Telefónica tiene pretendientes para comprar activos de Centroamérica y México sin que estén a la venta, todavía

Casi como en un Ciber Monday, hay golpes y largas filas por entrar a lo que parece una propuesta única, sin precedentes. Miles de interesados y puertas todavía cerradas. Los rumores recorren las góndolas. Los vidrios espejados no permiten ver con claridad pero pueden percibirse algunos movimientos. Las operaciones de Telefónica en Centroamérica y México ya parecen tener más interesados de los que se han dicho aún cuando su puesta a la venta no es oficial.

Si es cierto eso de que el marketing es un concurso para la atención de las personas, Telefónica parece haberlo logrado. Quizás a propósito, tal vez a su pesar. Como sea, en caso de que los análisis le den al operador motivos suficientes para poner a la venta alguna de sus filiales habrá quienes peleen por obtenerlas. Los rumores marcan un listado de al menos cuatro, aunque algunas de ellas ya desestimaron esta posibilidad.

Telefónica estaría dispuesto a escucha ofertas. Las operaciones en cuestión podrían significarle 2.000 millones de euros. En conjunto le generan ingresos por 2.226 millones de euros, lo equivalente al 4,2 por ciento de su facturación. La empresa estaría dispuesta a desprenderse del 60 por ciento de su filial de Centroamérica, que integra las actividades de Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Nicaragua y Panamá, cuyo precio se estima en 800 millones de euros.

Millicom, AT&T, Liberty y Entel han sonado con fuerza en las últimas horas, enumeró El Economista. La posibilidad de que el operador venda activos responde a su necesidad de reducir su deuda, que a septiembre se ubica en 42.636 millones de euros. La relación en un acto y el otro no están del todo claros, pues si los números que se manejan son válidos, la empresa obtendría alrededor del cinco por ciento de lo que necesita para saldar sus cuentas.

Millicom aparece como un candidato probable porque su responsable financiero, Tim Pennigton, ha dejado entrever que los activos de su competidor podrían acomodarse bien a sus operaciones. Sin embargo, la empresa ya participa de varios de los mercados mencionados por lo que debía revisar cuestiones de concentración y competencia.

El hecho de que Entel haya abierto recientemente una filial para administrar operaciones en el extranjero hacía un poco más fuerte que la compañía sea candidata a pujar. Se hablaba de su interés por Centroamérica o por México, filial de Telefónica con precio al mercado de entre 1.000 y 1.900 millones de euros. Sin embargo, la propia empresa negó interés: “No es efectivo que Entel esté planeando adquirir activos internacionales adicionales a Perú”, dijo la chilena en declaraciones tomadas por Diario Financiero.

Telefónica se arrima a la vidriera y parece una pieza atractiva para varios. Los motivos que la llevarían a desprenderse de sus operaciones parecen no ser suficientes para quitar el interés de sus eventuales compradores. Hay movimiento, el río suena y hay piedras detrás. La distancia entre los rumores y la realidad marcarán la agenda en las próximas semanas.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.