Argentina: contrabando de celulares ya equivale al 30% de los dispositivos que se fabrican en Tierra del Fuego

Los teléfonos que ingresan de forma ilegal a Argentina ya equivalen al 30 por ciento de los dispositivos que se fabrican en Tierra del Fuego, al extremo sur del país, responsable del 98 por ciento de los equipos en el país. El mercado negro mueve 500 millones de dólares y está afectando la actividad de la isla, señaló Federico Hellemeyer, presidente de la Asociación de Fábricas Terminales de Electrónica (Afarte), en diálogo con iProfesional.

Sólo en 2016 ingresó ilegalmente un volumen de 2,5 millones de celulares, mientras que en todo el año pasado habían llegado 1,9 millones y, en 2014, 1,5 millones. Así las cosas, el mercado negro de smartphones se dispara casi 70 por ciento en dos años, indicó el ejecutivo y agregó que las estadísticas de los operadores también alertan sobre esta situación.

Además, apuntó a la procedencia: el número de teléfonos ingresado al país sin declarar por turistas no es significativo, por lo que “los grandes volúmenes responden a las maniobras de organizaciones que viven de esto”. Hellemeyer mencionó dos particularidades del mercado negro. Por un lado, dijo, se está registrando la entrada de equipos con doble PIN, que permite tener dos números de teléfono en la misma unidad, y que en Argentina aún no se comercializan porque no están homologados. Lo mismo ocurre con la presencia de teléfonos Apple y iPhone, que aún no se venden oficialmente.

Según datos de la Aduana, el valor unitario promedio de los celulares que ingresan es de 196 dólares, sin contabilizar la posterior ganancia obtenida por el comercio minorista. Ingresan unidades de todas las gamas y Samsung, LG y Motorola figuran entre las compañías más perjudicadas —dominan el mercado legal en igual orden: Samsung, 40 por ciento; LG, 20 por ciento y Motorola, 11 por ciento—.

Hace dos meses, el ministerio de Comunicaciones, el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) y representantes de los operadores móviles se reunieron para evaluar acciones para la identificación de equipos móviles en el país y evaluaron la opción de crear un registro de líneas celulares.

El contrabando de equipos no es un problema propio de este país, sino una situación que preocupa cada vez más a la región, junto al robo y hurto de dispositivos. Reguladores de diferentes países, como Colombia, trabajan en la verificación y homologación de equipos con el fin de evitar la comercialización ilegal y, al mismo tiempo, sacar de circulación equipos denunciados.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.