La eliminación del redondeo en la facturación móvil no es una idea redonda

Hace dos semanas México sacó del baúl de los recuerdos la incorporación de la facturación por segundo en los servicios de telefonía. Como en otros mercados, los legisladores propusieron en 2009 que se obligue a los operadores mexicanos a ofrecer también dentro de su esquema tarifario la facturación por segundo. Dos años después, la Comisión de Comunicaciones de la Cámara de Diputados votó a favor de volver a presentar la medida con un resultado ajustado, ya que inicialmente hubo empate a seis, que finalmente terminó con un siete a cinco a favor de la medida.

Al contrario que en otros mercados, la modificación de artículo 60 de la Ley de Telecomunicaciones no intenta prohibir el cobro por minuto, sino, simplemente, ofrecer al usuario la opción de elegir esta modalidad de pago. Los legisladores proponentes llevan a cabo ejercicios matemáticos simples para justificar la medida:

“Supongamos que un usuario hace seis llamadas cada una con duración de un minuto con un segundo. Lo lógico es que el usuario se le cobrará seis minutos con seis segundos. La compañía de telefonía celular aplicando el redondeo le cobrará 12 minutos, poco más del doble del tiempo que efectivamente hizo uso del servicio. De esta forma, las compañías celulares obtienen una ganancia por minuto de 100 por ciento”.

Los análisis de la eliminación del redondeo son casi siempre tan infantiles como el párrafo anterior, y por lo tanto requieren la siguiente respuesta, igual o más infantil si cabe:

“Imagínese que usted vende manzanas por kilo y un kilo costara 10 monedas y en un kilo entraran 10 manzanas porque toda pesan siempre lo mismo. Imagínese que tuviera siempre los mismos clientes, 20, 10 de los cuales consumen las 10 manzanas y, por lo tanto, están satisfechos con la venta por kilo, y 10 sólo consumieran la mitad y tuvieran que tirar las otras cinco. Ahora imagine que le obligan a vender por unidad. ¿vendería la unidad a una moneda sabiendo que eso le haría perder un 25 por ciento de su facturación? Lo más probable es que como negocio suba el precio unitario para intentar minimizar la perdida, ¿no?”

Esencialmente en los mercados donde se ha obligado a modificar los redondeos por minutos, lo que se ha logrado es una reconfiguración del consumo y de los precios, tanto del segundo como de la conexión de la llamada. En algunos casos, como el español, la reconfiguración de las tarifas al segundo provocó una queja generalizada porque el redondeo no supuso una bajada en los precios, como esperaban sus proponentes.

Cobrar por segundo es más justo que cobrar por minuto y redondear, especialmente si el redondeo se realiza mal, es decir, antes de superar la mitad de la siguiente unidad. Pero, el cambio a un modelo más justo no puede venderse como una reducción tarifaria, sino como un reajuste de precios y ofertas por parte del operador que siempre intentará modificar su oferta para perder los mínimo posible con la eliminación del redondeo.

TeleSemana
TeleSemana es la publicación online de telecomunicaciones líder de America Latina, ofreciendo información estratégica a más de 16.000 profesionales de la industria. Más de 200 operadores móviles, fijos, satelitales y cable operadores, y más de 60 agencias reguladoras y gubernamentales de 23 países diferentes de la región acceden a TeleSemana.com diariamente.TeleSemana.com es reconocida por la calidad de sus contenidos, sus análisis y su valor estratégico.

3 Comentarios

  1. Avatar

    Aquí en Paraguay tenemos tasación redondeada al segundo desde hace un tiempo, y el efecto fue positivo para los usuarios y también para las telefónicas. La gente pierde el miedo de realizar llamadas, las hace esperando que tenga una duración abreviada (algunos si la hacen), pero el tráfico también crece luego de una medida como esa. Creo que es una intervención positiva del regulador, que siempre que exista un acomodo por parte del mercado, intervenciones (que si deben ser muy bien estudiadas) provocan sacudidas que normalmente incrementan la competencia. Justificar una subida de precios justo cuando están en la mira de los usuarios no es fácil en un mercado con alta competitividad.

  2. Avatar

    La conversión del precio por minuto redondeado al minuto al precio por minuto redondeado al segundo, implica un aumento que se puede estimar muy bien usando la distribucipón de Poisson. Para ello alcanza con conocer la duración media de una llamada. Es una opción más eficiente por cuanto cada uno paga por lo que realmente usa. No es un aumento de tarifa, aunque aumente el precio por minuto, pues si se está en competencia se producirá solamente un efecto de cama de agua. Saludos

    • Rafael A. Junquera

      Claro, no es un aumento de tarifa, pero tampoco es un descenso como algunos grupos de consumidores esperaban en algunos mercados donde se forzó la medida. Como bien dices es un colchón de agua, se reacomoda el mercado y dependiendo de tu uso saldrás ganando o perdiendo. Si eres un consumidor que nunca superas el minuto en tus llamadas, sales ganando, pero si eres un usuario que mínimo utilizas 10 minutos por llamada, sales perdiendo. Ahí el operador hace el analisis del uso de sus usuarios y determina por donde hace el acomodo y cuanto cuesta el precio por segundo y la conexión.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.

¡Suscríbete a nuestro newsletter semanal!

Únete a una comunidad de más de 16.000 profesionales del sector de las telecomunicaciones y recibe cada jueves las noticias más importantes del sector en tu buzón de correo electrónico

Tus datos están seguros con nosotros