AT&T compra T-Mobile para convertirse en el número uno en LTE

AT&T anunció un acuerdo con Deutsche Telekom (DT) para la adquisición de T-Mobile USA por 39.000 millones de dólares. Con la compra AT&T recuperará el primer lugar como operador móvil en Estados Unidos, posición ganada por Verizon Wireless en 2009. Mientras los servicios de telecomunicaciones se alejan poco a poco de la voz tradicional y los SMS, con la operación la compañía se alista para liderar la oferta de servicios sobre LTE. Además, AT&T señaló la compra supone inversiones en infraestructura para los próximos siete años por cerca de 8.000 millones de dólares.

Los cuatro operadores estadounidenses son Verizon Wireless, AT&T, Sprint y T-Mobile. Por cantidad de clientes el primer operador móvil del mercado estadounidense es Verizon con 100 millones de abonados. AT&T cuenta con 95,5 millones de clientes y con la adquisición incorporará los 33,7 millones de clientes de T-Mobile.

Del importe total de la venta, 25.000 millones de dólares serán pagados en efectivo y el resto será en acciones, que darán a DT un ocho por ciento de participación en AT&T. La adquisición fue aprobada por los Consejos de Administración de ambas compañías y deberán aguardar la aprobación regulatoria por un plazo de un año.

En el comunicado AT&T dijo que “esta operación representa un mayor compromiso para reforzar y ampliar las infraestructuras” en el país. Además, el presidente y consejero delegado de AT&T, Randall Stephenson, dijo que las redes de banda ancha móvil suponen una oportunidad económica para los operadores. La compañía anunció que a mediados de este año estarían lanzando una oferta de LTE en las principales zonas del país. AT&T comenzó a allanar el camino para liderar la oferta de servicios sobre LTE en diciembre de 2010 con la firma de un acuerdo con Qualcomm. Por 1.925 millones de dólares el operador comprará el espectro en 700 MHz que el fabricante utiliza con el discontinuado servicio FLO TV.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.