A nadie parece importarle el acceso

Quizás suene algo exagerado, pero la sensación que existe luego de estar dentro de un evento de tecnología dirigido al sector empresarial es que poco importa la conectividad. En la industria de telecomunicaciones nos hemos creído —en parte porque es verdad— que la conectividad es la base y sin ella no hay transformación digital posible. Sin embargo, una vez que esa base está, ya no parece nadie preocupado por ella. La conectividad se vuelve algo transparente que sólo se recuerda cuando hace falta mayor ancho de banda para desarrollar ciertas aplicaciones y productos o se vuelve un escollo para aplicar ciertas políticas y servicios.

Algunos ejemplos que se conocieron hoy en el Cisco Connect dan cuenta que la conectividad es todavía muy importante en sitios dónde hoy no está garantizada —como en el caso de escuelas rurales— o, por ejemplo, sucursales bancarias ubicadas en comunidades marginales que no logran expandirse por la falta de fibra óptica en la zona.

En aquellas zonas donde la conectividad está garantizada, lo que empieza a desaparecer es el interés por el acceso. Quienes están a cargo de las áreas de tecnología y de estrategia de las organizaciones están pensando más en cómo aprovechar la tecnología disponible (redes, nubes públicas y privadas, inteligencia artificial, aplicaciones, entre otros) para redefinir el negocio. El desafío es grande: el 40 por ciento de las empresas que hoy son líderes del mercado va a desaparecer debido al impacto de la digitalización, de acuerdo con un estudio presentado por Cisco.

En los próximos tres a cinco años habrá una redefinición de jugadores y las compañías que no sean capaces de entender el contexto de mercado en el que están inmersos y tomar decisiones informadas perecerán en el camino. “El plan debe ser holístico, el 90 por ciento de los planes aislados, fallan”, señalaba en el evento Mariano O’Kon, director de ventas de Software para Cisco.

Los responsables de las redes corporativas hoy están atravesando el mismo camino que los proveedores de servicios: se mueven hacia un mundo basado en software, en dónde no es importante el acceso sino la capacidad de proveer políticas en relación a una identidad de usuario en vez de a un dispositivo o puesto de trabajo físico.

La visión de Cisco es que las redes de telecomunicaciones empresariales deberán ser intuitivas, programables, seguras e inteligentes, y los nuevos switches lanzados el año pasado van en este sentido. En la parte del acceso, poco importa si se trata de una red fija o inalámbrica. No le importa al usuario, y tampoco a quienes se encargan de gestionar la red.

La tendencia , no obstante, es a desplegar Wi-Fi 6 —que se espera el estándar para fin de año— y dejar tecnologías como 5G para que los usuarios se conecten fuera de la oficina. Consultado sobre el interés de algunas industrias de desplegar redes 5G de forma privada, Fabián Dominguez, gerente de Desarrollo de Negocios de Redes Empresariales de Cisco estimó que las compañías se dirigirán hacia Wi-Fi 6 por un tema de costos. De hecho ya lo están haciendo: aunque el estándar todavía no está disponible, recién se espera para finales de este año, ya se están ofreciendo puntos de acceso pre-estandar con la promesa que puedan ser actualizables mediante un software.

La realidad es que la apuesta por Wi-Fi 6 es porque la red inalámbrica permitirá casi las mismas características de 5G pero sin necesidad de contar con un espectro licenciado ni la complejidad que significa desplegar una red móvil. Domínguez indicó que ambas tecnologías, no obstante, “serán complementarias” entre sí, aunque proyectó una división de aguas: Wi-Fi seguirá siendo desplegado indoor y en sitios con alta demanda de tráfico como estadios mientras que 5G será útil para el resto de los espacios que requieran conectividad.

La realidad es que tanto con Wi-Fi o con 5G, el camino es hacia nuevas experiencias de colaboración en definición 4K o realidad aumentada, dos casos de uso que son imposibles con las redes actuales. Sobre cuál de ellas corran, no le importa a los usuarios ni a los ingenieros, siempre y cuando estos últimos tengan la posibilidad de controlar las políticas —y con la nueva tecnología ya es posible hacerlo—. La red es quizás la base de todo, pero es lo primero que se olvida a la hora de hablar de transformación digital.

Leticia Pautasio
Leticia Pautasio es periodista y Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Quilmes (Buenos Aires, Argentina). Durante su carrera profesional se desempeñó en gráfica, radio y medios de comunicación en línea. Desde 2009 se especializa en tecnología, telecomunicaciones y negocios; cubriendo la realidad del sector en América latina. En 2013 obtuvo el diplomado "El Periodista Latinoamericano como agente y líder en el desarrollo social" del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (México). Contacto: [email protected]

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.

¡Suscríbete a nuestro newsletter semanal!

Únete a una comunidad de más de 16.000 profesionales del sector de las telecomunicaciones y recibe cada jueves las noticias más importantes del sector en tu buzón de correo electrónico

Tus datos están seguros con nosotros