Ecuador se ve obligado a innovar: busca administrador privado para CNT

El rol de los operadores estatales está en duda. Latinoamérica no es justamente de esas regiones donde a los gobiernos le sobran recursos y atender las telecomunicaciones perdió algo de sentido con la llegada y posterior consolidación de los privados. En este contexto, Ecuador evaluó que hacer con la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT) y se decidió por un modelo intermedio que merece ser analizado: concesionar la administración.

El plan permanece todavía como proyecto porque debe ser considerado por el presidente Lenín Moreno, indicó el medio local El Comercio. Consiste en dar a concesión la administración de la CNT y otras dos compañías eléctricas por al menos 20 años. Así lo anunció el consejero de presidencia, Santiago Cuesta, y agregó que la idea es hacerlo mediante una licitación que podría ejecutarse en la segunda mitad de éste año.

La Constitución permite delegar actividades a la iniciativa privada de forma excepcional pero el Estado debe regular y controlar, dijo el experto Ismael Quintana. No se trata de una privatización porque el 100 por ciento de la participación en estas empresas quedará en manos del Estado. La operación se espera completar por unos 24.000 millones de dólares, de los cuales 4.000 millones de dólares corresponden a CNT. El Estado se quedaría, según El Universo, con el 25 por ciento de las utilidades y la fijación de las tarifas en cada una de las empresas.

Lo que lleva al Ecuador a poner a CNT en manos de privados entra en el terreno de las conjeturas, porque no se ha dicho con nombre y apellido. Según fuentes consultadas por TeleSemana.com la venta de empresas públicas es una de las banderas del gobierno actual para alivianar el gasto público. No es más ni menos que lo que se dijo antes: para el Estado es un gasto mientras que hay otros que quieren y pueden ocuparse de las telecomunicaciones.

Queda hacerse una pregunta y es por qué no se procede a vender directamente. El marco legal que rige para Ecuador establece que las telecomunicaciones son un sector estratégico y el Estado debe crear empresas públicas para la prestación de estos servicios. Los privados también, claro, pero su participación es excepcional. Desde allí nació la creación de la CNT, por lo que vender no parece opción posible para las autoridades.

La política de nuevo mete la cola en este tema y ya empezaron los cuestionamientos al gobierno por cambiar las cosas en una empresa que en 2017 presentó utilidades por 158 millones de dólares. En el primer semestre de 2018, en tanto, se agregaron otros 85 millones de dólares. El patrimonio de la empresa se ubica en 1.864 millones de dólares. Cuesta no se refirió a datos puntuales pero sí dijo, casi respondiendo a las críticas, que se requieren inversiones para el mejoramiento de ambos sectores estratégicos.

Con los hechos planteados quedan algunas dudas que seguramente se convertirán en debate en el corto plazo. El régimen preferente de espectro que tiene CNT, el hecho de que no pague por la concesión de ese activo y los beneficios que mantiene por ser una institución pública se verán, quizás, desafiados por este nuevo modelo. El sueldo de los trabajadores y hasta el título especial que tiene la compañía para prestar servicios podría mantenerse, tal vez, en este modelo híbrido que lo aleja a las autoridades de los problemas que podría traerles una eventual venta y, al mismo tiempo, los despoja de las obligaciones que asumían hasta ahora por ser el Estado dueño y administrador.

CNT participa de todos los servicios tradicionales en Ecuador. Según los últimos datos disponibles de la Agencia de Regulación y Control de las Telecomunicaciones (Arcotel) es líder en telefonía fija, donde cuenta con casi el 85 por ciento del mercado, y también en Internet fijo, con un 51 por ciento. En televisión paga, en tanto, se ubica segunda detrás de Directv y cierra el podio entre los proveedores móviles con un 18 por ciento de las líneas registradas a noviembre.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.