Tigo recuerda otra vez que Colombia tiene desafíos regulatorios

Cualquier espacio libre es aprovechado por el Mintic de Colombia para hablar de las cuestiones positivas que presenta el proyecto de ley TIC, que aunque se esperaba para antes del brindis de fin de año pasado todavía permanece entre los pendientes. Quizás cuando eso suceda se concretará la licitación de 700 MHz, que ahora y tras innumerables intentos se proyecta para el segundo semestre. El contexto local se mueve al ritmo de una administración renovada hace poco más de medio año y Tigo considera que este también es un buen momento para recordar que Colombia tiene serios desafíos regulatorios.

“Estamos pidiendo equiparar el mercado, sin favoritismos”, se despachó Mauricio Ramos, CEO de Millicom, en diálogo con Portafolio. Sus dichos podrían haber salido de la boca de ejecutivos de Telefónica, de Claro o de cualquier otro operador móvil que funciona en el mercado local, pues las quejas cruzadas no son nuevas, solo se renueva el contexto o el espacio elegido para apuntar contra todos. Al menos desde los papeles, los argumentos de unos y otros parecen tener fundamentos.

Telefónica apunta a Claro por su dominancia en el mercado, que todavía no fue regulada, a su criterio, como corresponde. América Móvil, en tanto, hace énfasis cada vez que puede en que resulta injusto que el Estado sea juez y parte por la participación de 32 por ciento que Hacienda tiene en Coltel. Millicom y el resto suman a los reclamos de sus competidores cuestiones que creen poco recomendables, como el hecho de que un ex Movistar como Juan Sebastían Rozo se haya desempeñado como ministro TIC, entre otros funcionarios que también provienen del ámbito privado.

En su discurso, Ramos reconoció como importante que se le otorgue trámite de urgencia a la ley sectorial porque “independientemente de lo que diga, es poner al sector en el lugar que se merece”. Luego fue a los puntos contenidos en la norma, entre los que destacó que “se empieza a hacer cargo de la hiper-regulación, de la multiplicidad de autoridades” y, por otra parte, se ocupa de la ampliación de licencias de espectro, un punto que habitualmente es hasta ahora eje de quejas de la industria.

El ejecutivo tiró flores para hablar de las espinas. “Tigo ha invertido y fue consistente. Llevamos una década compitiendo con un pie amarrado porque no tenemos bandas bajas. Estamos pidiendo igualdad de condiciones”, dijo e hizo énfasis en que la licitación de 700 MHz podría ser una buena oportunidad para “equiparar la cancha”. La discusión del proceso de adjudicación de esa banda lleva al menos un lustro y la filial local de Millicom siempre se pronunció a favor de su concreción.

“Somos positivos sobre el futuro porque la penetración en banda ancha fija y móvil es baja en Colombia” pero el país debe “dar un salto cuántico en los próximos tres a cinco años y para eso se requieren cambios regulatorios”, concluyó Ramos. Antes dijo que Tigo cubre con 4G al 83 por ciento de la población local y unos tres millones ya utilizan esa tecnología. La firma avanza en la atención de Pymes y, mientras tanto, pasó de tres a cinco millones hogares pasados con su red híbrida de fibra coaxial entre 2015 y 2018.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.