Chile adjudica estudio para tender el cable submarino entre Sudamérica y Asia

La Subsecretaria de Telecomunicaciones (Subtel) adjudicó al consorcio conformado por las empresas Telecommunications Management Group (TMG) y WFN Strategies (WFN) la licitación del estudio de factibilidad económica, técnica y legal del proyecto para que un cable submarino una Sudamérica con Asia. A todas luces, la novedad parece buena noticia pero está igual de claro que es lo mismo que los movimientos precompetitivos en una carrera que promete ser larga y compleja.

Se recepcionaron ocho propuestas y la ganadora obtuvo 96,23 puntos, más que cualquier otro de los postulantes. También participó Altman Villandrie Co. (88,01 puntos), Analysys Mason Limited (84,21 puntos), Salience Consortium (81,57 puntos), Zagreb Consultores Ltda. (54,70 puntos), Huaxin Consulting Co.Ltd (53,85 puntos), Consorcio Silica Marine (52,01 puntos) y Mantención y Servicios Paz Ltda. (26.82 puntos).

La firma designada recibirá 2,9 millones de dólares del Banco de Desarrollo de Latinoamérica, que financiará el estudio. Para definir al ganador se consideraron seis criterios: oferta económica, experiencia en cantidad, distancia y estudios de factibilidad realizados, formación de personal a cargo, tiempo, descripción y análisis y diagnóstico. El consorcio TMG – WFN obtuvo mejor puntaje en cuatro de los conceptos evaluados.

El tendido será de unos 24.000 kilómetros y saldrá de Chile. Uno de los principales objetivos del estudio es analizar sus puntos intermedios o derivaciones y, principalmente, el país que funcionará como extremo en Asia. La Subtel habla en su informe preliminar de Singapur, China, Japón y Corea del Sur como posibilidades pero admite “opciones que el consultor considere adecuadas”.

En el pasado, en etapas todavía más primitivas del proyecto, se habló de que había dos propuestas “en punta” entre las que analizaba Chile. La primera era una ruta de 24.000 kilómetros que lo una con Tokio, en Japón. La otra opción, que sacaba algo de ventaja porque costaría 20 por ciento menos que la anterior, 500 millones de dólares, era un tendido de 22.800 kilómetros entre el país de Sudamérica y Shangai, en China.

El estudio a presentar se divide en tres partes (informe I, informe II e informe final) que deberán estar listas el cuatro de noviembre, 27 de diciembre y 24 de julio de 2020 respectivamente. La primera versión deberá contener, por ejemplo, el contexto de telecomunicaciones y análisis regulatorio de posibles países participantes. La siguiente agregará detalles como análisis técnico y proyección de cables existentes y el último contendrá estimaciones más precisas de todo lo anterior.

Chile cumplió de esta forma con el paso previo que debía tener listo para 2019 pero ahora queda la parte más dificil: la ejecución. Varios países de la región, entre ellos Argentina, Brasil y Ecuador, se mostraron interesados en participar del proyecto que ahora quedará por más de medio año a la espera de un estudio que demuestre que es posible hacerlo y cuál es la mejor opción para ejecutarlo.

“Con la adjudicación estamos un paso más cerca de cumplir con el mandato de dotar de mayor conectividad a Chile y Latinoamérica, volviendo a posicionar al país como líder en conectividad regional. El proyecto una vez terminado será la piedra angular para consolidar las economías digitales locales”, confió la subsecretaría de Telecomunicaciones de Chile, Pamela Gidi. Toda esa expectativa que aparece en el discurso ahora también empieza a verse en los papeles, pero la realidad estará plasmada (o no) en los hechos.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.