Coronavirus: los gobiernos ponen a la clase baja en el centro de su segunda etapa de acción

La emergencia sanitaria puso a gobiernos y operadores a trabajar en distintas estrategias con el ojo puesto en mantener en pleno funcionamiento los servicios y garantizar la comunicación primero y el entretenimiento después para los usuarios de telecomunicaciones. La pandemia avanza y los países tomaron nuevas medidas que, por lo general, redundan en más aislamiento para los sectores no esenciales. Esto obliga también a los actores del sector a tomar nuevas estrategias, que según los ejemplos de dos países apuntarán a que no pierdan conectividad los hogares de menos recursos.

Brasil es uno de los países que permiten dar argumentos a esta idea. El secretario Nacional del Consumidor, Luciano Timm, envió una nota en la que apoyó la propuesta presentada por la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) para que sea emitido un vaucher para el consumo del servicio celular y de banda ancha para la población de bajos recursos, indicó el portal local TeleSintese. Se usarán para ello, de ejecutarse, recursos del Fondo de Fiscalización de las Telecomunicaciones (Fistel).

Las familias beneficiadas serán, siempre si se aplica esta iniciativa, las que son parte del programa Bolsa Familia. Como paso previo a la aprobación, el regulador pidió que se adelante el pago de la tasa Fistel por parte de operadores. Este pago vencía inicialmente el 31 de marzo pero se aplazó por 15 días como parte de las medidas extraordinarias tomadas ante la pandemia. La decisión, según los entendidos, llevará uso 600 millones de reales (112,1 millones de dólares), el 15 por ciento del total a recaudar en ese concepto.

En Chile, en tanto, el ministerio sectorial firmó con las empresas agrupadas en Atelmo un acuerdo en lo que se consolidó como el Plan Solidario de Conectividad. La idea es “ayudar a los usuarios que por motivos de fuerza mayor no tienen los recursos para seguir pagando los servicios contratados”, dijo la subsecretaria Pamela Gidi. La iniciativa entró en funcionamiento el primero de abril y abarca tanto el servicio móvil como el de Internet fijo.

La iniciativa chilena es gratuita para usuarios, que pueden solicitarlo en caso de que figuren dentro del 40 por ciento de hogares con menores ingresos según los registros oficiales. Quien cumpla con el requisito debe contactar a su proveedor de servicios, dar de baja su contrato actual y solicitar el plan solidario. Este podrá activarse hasta el 15 de mayo y con una vigencia de 60 días corridos a partir de que es activado.

En los primeros dos días de vigencia ya se anotaron 2.455 usuarios. Los clientes de Internet fijo contarán con acceso a 2 Mbps en el período señalado al tiempo que para clientes móviles el beneficio incluye acceso a 50 mensajes de texto, 300 minutos para llamadas y velocidad de 256 Kbps para navegar por Internet. También contarán con acceso sin límites a redes sociales y a sitios específicos del gobierno para seguir novedades de emergencia y hacer cursos en línea de forma gratuita.

Así entonces, los actores de la región abren su segunda etapa de acción ante el coronavirus. Primero fue la incorporación de medidas para garantizar la prestación del servicio y prestaciones adicionales a usuarios tanto en comunicación como en entretenimiento. Ahora el foco está en que sigan conectados aquellos con menores recursos y allí aparecen las primeras propuestas de la mano de públicos y privados. Brasil y Chile muestran sus herramientas para logarlo y abren el camino para el resto.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.