Digicel e iliad encuentran también en la asociación un mecanismo para ganar-ganar

El último anuncio realizado por Digicel fue el pedido de bancarrota en los Estados Unidos. Las razones son una deuda de 7.400 millones de dólares, de las cuales debe reestructurar aproximadamente 2.000 millones de dólares para mantenerse competitivo. La compañía enfrenta un futuro incierto y busca alternativas para mejorar su situación en un contexto en el que espera la entrada de Free (iliad Group), que ha obtenido licencia para operar en algunos de los mercados de las Antillas francesas. Pero en vez de tomar una posición desafiante, Digicel se apronta a ser un jugador más en una nueva etapa de las telecomunicaciones: la colaboración. Es que la llegada de iliad a los territorios franceses de ultramar puede ser un desafío a nivel de mercado pero también una buena oportunidad para encontrar un balance en sus finanzas.

En marzo se conoció que el nuevo operador móvil, que ya ofrece servicios en Francia e Italia bajo la marca Free, aprovecharía la infraestructura de antenas ya instaladas de Digicel para ofrecer sus servicios, de acuerdo con el periódico local Antillas Francesas. Así, la compañía francesa reduciría el costo de inversión para una nueva operación mientras que Digicel podría recibir una retribución por el uso de la infraestructura.

Sin embargo, esta semana se conoció que el acuerdo entre ambos jugadores va más allá. El grupo iliad informó que conformarían un nuevo joint venture con Digicel que será dueño de una red de telefonía móvil (infraestructura de red y equipamiento activo) en nombre de los dos grupos. El acuerdo incluye a las operaciones en las Antillas Francesas (Martinica, Guadalupe, San Martín y San Bartolomé) y la Guayana Francesa.

“Cada operador se quedará con su red de core y sus licencias de frecuencias y continuarán operando independientemente desde una perspectiva comercial”, indicó la compañía en un comunicado. Pero detrás de escena, las compañías compartirán su red e invertirán en conjunto para mejorar el número de sitios móviles en la región. Así, prometen elevar la cobertura de servicios y la velocidad.

El objetivo último, indican los operadores, es tener “una de las más grandes redes de infraestructura de telecomunicaciones en las Antillas Francesas”. Y el objetivo recuerda a la operación que confirmó recientemente Telefónica y Liberty Global en el Reino Unido por el cual las compañías crearán una sociedad conjunta para complementar las operaciones de O2 y Virgin Media. Claro que en este caso se trata de negocios complementarios, no competidores en el mundo móvil, pero no deja de ser una maniobra interesante desde el punto de vista financiero. Telefónica, al igual que posiblemente Digicel, se podrán llevar a casa algo de dinero producto de la sesión de su infraestructura a este nuevo joint venture.

Por otro lado, el acuerdo entre ilead y Digicel confirma que las redes del futuro serán cada vez más compartidas. Los operadores no están dispuestos a invertir en nuevas redes de telecomunicaciones y buscan aprovechar la infraestructura existente para reducir los costos, aunque eso signifique hacer acuerdos con la competencia.

Leticia Pautasio
Leticia Pautasio es periodista y Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Quilmes (Buenos Aires, Argentina). Durante su carrera profesional se desempeñó en gráfica, radio y medios de comunicación en línea. Desde 2009 se especializa en tecnología, telecomunicaciones y negocios; cubriendo la realidad del sector en América latina. En 2013 obtuvo el diplomado "El Periodista Latinoamericano como agente y líder en el desarrollo social" del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (México). Contacto: [email protected]

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.