Registro prepago acelerará la limpieza del mercado móvil brasileño

Brasil puso en marcha esta semana el primero de los tres pasos en que se divide el nuevo proceso de registro prepago, con el que busca sacar de circulación aquellas líneas que no se encuentren debidamente identificadas. La actualización es obligatoria para todos los consumidores de esta modalidad y será útil, como en Argentina, para conocer cifras reales del mercado móvil local.

Hasta el cinco de julio tendrán plazo para completar los datos faltantes los clientes de Goiás con código nacional 62, indicó el portal local TeleSintese. A partir del 31 de julio el proyecto será extendido a otras nueve unidades federativas. A los sitios pendientes de Goiás se agregarán Acre, Distrito Federal, Mato Grosso, Mato Grosso do Sul, Minas Gerais, Paraná, Rondonia, Tocantins y Santa Catarina. El dos de septiembre se enviarán los mensajes a los usuarios implicados en el resto de los estados brasileños, que también tendrán un mes para regularizar su situación. Los clientes que no ofrezcan la información requerida en los plazos previstos perderán su línea hasta que lo hagan.

Como parte de la segunda parte del plan, que también se ejecutará por etapas, las personas que hayan adquirido un chip deberán validarlo de forma obligatoria respondiendo de forma correcta una serie de preguntas. El cronograma indica que esto tendrá vigencia desde el siete y 20 de mayo de 2020 según la unidad federativa. En los primeros 90 días, el registro debe completarse en un máximo de cinco días después del primer uso de la línea, luego ese plazo se reducirá a 24 horas.

En la tercera etapa sólo se validará los chips de quienes presenten su documentación en formato digital. Comenzará el 10 de noviembre de 2020 y el tres de diciembre de 2020 según el caso. Aquí también correrán los cinco días para los primeros tres meses y las 24 horas superado ese límite. En cualquiera de las etapas las personas extranjeras sin CPF o menores solo podrán activar su línea en la tienda del operador correspondiente.

A la fecha Brasil cuenta con 228,6 millones de líneas móviles y el 55 por ciento corresponde a la modalidad prepago. El mercado está a la baja hace tiempo debido a una caída en ese segmento que ha sido parcialmente soportada por el crecimiento pospago. La situación no parece preocupar a los operadores, varios de los cuales señalaron públicamente su intención de eliminar líneas poco rentables para concentrarse en clientes que eleven su ARPU.

El registro prepago tiene como fin evitar el uso ilegítimo de las líneas, agregó Sinditelebrasil. Su puesta en marcha no impacta los objetivos de las empresas y sí servirá, quizás, para llegar antes de lo previsto a limpiar el mercado local. En noviembre pasado la previsión era que se logre en un máximo de 18 meses pero no antes del año y el registro ayuda a ser optimistas en que estos plazos son los que se cumplirán. Para entonces, además, se puede aventurar que habrá más pospagos que prepagos en Brasil, una noticia que seguramente sea bien tomada por los operadores.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.