“No se nos está dando la oportunidad de equiparar y tener igualdad de condiciones con la competencia”

Francisco Gutiérrez, gerente de Relaciones Institucionales de Personal Paraguay

El operador paraguayo Personal (propiedad de Telecom Argentina, subsidiaria a su vez de Telecom Italia) está atravesando por una situación particular en el mercado. Por una parte, se encuentra en una disputa con Tigo (Millicom) relacionada con la prestación de servicios financieros, en la cual acusa a su competidor de supuestamente abusar de su posición dominante para bloquear los puntos de venta e impedir que se comercialicen sus servicios.

Y de otro lado, Vox (propiedad de la estatal Copaco) ha anunciado recientemente el próximo lanzamiento de LTE, mientras que Tigo, luego de quedarse con una porción importante de espectro en la banda de 2,5 GHz, estaría en condiciones también de hacerlo. Personal y Claro (América Móvil), el otro operador móvil de Paraguay, quedaron a la espera de asignación de espectro. De éstos y otros temas habló Francisco Gutiérrez, gerente de Relaciones Institucionales de Personal Paraguay, con TeleSemana.com.

¿Cuál es el panorama actual de Personal en Paraguay?

En este momento tenemos en Paraguay algunos temas con el regulador, específicamente en cuestiones de espectro. La autorización que se dio a la adquisición por parte de Tigo de Cablevisión incluyó licencias de diferente tipo, y entre ellas, una con 50 MHz de espectro en la banda de 2,5 GHz que generó un desbalance grave entre operadores.

La Ley de Telecomunicaciones de Paraguay obliga a la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) a garantizar igualdad de oportunidad de acceso al espectro a todos los operadores. Con esto que se hizo, se ha generado un desbalance. Hoy Tigo tiene el doble de espectro que nosotros. Hemos reclamado a Conatel, y Conatel nos ha negado espectro. Una situación parecida viven también los demás operadores.

Hemos reclamado la forma en que se aprobó esa adquisición. Acá no hubo ninguna recuperación de espectro, ningún tipo de condicionamientos, y no se ha analizado a profundidad el impacto que puede tener una fusión como esta, de un operador de TV paga dominante con cerca del 84 por ciento del mercado, y por otra parte, un operador dominante en telefonía móvil como es Tigo, que tiene más del 70 por ciento del mercado en facturación.

Hoy tenemos un operador que tiene una cantidad de espectro importante y un regulador que no nos está dando la oportunidad de equiparar y tener igualdad de condiciones con la competencia, no sólo a Personal sino también a los demás operadores.

¿No rigen en Paraguay topes de espectro?

No, en Paraguay no hay topes de espectro y tampoco una Ley de Competencia. Hay un proyecto de ley en el Congreso. Pero sí hay un reglamento de defensa de la competencia aprobado por el regulador, la Conatel, que está vigente, y que establece una serie de lineamientos y procedimientos a seguir en casos como éstos, que fue tenido en cuenta.

Es más, la situación fue tal que el propio Congreso aprobó un pedido de informes a Conatel a raíz de todo esto. Conatel ya respondió, y esperamos que a la vuelta del receso parlamentario ese informe sea tratado por el pleno de la Cámara de Diputados, porque realmente hay mucha información que avala lo que estamos diciendo y argumentando.

¿Qué ocurre con los servicios financieros?

Tigo está hace casi un año bloqueando puntos multimarca —así les llamamos nosotros, puntos donde se venden servicios móviles de todos los operadores, independientes— de manera que no puedan vender servicios de transferencia de Personal, solamente los de Tigo.

En Paraguay, donde las transferencias de dinero son un componente importante de todas las familias sobre todo en el interior del país, primero se priva a nuestros usuarios la posibilidad de poder utilizar un servicio que Personal les ofrece. Se les priva no por medios competitivos, sino haciendo abuso de lo que se llama poder dominante, una figura contemplada en la reglamentación de Conatel y que está prohibida.

Todo esto tomó mucha notoriedad porque la TV pública emitió en diciembre una investigación independiente donde, con cámaras ocultas, se muestra claramente cómo los puntos de venta de servicios de transferencia de dinero son obligados y presionados por parte de Tigo para no dar el servicio de Personal. El reclamo que hacen esos centros de venta es que quieren ofrecer todos los servicios, pero que los están presionando. Tigo negó esta investigación, sin embargo después otro canal de aire hizo una nueva investigación y corroboró lo que se vio anteriormente, en otra ciudad y otros puntos de venta.

Con estos elementos, hemos presentado dos denuncias: una, en el Ministerio de Industria, en el marco de la Ley de Defensa del Consumidor, para proteger el derecho de nuestros usuarios a utilizar libremente los servicios que hoy tienen, que son los de Personal. La Ley obliga al Estado a defender el derecho del consumidor a elegir el servicio de su predilección.

Por otra parte, hemos presentado una denuncia ante el regulador, Conatel, en el marco de la Ley de Telecomunicaciones y en el reglamento de defensa de la competencia, porque al bloquear los puntos de comercialización del servicio, se está obligando indirectamente a los usuarios de Personal a tener que activar un chip de Tigo para recibir o enviar transferencias. Entonces eso no es un método competitivo, ahí se constituye la figura de poder dominante que está perfectamente tipificado en el reglamento de competencia de Conatel.

Este servicio que ofrece Tigo, ¿no es parte de un acuerdo con una empresa de transferencia de dinero?

Aquí esa empresa no está involucrada. Tanto Tigo como nosotros tenemos acuerdo con otros proveedores, a los efectos de viabilizar este servicio de transferencia de dinero. Nuestro problema no es con terceras firmas. El problema es el intento manifiesto y probado públicamente de Tigo de bloquear los puntos de venta.

En otros países, el marco normativo para ofrecer servicios financieros móviles obliga a los operadores a crear filiales independientes, reguladas por entidades que regulan servicios financieros. ¿Cree que hacen falta en Paraguay más instrumentos legales para la competencia?

Coincido, de hecho Personal está trabajando y colaborando, junto con una gran parte del sector privado, para que se apruebe y promulgue la Ley de Competencia. Por otra parte también estamos colaborando con el Banco Central y la Superintendencia de Bancos que están trabajando en una reglamentación para todos estos servicios financieros sobre plataformas móviles.

Obviamente son servicios nuevos, y muchas veces como pasa en nuestro sector, la tecnología y la innovación van por delante de la regulación. Sin embargo, esa regulación se está trabajando y creemos que dentro de poco vamos a tener más herramientas y también más obligaciones que cumplir. Eso es bueno, porque al final vamos a ganar todos.

Respecto al espectro, Personal ha hecho una solicitud. ¿Qué bandas habían solicitado?

Habíamos solicitado dos bloques de 10+10 MHz en la banda de 1700-2100 MHz (Advanced Wireless Services, AWS), una banda que Conatel, dentro de su plan nacional de telecomunicaciones, definió para la prestación de servicios de datos y de 4G. Allí hay cuatro bloques definidos, hemos pedido dos de ellos, pero lamentablemente nos han rechazado el pedido. No es la primera vez. Ya en 2008 habíamos pedido y también nos rechazó el regulador. Sin embargo, otros pedidos fueron autorizados. Por eso hemos manifestado al actual Gobierno nuestra preocupación por las medidas que se están tomando y porque se pueda afectar la competencia en el sector desde lo regulatorio.

Vox (Copaco) anunció que pronto desplegará una red LTE, y Tigo también está en condiciones de hacerlo. ¿Tiene Personal espectro como para poder lanzar servicios 4G?

La 4G, por sus características, requiere espectro, y mucho. La demanda de espectro crece, la demanda del usuario también, y obviamente que un operador que tenga más espectro que otro y en una situación donde los otros no pueden acceder a más espectro, es una situación complicada. Tanto Claro como nosotros tenemos en este momento menos espectro que Tigo y Vox. Esto es lo que estamos cuestionando, tratando que el regulador y el Gobierno lo entiendan, y reitero que se corrija esta situación a la brevedad posible.

¿Tienen expectativas de alguna licitación o asignación directa de espectro durante 2013?

Amparados en la ley, hemos solicitado que se nos asigne espectro en la banda 1700-2100 MHz bajo la misma figura regulatoria que se les ha asignado a los demás. Por otra parte, Conatel ha lanzado ya el año pasado una consulta pública sobre el pliego para la licitación de esos cuatro bloques en la banda de 1700-2100 MHz. Todos hemos participado y acercado nuestras opiniones, operadores, proveedores, incluso organismos internacionales y regionales. Sin embargo, el anterior Gobierno se fue, este nuevo Gobierno llegó, y por un lado nos rechazan el pedido, pero por otra parte tampoco tenemos ninguna noticia de licitación alguna. Entonces estamos preocupados porque el tiempo pasa y no hay una solución para una situación delicada.

Respecto a la situación general, a pesar de estos problemas, el año terminó mejor de lo que se esperaba. Las expectativas para este año de la economía paraguaya son muy buenas, en esto coinciden analistas nacionales como internacionales. Acaba de realizarse la primera emisión de bonos soberanos del Estado paraguayo en la bolsa de Nueva York con mucho éxito, lo cual avala también estas expectativas positivas, y Personal por su parte, hemos crecido por encima de la media del mercado y este año creemos que ese crecimiento será aún superior. Tenemos proyectos importantes, vamos a seguir invirtiendo y apostando a la competencia y por supuesto que vamos a seguir trabajando para desarrollar los proyectos que tenemos en mente.

Avatar
Lucas Ledesma es un periodista que cubre el sector de telecomunicaciones y tecnologías de la información desde 2004. Ha trabajado y colaborado en diversos medios digitales e impresos relacionados con estos sectores. En abril de 2007, se unió a Tele-Medios como editor de TeleSemana.com.Su formación académica incluye la licenciatura en Comunicación Social de la Universidad Nacional de Quilmes (Buenos Aires, Argentina) y un posgrado en Gestión Estratégica de las Comunicaciones en la Universidad de Belgrano (Ciudad de Buenos Aires, Argentina).

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.