equipos”. Esto ocurrió en reinterados casos con ingenieros que se fueron del país porque son muy cotizados por su formación profesional”.

A pesar del contexto, Venezuela seguirá siendo una fuente de ingresos para un Movistar que pondrá a la venta otras operaciones. ¿Entrará este país en el combo? Rodríguez se ocupó de descartarlo pero, a su vez, de quejarse lo suficiente para dejar en claro que tiene más dudas que certezas en el plano local.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.