LTE puede estar provocando una “burbuja” en la banda ancha móvil

LTE 3GEn los últimos tiempos nos hemos acostumbrado a hablar de “burbujas” en varios sectores: el inmobiliario, el financiero, el del oro, entre otros. Estas burbujas, antes de serlo, aparecen como milagros de mercado, donde el crecimiento, las inversiones, la creación de empleo aumentan sus constantes vitales, para sufrir una parada súbita cardiaca meses después. Cuando se empezó a hablar de la 4G/LTE en Latinoamérica, tuvimos la sensación de que la región podría estar creando su propia “burbuja” en la banda ancha móvil, por la cual la entrega de nuevo espectro para el despliegue de esta nueva tecnología sería un nuevo grifo abierto por donde se verterían nuevos millones de bonanza.

Sin embargo, el argumento por el cual se ha establecido que Latinoamérica acelera el lanzamiento de nuevas tecnologías móviles puede interpretarse, por los más optimistas, como un acercamiento “real” al nivel de vida de los mercados maduros. De ser así, no es difícil defender que existe una necesidad de acelerar el despliegue de nuevas tecnologías como LTE que, en condiciones tradicionales, deberían tardar por lo menos dos años más en ser lanzadas en los mercados latinoamericanos. Si, por el contrario, nos encontráramos en el lado más conservador del debate, la celeridad en querer desplegar LTE no estaría justificada, porque Latinoamérica, aún acercándose a mercados como los europeos o norteamericanos, sigue estando lejos de contar con patrones de demanda que impulsen a inversiones millonarias en espectro y nueva infraestructura.

Si se analizan los tiempos de los despliegues 3G, se podría comprobar que la cobertura y alcance 2G era casi total en la mayoría de mercados, y la 3G venía a ser un paso natural dada la madurez de las redes 2G. Pero con LTE, su arribo se produce cuando la cobertura 3G aún no cubre todos los rincones de los países y, por lo tanto, no cabe otra conclusión que pensar que la entrada de una nueva tecnología, más potente pero redundante, —ya que LTE se implementará en lugares donde ya hay 3G— sólo puede provocar el descuido de la 3G. Y el descuido de la 3G e inversión en LTE sólo puede provocar una mayor brecha digital en el segmento de la banda ancha móvil en los mercados de la región.

Brasil podría mostrarse como el claro ejemplo de lo que puede llegar a suceder cuando se generan todas las condiciones para crear una “burbuja” en el sector móvil. Una Copa del Mundo y una licitación de espectro con obligaciones exigentes para poder satisfacer una demanda muy puntual en 2014 de usuarios provenientes de muchos mercados donde LTE ya será una realidad son suficientes para poner en alerta al sector. Los últimos datos muestran algo que ya se alertaba en 2012: la cobertura 3G se ha estancado, mientras que la de LTE avanza, pero avanza sólo en lugares estratégicos donde la inversión es recuperable y donde posiblemente ya existen ofertas de banda ancha fija y móvil.

Según datos de la consultora brasileña Teleco, la cobertura 3G no está creciendo. Vivo (Telefónica), por ejemplo, no ha expandido su red 3G desde marzo y sigue siendo el operador con mayor número de municipios cubiertos por la tecnología. Claro (América Móvil), cuya red 3G no cubre ni la mitad de municipios que cubre la red de Vivo, tan sólo aumentó su red a cuatro municipios en el mes de mayo. Cuatro también es el número de localidades en las que se expandió la cobertura 3G de TIM (Telecom Italia) por ocho de Oi en el mes de mayo; ninguno de estos dos operadores alcanza los 1.000 municipios con su red 3G.

Vivo y Claro tienen un acuerdo para compartir infraestructura 3G y 4G que ya ha sido aprobado por el ente regulador, mientras que TIM y Oi cuentan con un acuerdo para compartir sus redes LTE, no así las redes 3G.

Y mientras las redes 3G no crecen, las redes LTE sí. Según Teleco, Vivo ya cubre 16 ciudades, Claro 12, y Oi y TIM seis.

Esta situación de Brasil es muy posible que se dé en varios países donde se va a licitar espectro para LTE, o donde los operadores ya han lanzado la tecnología. Países como Bolivia o Paraguay han anunciado lanzamientos tímidos, cuando el desarrollo de la 3G aún tiene bastante recorrido. Es más, incluso —como han argumentado algunas consultoras— los operadores podrían haber destinado las inversiones en nuevo espectro e infraestructura LTE a actualizar sus redes a HSPA. Porque queda claro que los operadores no pueden invertir en todo a la vez.

Esta situación de despliegues por zonas urbanas pudientes provocará, casi con toda seguridad, un descuido en zonas rurales que aún ni siquiera tienen cobertura 3G. Y si la brecha digital se mide por la diferencia en el acceso entre un usuario con LTE y otro con GPRS/EDGE, la llegada de la primera tecnología sólo puede interpretarse como un incremento en esta brecha.

Incluso, se podría argumentar, como también se ha visto en el propio Brasil, que los operadores deben mejorar sus redes para elevar la calidad de servicios básicos como los de voz. En países de la magnitud de Argentina, por ejemplo, las quejas por llamadas caídas son tan habituales que pareciera que los usuarios ya están acostumbrados.

Todos estamos de acuerdo en que el acceso a datos ayuda al crecimiento de los países siempre y cuando este acceso esté bien repartido. La llegada de LTE, más rápido de lo normal, podría interpretarse como una especie de burbuja, donde se intenta vender una solución a un problema cuya solución ya se estaba tratando con la 3G/HSPA. Sólo cabe esperar que esta percepeción de “burbuja” sea un delirio de nuestro equipo editorial.

Rafael A. Junquera
Cuenta con más de 16 años de experiencia cubriendo el sector de las telecomunicaciones para América Latina. El Sr. Junquera ha viajado constantemente alrededor del mundo cubriendo los eventos de mayor relevancia para la industria en América, Europa y Asia. Su experiencia académica incluye un BA en periodismo escrito por la Universidad de Suffolk en Boston, MA, y un Master en Economía Internacional en la misma institución.

1 Comentario

  1. Avatar

    Sin duda se debe primero mejorar la cobertura de todas las areas del país en cuanto a 3g y luego se debe empezar a implementar las nuevas tecnologías.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.