Operadores estrechan lazos con Wi-Fi y buscan vias para converger con el RAN 5G

Los caminos de Wi-Fi y la telefonía móvil estuvieron, tradicionalmente, separados. Cada tecnología transitaba su proceso de evolución independientemente de la otra. Hubo algunos acercamientos, focalizados más bien en el offload Wi-Fi, que permitieron, entre otras cosas, la autenticación y conexión automática a redes Wi-Fi a través de la identidad de los usuarios móviles. Sin embargo, podríamos decir que si bien existieron ciertos casos de éxito —y hasta los operadores móviles comenzaron a invertir en Wi-Fi—, la colaboración entre ambos mundos no ha sido lo suficientemente estrecha.

Eso podría estar por cambiar con la 5G. Si bien hay quienes aseguran que la nueva tecnología móvil destronará a Wi-Fi, un reciente reporte de Wireless Broadband Alliance (WBA) y NGMN indica que, lejos de esta situación, 5G y Wi-Fi se integrarán —aunque la palabra que realmente utiliza el reporte es convergencia, lo que podría significar un nivel todavía mayor de integración—. Y esta convergencia se dará, específicamente, en el área del RAN.

La información publicada esta semana no sorprendería —ya hemos visto como WBA y otros actores han defendido que Wi-Fi tenga un lugar privilegiado en el sistema móvil— sino fuera porque incluye a NGMN, un grupo que está compuesto, fundamentalmente, por operadores móviles. Esto demuestra dos cosas: por un lado, que el desafío que veía WBA de involucrar “al otro lado de la industria” —que prefiere el espectro licenciado para operar— parece haber sido saldado. Por el otro, que aún quienes están pensando en inversiones con 5G ven a Wi-Fi como una oportunidad de complementarse, eliminando de lleno un enfrentamiento que quizás alguna vez pudieron tener ambas tecnologías —¿o es que en realidad ese enfrentamiento fue siempre ficticio?—.

El reporte viene a confirmar lo que TeleSemana.com había señalado en otras ocasiones: las redes móviles y Wi-Fi están más cerca de lo que se cree y, la opción más lógica, será la de colaborar entre sí. Quizás el momento sea ahora, y no antes, porque las capacidades de Wi-Fi 6 y la 5G —desde el Release 15 del 3GPP en adelante, desde la capa de New Radio (NR) hasta el Core— pueden ser aprovechados para entregar servicios de red sin fisuras. Y, no menor, generar nuevos negocios tanto para proveedores de Wi-Fi como de redes móviles.

Particularmente, el reporte sostiene que los usuarios podrán elegir tanto utilizar la red de radio del 5G como Wi-Fi para acceder a los servicios 5G porque, como bien sabemos, 5G no se trata de una nueva interfaz de radio, sino todo un nuevo ecosistema. Y será una renovación de las redes desde el core hasta el RAN que permita ofrecer nuevos servicios de alto valor que demanden alta velocidad y baja latencia (y, por supuesto, con capacidades innovadoras como network slicing). Aunque algunos actores de la industria nos quieran hacer creer otra cosa, el valor de 5G no estará en el acceso y, por eso, el acceso puede ser Wi-Fi.

“En este nuevo ecosistema, hace sentido asegurar la operación, administración y control continuo del acceso Wi-Fi para tener visibilidad continua y control de los dispositivos que se conecten sobre Wi-Fi”, señala el reporte.

Los operadores podrían beneficiarse de la cobertura de Wi-Fi dentro de edificios para proveer los servicios 5G y, lo cierto es que ya lo están haciendo. Los lanzamientos de voz sobre Wi-Fi (VoWi-Fi) son apenas el principio de esta colaboración. Una vez que haya aplicaciones de alto valor que demanden conectividad total, los operadores podrían aprovecharse de Wi-Fi para mantener los servicios aún en sitios dónde la cobertura móvil se ve dificultada o exista una necesidad de apoyarse en otras redes existentes —ya hemos señalado que 5G, para desplegar todo su potencial, deberá ser HetNet—. Eso incluye edificios en altura, sótanos y, por supuesto, los puntos públicos de Wi-Fi que suelen instalarse en parques o centros comerciales.

¿Por qué ahora? La razón es que el nuevo estándar de Wi-Fi, Wi-Fi 6, incluye mejoras que lo asemejan al RAN 5G, como la posibilidad de tener mecanismos de control de la calidad de servicio. Esto significa que, para el operador, Wi-Fi ahora empieza a ser más atractivo —siempre y cuando pueda mantener dentro de ese ecosistema el control del dispositivo—.

Existen una serie de barreras que, no obstante, la industria deberá sortear para que la prometida convergencia de RAN sea posible. Por ejemplo, la habilitación de dispositivos Wi-Fi para que se conecten al core 5G y una interfaz que permita cierto nivel de administración y control de políticas entre las redes core 5G y las redes Wi-Fi. Por último, también aparece como desafío la habilidad de un cliente de hacer el routeo del tráfico sobre uno o más accesos, optimizando la conectividad disponible.

WBA y NGNM se comprometieron a trabajar en estos tres desafíos con el objetivo de ofrecer una recomendación para la estrategia de convergencia en el despliegue de RAN, asegurando la mejor experiencia de servicio sobre Wi-Fi y acceso celular.

De lograr estos objetivos, se abre un nuevo abanico para los proveedores de Wi-Fi y los operadores móviles. Por un lado, la capacidad de los dispositivos Wi-Fi de conectarse al core 5G le podrá dar un impulso a la nueva generación de redes móviles, ya que existen cerca de 9.000 dispositivos Wi-Fi en el mundo (y contando). Por supuesto que serán dispositivos que no se podrán conectar al RAN 5G, pero que puedan acceder a servicios core ya les permite a los operadores ampliar el ecosistema —además de que en los servicios core es dónde podría llegar a estar el esquivo negocio de 5G—. Por otro lado, a los proveedores de Wi-Fi empresarial, la convergencia del RAN les permitirá demandar recursos core a la red 5G, ampliando las posibilidades de brindar nuevos servicios a aquellos clientes que ya tienen cautivos, como el hogar o las oficinas empresariales.

Lejos de lo que podíamos esperar, las redes móviles y Wi-Fi se están acercando. La promesa de 5G es que será HetNet y Wi-Fi espera tener un lugar prioritario en la combinación de esas tecnologías.

Leticia Pautasio
Leticia Pautasio es periodista y Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Quilmes (Buenos Aires, Argentina). Durante su carrera profesional se desempeñó en gráfica, radio y medios de comunicación en línea. Desde 2009 se especializa en tecnología, telecomunicaciones y negocios; cubriendo la realidad del sector en América latina. En 2013 obtuvo el diplomado "El Periodista Latinoamericano como agente y líder en el desarrollo social" del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (México). Contacto: [email protected]

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.