Compartición entre TIM y Vivo alcanzará al 48% de las ciudades brasileñas

TIM y Vivo habían anunciado en julio la firma de un contrato de compartición de infraestructura y ahora, justo unas horas después de que Claro completara la compra de Nextel, dieron los primeros detalles de esa alianza: involucra 2G, 3G y 4G y alcanza a un total de 2.700 ciudades, lo que equivale a algo más del 48 por ciento de los 5.700 municipios en los que se divide Brasil.

El contrato deberá ser revisado por la Agencia Nacional de Telecomunicaciones y el Consejo Administrativo de Defensa Económica (CADE). Por si fuera necesario aclararlo, las firmas destacaron que la compartición de activos no implica cambios en la estructura de cada compañía, que mantendrán autonomía tanto en términos comerciales como en la gestión de clientes en todos los sitios involucrados.

Uno de los dos documentos en los que se divide el acuerdo trata la creación de una red móvil única de tecnología 2G, que abarcará 2.700 ciudades según publicó el portal local TeleSintese. Consiste en que las partes desactivarán las radiobases sobrepuestas, con lo que esperan reducir los costos de mantenimiento de redes y liberación de espectro que podrá ser utilizado para otras tecnologías.

El otro trata también de la formación de una red única, pero en ciudades con menos de 30.000 habitantes y con tecnología 3G y 4G. El modelo en este caso prevé dos opciones. En primer lugar, en sitios en lo que solo uno tenga cobertura el otro podrá usarla, lo que ocurrirá en unas 800 ciudades. En tanto, en los que ambas participan actualmente la red de una de las empresas será desconectada, lo que sucederá inicialmente en 50 municipios.

El proyecto inicial tendrá su primer balance en seis meses y existe la posibilidad de que una vez culminado ese plazo el proyecto que involucra activos para 3G y 4G se amplíe a más de 1.600 ciudades. “Las implementaciones serán generadas de forma gradual, en la medida en que pueda ser testeada la calidad y el funcionamiento de las iniciativas”, agregaron las partes.

No es el primero ni será el último acuerdo de compartición de infraestructura que se desarrolla en Brasil y en Latinoamérica. Los primeros en el plano local se anunciaron hace cuatro años y en el último tiempo se rubricaron más alianzas, como la de TIM como Oi, que se observó como un posible paso hacia una fusión que hasta ahora se mantiene como rumor. Como ya se ha dicho, los operadores del mundo creen en eso de que lo que no se comparte se pierde, y la región camina en el mismo sentido con nuevos y más robustos casos.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.