Subtel prepara licitación con la mira en reordenamiento de 3,5 GHz y aprobación de topes de espectro

La subsecretaría de Comunicaciones (Subtel) puso en consulta pública un documento con el objetivo de avanzar en la prometida subasta de los 20 MHz restantes en 700 MHz, además de bandas destinadas para servicio 5G. El organismo definió 30 MHz en AWS, 50 MHz en 3,5 GHz y 850 MHz en la banda de 28 GHz como potenciales porciones a subastar en la próxima licitación de espectro. La consulta es parte de un proceso anunciado por Pamela Gidi en el marco del MWC 2018 y, por ahora, parece más una pequeña muestra de intenciones —y algunas definiciones—, a la espera se resuelva en el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) el caso que involucra el establecimiento de nuevos límites de espectro radioeléctrico.

El documento tiene como objetivo recibir opiniones sobre dos temas principales: calidad de servicio y ciberseguridad. En todos los demás ítems, si bien todavía no hay suficientes definiciones, ya se puede observar alguna muestra de las intenciones de Subtel con este concurso. Por un lado, se establece que se subdividirán las bandas con el objetivo de que las empresas puedan participar por cualquier combinación de bloques. La metodología para ponderar los puntajes tendrá en cuenta el impacto de los despliegues propuestos por los postulantes en sectores productivos del país pero parece obviar las tradicionales obligaciones de cobertura que existieron en licitaciones anteriores. “Se disminuyen eventuales barreras de entrada, tales como coberturas obligatorias de determinadas zonas geográficas u otras, que podrían implicar ventajas comparativas para aquellos operadores que ya cuentan con infraestructura desplegada a lo largo de Chile”, afirma el documento. Por el contrario, pondera los instrumentos de política pública como subsidios a zonas rurales para atender estas necesidades.

Este eje puede tener dos interpretaciones: por un lado, es cierto que la 5G tiene más sentido en zonas productivas que en zonas sin interés económico y que, además, las políticas de subsidios pueden ser mejor alternativa que las obligaciones de cobertura. Sin embargo, cabe destacar que en Chile las obligaciones funcionaron en licitaciones como forma de compensar la asignación de espectro sin una contraprestación económica —las últimas licitaciones fueron un concurso de belleza—. Habrá que ver cómo finalmente termina estructurándose el documento de bases y condiciones pero, mientras tanto, no parece que Chile quisiera abandonar del todo el modelo que lo hizo admirado por la industria de telecomunicaciones. En cambio, señala que el espectro se otorgará luego de una evaluación de carácter técnico y una segunda de carácter económico, “sujeta a la eventualidad de que exista empate producto de la evaluación técnica”. Además, establece cobertura esperada en ciertas regiones y comunas, dependiendo de las bandas de espectro —otro análisis es determinar si éstas son suficientes—. Las concesiones se otorgarán por un plazo de 30 años.

La licitación, no obstante, tiene algunos escollos que sortear. Por un lado, está la tramitación de los nuevos topes de espectro en el TDLC, pero, por el otro, está el reordenamiento de la banda de 3,5 GHz —quizás uno de los puntos de mayor conflicto—.

De acuerdo con el documento presentado por la Subtel, existen únicamente 50 MHz libres en la banda de 3,5 GHz. Sin embargo, se espera poder incorporar en futuros concursos “todo o parte del espectro asignado” en esta banda. Subtel espera poder realizar un reordenamiento de este recurso, luego de haberse enfrentado con los operadores por su congelamiento —y posterior descongelamiento—.

El regulador chileno explica que es necesario un uso más eficiente del espectro radioeléctrico, distribuyendo canales con anchos de banda acordes a las nuevas tecnologías. La subsecretaría propone invitar a los concesionarios actuales de 3,5 GHz al concurso, “estableciendo que se realizará un reconocimiento del espectro que sea puesto por ellas a disposición” y garantizando que los bloques se ordenen de modo tal que permita el uso más eficiente del espectro. En caso de lograr acordar con los operadores, se podría poner a disposición de la industria hasta 250 MHz de espectro en la banda media para 5G.

El éxito de la subasta de espectro que tiene prevista la Subtel se medirá por las condiciones que finalmente queden impresas en las bases y condiciones y, no menor, por la capacidad que tenga el regulador de negociar con los operadores que ya tienen espectro en 3,5 Ghz para alcanzar un reordenamiento que permita a todos acceso a la nueva tecnología móvil. Con Uruguay liderando el lanzamiento de 5G en América Latina, Chile no quiere quedarse detrás. Eso sí, deberá resolver una serie de problemas antes de poder contar con 5G. Quizás lo más importante ahora sea no apurarse y elevar las discusiones para que la próxima licitación de espectro permita limar asperezas con los operadores y resolver aquellas cuestiones que los enfrentaron en primer lugar .

Leticia Pautasio
Leticia Pautasio es periodista y Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Quilmes (Buenos Aires, Argentina). Durante su carrera profesional se desempeñó en gráfica, radio y medios de comunicación en línea. Desde 2009 se especializa en tecnología, telecomunicaciones y negocios; cubriendo la realidad del sector en América latina. En 2013 obtuvo el diplomado "El Periodista Latinoamericano como agente y líder en el desarrollo social" del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (México). Contacto: [email protected]

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.