Un aparente win-win entre América Móvil y la CFC

Cuando aterrizamos en el apasionante mundo de las telecomunicaciones en México, solemos pasar primero por capas de turbulencias en la atmósfera antes de llegar al aeropuerto en cuestión. El mercado mexicano es como una cebolla llena de capas, cuando crees que has dejado la última detrás aparece una nueva que te vuelve a hacer llorar. Es un mercado de difícil manejo pero de fácil desenlace. Nunca en un mercado pasaban tantas cosas y a la vez no pasaba nada de nada.

Y una vez más, la mega multa, esa que nos puso los pelos de punta a todos cuando supimos de ella por primera vez hace ya un año (1.000 millones de dólares) a Telcel por estrangular al resto de competidores, va a quedar en otra cosa. Un escenario donde la Comisión Federal de Competencia (CFC) y la filial de América Móvil, Telcel, que controla el 70 por ciento del mercado de la telefonía móvil, anuncian con disimulo sentirse ganadores en su enfrentamiento; curioso cuando ambas pateaban en porterías opuestas.

Otros organismos, como CANITEC, que pedían a gritos que la multa no se perdonara, deberán ahora reflexionar sobre la nueva situación por la cual América Móvil y CFC parecen haber quedado satisfechos. Por ahora que hayan ganado los dos, sólo lo ven ellos mismos, al resto nos costará aún un tiempo digerir que no se cumpla una multa en ese mercado.

Hoy, un año después como decíamos en un parrafo anterior, hemos llegado a lo que parece ser la última capa de la cebolla, y el resultado ha sido que Telcel no deberá pagar su multa a cambio de que realice una serie de concesiones, en concreto cinco, que multiplicarán el valor de la multa por ese número, según las estimaciones de la CFC.

La prensa se enteró de la noticia porque fue el operador quien hizo el anuncio público de la revocación. Un adelanto al anuncio oficial que suena a dos cosas: a que América Móvil quería informar a sus accionistas y al mercado sobre su victoria, y a una segunda un poco más grosera por nuestra parte—y mal pensada también—por la cual el operador volvería a demostrar el poder que tiene en ese mercado.

La CFC también se ha lanzado a realizar un comunicado, pero su departamento de prensa no es ni la mitad de potente que el de América Móvil. En su anuncio posterior al del operador, el organismo asegura que en la negociación win-win, Telcel desbloqueará las tarifas de interconexión móviles, reduciéndolas en un 62 por ciento en los próximos años. Con esta reducción, se resuelve parte del problema presentado por la Cofetel y la OCDE en el famoso reporte que situaba a México como el páis con los precios más elevados de los 34 países que forman la OCDE. Con la corrección, México recuperaría 30 puestos de golpe.

Si Telcel cumple con los compromisos asumidos, el mercado habrá dado un paso adelante para iniciar una corrección que permita mayor innovación a menores precios y que el mercado no sea un jardín cerrado que prevenga la entrada de nuevos jugadores, y lo que es más importante nadie se acordará de los 1.000 millones de dólares. Pero si Telcel se despista, o le dejan que se despiste con sus compromisos, nos encontraremos con más capas que sortear, más turbulencias, y más anuncios políticos de multas que nunca llegarán a nada. Bueno sí, a darnos trabajo a los que cubrimos el sector.

No me puedo despedir sin reflexionar sobre por qué se le queda a uno la sensación que los compromisos de Telcel deberían producirse independientemente de la multa. Y por qué parece que el proceso haya pasado a ser una especie de negociación, en lugar de ser una impartición de justicia sobre una irregularidad que parece era demostrable. Preguntas que quizás la CFC y la Cofetel puedan responder una vez hayan digerido todo el asunto.

Rafael A. Junquera
Cuenta con más de 16 años de experiencia cubriendo el sector de las telecomunicaciones para América Latina. El Sr. Junquera ha viajado constantemente alrededor del mundo cubriendo los eventos de mayor relevancia para la industria en América, Europa y Asia. Su experiencia académica incluye un BA en periodismo escrito por la Universidad de Suffolk en Boston, MA, y un Master en Economía Internacional en la misma institución.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.