El Gobierno apela a la fusión para que Alegro sobreviva

CNT y Alegro se fusionan

En tan sólo dos días se resolvió un proceso que llevaba meses de ejecución: la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT) se fusionó con el operador móvil Telecsa S.A., dueño de la marca Alegro PCS. Para que la iniciativa pueda concretarse formalmente, el Gobierno de Ecuador declaró empresa pública a Alegro, a través de un decreto ejecutivo firmado el día anterior a la fusión. Una cuestión de formas, ya que el capital de Telecsa siempre fue público; era propiedad de las anteriores empresas telefónicas estatales Andinatel y Pacifictel.

El proyecto de fusión de CNT y Alegro es un plan estratégico que persigue diversos objetivos, entre ellos formar una empresa multiservicio a nivel nacional y, a la vez, tratar de salvar al operador celular estatal, plagado de deudas y cada vez más rezagado en un mercado dominado ampliamente por Porta (América Móvil), que posee el 70 por ciento del mercado ecuatoriano. La empresa estatal, en contraposición, sólo abarca poco más del dos por ciento y el resto del mercado móvil queda en manos de Movistar.

Esta situación de amplio dominio de Porta tiene su correlato dentro del plan de unión CNT-Alegro. El mismo día de la fusión, el Consejo Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) declaró a Porta como “operador dominante”, lo que hará que esté sujeta a mayores controles por parte del organismo regulador.

En lo referente a telefonía móvil —es decir, los servicios de voz—, la estrategia de la nueva empresa es en realidad la vieja estrategia de Alegro. Y tan inalterable es la estrategia que inclusive se conservará la marca Alegro, algo que algunos gurús del mercadeo y la publicidad seguramente verían con malos ojos. Pero, en definitiva, la estrategia operacional de Alegro como parte de CNT no tiene más remedio que ajustarse a las condiciones imperantes. Al no disponer de redes 2G que le permitan competir de igual a igual con Porta y Movistar, la estatal recurrirá a implementar directamente una red 3G, para lo cuál destinará inicialmente entre 70 millones y 120 millones de dólares en una red HSPA+. La licitación para adquirir los equipamientos y la infraestructura se convocaría para fines de agosto, mientras que las primeras radiobases serían instaladas a partir del segundo trimestre de 2011. El objetivo apunta a cubrir cerca del 70 por ciento de la población a través de la nueva red de tercera generación.

La principal apuesta estratégica se dará, entonces, en los servicios móviles de datos, con el despliegue de la red 3G. Alegro renuncia a pelear una mejor posición en el mercado de servicios de voz, algo lógico si se tiene en cuenta que el mercado ya está cercano al 100 por ciento de penetración, e intentará hacerse un lugar en el segmento de datos móviles.

En la práctica, la incorporación de Alegro a CNT puede verse como un paso más dentro de un proceso que se inició en octubre de 2008, con la fusión entre Andinatel y Pacifictel, y que parece apuntar hacia una sólo dirección: crear una empresa multiservicio nacional que ofrezca desde telefonía fija a telefonía móvil, pasando por banda ancha y televisión por suscripción. De todas formas, puede que el éxito de la nueva empresa no sea homogéneo. Mientras que en telefonía fija y acceso a Internet la estrategia se apoya en el dominio de mercado, en telefonía móvil el futuro es mucho más complejo. Si bien ahora podrán echar mano a la sinergia fijo-móvil de servicios y promociones, es difícil pensar que se podrá remontar una situación que Alegro no pudo cambiar modificando su logo y su imagen, bajando las tarifas y lanzando innumerables promociones de todo tipo.

Por el momento, la apuesta de Alegro a partir de la fusión parece centrarse en dos aspectos: una parte centrada en diversas ofertas comerciales y otra parte centrada en el salto tecnológico de telefonía móvil. En las propias palabras de César Regalado, gerente de CNT, se observa la estrategia: “las ofertas comerciales que vamos a dar y la parte tecnológica que también estamos implementando serán un atractivo muy grande para los clientes. Vamos hacer empaquetamiento de productos, esto significa una sola factura para el usuario con varios servicios”. Para empezar ya se están anunciando futuras reducciones de tarifas, para beneficiar a los 300.000 clientes de telefonía móvil.

La operación de fusión comenzó, en realidad, en marzo de este año por sugerencia de la gerencia general de la CNT, dejando atrás la hipótesis de sumar algún socio internacional, como se barajó en algún momento. Finalmente, la fusión viene a abrir un nuevo escenario para el mercado ecuatoriano en general y muy especialmente para Alegro PCS, operador que desde 2004 ha pasado por diversas administraciones públicas y privadas y ha arrojado pérdidas por alrededor de 220 millones de dólares, según la prensa local.

TeleSemana
TeleSemana es la publicación online de telecomunicaciones líder de America Latina, ofreciendo información estratégica a más de 16.000 profesionales de la industria. Más de 200 operadores móviles, fijos, satelitales y cable operadores, y más de 60 agencias reguladoras y gubernamentales de 23 países diferentes de la región acceden a TeleSemana.com diariamente. TeleSemana.com es reconocida por la calidad de sus contenidos, sus análisis y su valor estratégico.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.