Estados Unidos y México trabajarán en un protocolo para evitar conflictos por interferencias

A los conflictos que mantienen Estados Unidos y México se agregó recientemente uno más: las interferencias en las operaciones de telecomunicaciones en uno y otro lado de la frontera. La cosa no había empezado bien, pues en un primer momento hubo fuego cruzado entre los involucrados pero parece que ahora reinará la paz o, al menos, las autoridades de ambos países hablaron de un acuerdo para la conformación de un nuevo protocolo que evite inconvenientes.

El conflicto se desató con el reclamo de Verizon ante la llegada de Altán Redes a la Ciudad de Juárez, en el límite del Rio Bravo, y a Tijuana. El operador que presta servicios en Estados Unidos acusó al otro de provocar una degradación de las comunicaciones inalámbricas en suelo propio, en detalle en San Diego (California) y El Paso (Texas), con la explotación de la banda de 700 MHz en México. El punto de conflicto era el encendido de antenas cerca de la frontera que generaban interferencias en hasta 80 kilómetros del lado estadounidense.

A pesar del mal clima inicial, los órganos reguladores de cada país, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) y la Comisión Federal de Telecomunicaciones (FCC), coincidieron ahora en que el protocolo técnico para el aprovechamiento de la banda de 700 MHz quedó rebasado y comenzaron a elaborar una nueva versión, indicó el portal El Economista. “Estamos trabajando con la FCC en un protocolo de pruebas porque el que se tiene es insuficiente para las necesidades actuales”, dijo el titular del regulador mexicano, Gabriel Contreras Saldivar.

En Estados Unidos la banda de 700 MHz fue asignada en 2008 y en México se hizo lo propio 10 años después, por eso el conflicto se desató recientemente. Verizon tiene adjudicadas dos porciones regionales y un bloque nacional en esa banda en tanto que el gobierno mexicano otorgó 90 MHz en 700 MHz al consorcio Altán Redes como parte de la asociación público-privada para el despliegue de la Red Compartida, que inició operaciones en marzo de 2018.

Varios de los bloques de países que comparten fronteras en Latinoamérica firmaron algún tipo de acuerdo para evitar conflictos en zonas limítrofes. Lo hicieron, por ejemplo, Panamá y Costa RicaBrasil con Perú y con ColombiaPerú con Colombia y República Dominicana con Haití, entre otros. Por su parte, actuaron en un sentido similar la Subsecretaria de Telecomunicaciones (Subtel) en Chile y las autoridades de Ecuador y Perú con propuestas para eliminar los cargos de acceso por roaming internacional en sitios fronterizos.

De esta manera, empieza a calmarse el conflicto. Antes de esto, el operador estadounidense Sprint se había quejado por un posible impacto a sus operaciones cuando México estaba listo para asignar espectro en la banda de 2,5 GHz, reclamo que fue minimizado por las autoridades de ese país. Tal como había señalado el analista Juan Gnius al mismo portal, “las interferencias técnicas o comerciales se pueden resolver siempre que haya voluntad entre las partes”. Parece que este punto se logró en este caso y ambas naciones trabajarán en conjunto en un nuevo protocolo que asegure la paz.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.